Espectáculos

Pongamos que hablo de...

Anoche soñé contigo

(ARCHIVO)

(ARCHIVO)

GABRIEL ACOSTA

 

Con casi la mitad del año transcurrido, puedo más o menos adelantar que el artista que más he escuchado en este 2022 y que encabezará mi conteo de Spotify es Kevin Johansen. Llevo algunos años escuchándolo pero nunca me había identificado tanto con él como en este, además de encontrar mucha sabiduría, humor, ligereza, optimismo y buena onda en sus canciones.

Me habría encantado estar más consciente de su música una década atrás, cuando ofreció un concierto gratis en la Plaza Mayor pero si todo marcha bien, ya tendré oportunidades más adelante para disfrutar de su show en vivo.

La música de Kevin no tiene género, él mismo constantemente aclara que es "desgenerada" e intentar etiquetarla resulta una tarea imposible pues abarca el folk, rock, jazz, además de muchos ritmos latinoamericanos como bachata, tango y cumbia.

No podría yo asegurar que Johansen es un artista ambicioso sino que es alguien que a lo largo de casi tres décadas de trayectoria se ha esforzado más en pasarla bien, de bailar y de disfrutar y de divulgar un estado de fiesta y felicidad en quien lo escucha. Ojo, no se confunda simpleza con falta de profundidad, pues las letras de Kevin están cargadas con mucha enseñanza de un tipo que nació en Alaska, hijo de padre estadounidense, que pasó su infancia entre Argentina y Estados Unidos.

Uno de sus temas más conocidos, La Cumbiera Intelectual, relata el enamoramiento hacia una chica que además de su gusto por la cumbia, le gusta hablar de psicólogos como Karl Jung, Sigmund Freud y Jacques Lacan, además de citar a escritores y pintores como Anais Nin, Henry Miller y Pablo Picasso, "cuando intenté arrimarle mi brazo, se puse a hablar de Miller, de Anais Nin y Picasso, y si osaba intentar robarle un beso, se ponía a leer de Neruda unos versos".

Apenas hace una semana, Kevin Johansen publicó su álbum más reciente Tú Ve, una colección, en su mayoría de covers y algunos temas propios, que incluye colaboraciones con artistas como Natalia Lafourcade, Jorge Drexler, Silvia Pérez Cruz, Wiranda Johansen y hasta David Byrne, líder de los Talking Heads.

Si algo tienen en común los álbumes de Johansen es la sencillez que producen al melómano para escucharlo, música ligera y digerible. Además, este nuevo álbum está concebido desde la idea de una zona de confort, al contrario de ese concepto que escuchamos todo el tiempo de salir de ella y de buscar la incomodidad. Sin embargo, el músico reconoce que existe una responsabilidad de reversionar de manera digna temas de otros artistas.

En este disco en particular se me han quedado resonando en la cabeza cuatro temas: A Little Respect, cover de Erasure; Suzanne, cover de Leonard Cohen, junto a Jorge Drexler; Perfect Day, cover de Lou Reed, con Wiranda Johansen; y por último, su nueva versión de Anoche soñé contigo, ahora con David Byrne, quien la adaptó al inglés.

Es justo en este tema donde quisiera detenerme un poco. Anoche soñé contigo te lleva indudablemente a soñar, a volar un poco y a redimensionar los problemas de la vida. "Qué lindo que es soñar, soñar no cuesta nada, soñar y nada más".

Hay que celebrar el acercamiento entre dos músicos que vienen de lugares opuestos. David Byrne es un melómano obsesivo que conoce la música de todo el mundo y su voz en el tema de Johansen te transporta hacia un sueño cumplido.

Twitter: @gaboacosta89

Escrito en: Pongamos que hablo de Kevin Johansen Johansen, Kevin, música, Anoche

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Espectáculos

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

(ARCHIVO)