Policiaca

Sacerdote ebrio vuelca su vehículo en carretera a Gómez Palacio

Fue rescatado por Bomberos y elementos de Protección Civil

El conductor no sufrió lesiones graves, por lo que no ameritó ser trasladado a un hospital. (EL SIGLO DE TORREÓN)

El conductor no sufrió lesiones graves, por lo que no ameritó ser trasladado a un hospital. (EL SIGLO DE TORREÓN)

EL SIGLO DE TORREÓN

Sacerdote al volante de un automóvil Nissan volcó al circular por la carretera Gómez Palacio la tarde del domingo y por suerte no sufrió lesiones graves. Autoridades informaron que el presbítero se encontraba ebrio.

El director de Protección Civil, José Miguel Martínez, informó que a las 14:54 horas recibieron el reporte sobre un accidente en la citada carretera federal, a la altura del poblado El Vergel, donde se trasladaron los cuerpos de rescate.

Ebrio conductor termina prensado y lo hospitalizan en Saltillo

TAMBIÉN LEE Ebrio conductor termina prensado y lo hospitalizan en Saltillo

Tras conducir a exceso de velocidad

En el lugar indicado se encontraba el automóvil Nissan color rojo con placas de Durango y dentro del vehículo estaba el conductor, de nombre Feliciano Martínez Lozano, de 45 años de edad, el cual fue rescatado por los Bomberos y elementos de Protección Civil.

El conductor, quien se encontraba bajo los efectos de las bebidas alcohólicas, manifestó a las autoridades que perdió el control del volante y se salió del camino, terminando volcado, y por suerte no sufrió lesiones que ameritaran ser trasladado al hospital; solo fue atendido por los paramédicos de Cruz Roja que acudieron al llamado.

El conductor fue trasladado por los elementos de la Dirección de Seguridad Pública y Protección Ciudadana por el estado de ebriedad.

Escrito en: accidentes viales Gómez Palacio conductor ebrio Protección, encontraba, carretera, elementos

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Policiaca

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

El conductor no sufrió lesiones graves, por lo que no ameritó ser trasladado a un hospital. (EL SIGLO DE TORREÓN)