Sucesos

Sufre un infarto estando hospitalizada y la ayuda llega casi una hora después

Tuvo que llamar al número de emergencias para que la asistieran

La atención médica tardó tanto, que sufrió varias lesiones neurológicas. (INTERNET)

La atención médica tardó tanto, que sufrió varias lesiones neurológicas. (INTERNET)

DIANA ALCÁNTARA

Una mujer española sufrió daños neurológicos severos e irreversibles a causa de que, al sufrir un paro cardíaco estando hospitalizada, tardó mucho para que alguien del personal médico se apareciera para ayudarla.

Ahora, la Consejería de Sanidad de la comunidad autónoma de Castilla y León indemnizará a la afectada con 600 mil euros, 14 millones y medio de pesos, según lo decidió el tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

En julio de 2016, Concepción, de 62 años, fue ingresada al Hospital Río Hortega, en Valladolid, donde le realizaron una traqueotomía luego de operarla por un tumor. Durante la madrugada comenzó a quedarse sin aire, así que su cuidadora, contratada por su familia para velar por las noches, pulsó el timbre de aviso para llamar a las enfermeras, pero éste no sonó.

La cuidadora fue en persona a buscar ayuda, pero el puesto de enfermeras estaba vacío. Luego de insistir 14 veces con el timbre de ayuda, la cuidadora llamó al número de emergencias desde el teléfono de la habitación. Este servicio de ayuda notificó al hospital y finalmente llegó una enfermera con la paciente. Un tapón mucoso en el tubo de la traqueotomía había impedido a Concepción respirar y provocó un paro cardiorrespiratorio.

Desde que comenzó a sentirse mal hasta que llegó la ayuda, pasaron 40 minutos, tiempo en que la insuficiencia de oxígeno al cerebro provocara severas lesiones neurológicas a la paciente.

Emma Pallardó, abogada de la víctima, insiste que de no ser por la cuidadora, de no haber llamado al número de emergencias, su cliente no estaría viva. El hospital a su vez dice que lo ocurrido fue provocado por un fallo en la trasmisión de la urgencia por parte de la cuidadora. El juez que atendió el caso por su parte, señala una relación directa entre la falta de atención del personal médico y las secuelas de salud que sufrió la mujer. "Se ha quedado sin vida porque es dependiente para todo. No puede hacer nada por sí misma. [Las secuelas] le impiden comer hasta por sí misma", comenta Pallardó.

Escrito en: paciente Infarto indemnización ayuda,, número, personal, llegó

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Sucesos

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

La atención médica tardó tanto, que sufrió varias lesiones neurológicas. (INTERNET)