Nacional

Fosas clandestinas

Jalisco suma 100 fosas en dos años y siete meses

El punto más crítico de este periodo fue el 2020, cuando de 27 hoyancos extrajeron 591 cadáveres

El problema de almacenamiento de cadáveres podría resolverse de contar con un Panteón Forense. (ARCHIVO)

El problema de almacenamiento de cadáveres podría resolverse de contar con un Panteón Forense. (ARCHIVO)

EL SIGLO DE TORREÓN 12 de agosto de 2021

En Jalisco, en 2 años y 7 meses, las autoridades encontraron 100 fosas en donde criminales enterraron a mil 191 personas, según los datos compilados en la Plataforma de Seguridad del Estado. 

Según el diario Reforma, se trata de 100 panteones criminales, 15 de los cuales fueron descubiertos entre enero y julio de este año, que mantienen saturados los Servicios Médicos Forenses del Estado y en la incertidumbre a miles de familias que buscan a un pariente desaparecido. 

El año más crítico de este periodo fue el 2020, cuando de 27 hoyancos extrajeron 591 cadáveres de personas y, de acuerdo con informes forenses y de la Fiscalía, se trata de cuerpos seccionados, en ocasiones en avanzados estados de descomposición, e incluso ya sólo como osamentas. 

Estas condiciones en las que los cadáveres son dejados y recuperados por las autoridades complica su identificación oficial y entrega a los familiares, pues los peritos deben practicar y esperar los resultados de decenas de pruebas genéticas, para poder vincular las secciones de los restos. 

Se ha documentado este proceso de revictimización, el caso más reciente fue el de Javier Ángel, desaparecido el 14 de mayo de 2019 e ingresado al Semefo tres días después, pero su madre lo siguió buscando con vida porque nadie le avisó que se encontraba ya en la morgue. 

Aunque regularmente iba a preguntar por novedades sobre el paradero de su hijo, la madre se enteró de que el cuerpo estaba en el Semefo hasta abril de 2021, gracias a un colectivo, Huellas de Amor, que detectó que una persona con las características de Javier había sido ingresada desde hace dos años. 

El cuerpo estaba segmentado y la falta de coordinación entre la Fiscalía y el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses se evidenció cuando perdieron un oficio para poder hacerle la entrega del cuerpo. 

Cuestionada sobre los avances en la investigación para dar con quienes lo asesinaron, la Fiscalía se limitó a decir que las indagatorias iban avanzadas. 

En general, los reportes de detenidos y vinculados a proceso por delitos en materia de inhumación y exhumación son escasos. Desde el inicio de la Administración, en diciembre de 2018, apenas se ha dado cuenta de la captura y vinculación a proceso de cuatro personas por este tipo de ilícitos, pero dos de ellas fueron por un caso en 2007, y los otros dos capturados fueron por un caso reciente. 

Fue el 10 de junio que los sospechosos fueron sorprendidos con un cadáver envuelto en plástico, así como con cuatro bolsas con restos humanos, que correspondían a otras dos personas. 

Se informó que la Fiscalía había detectado y extraído cadáveres de fosas en 39 de 42 meses, es decir, sólo durante 3 meses la institución no había detectado y extraído cuerpos de panteones criminales. 

Parte del problema de almacenamiento de los cadáveres exhumados de estas 100 fosas podría resolverse si la entidad contara ya con un Panteón Forense, pues el plan de instalarlo data al menos desde diciembre de 2013. 

Sin embargo, los vecinos se han quejado tras los anuncios de que se instalará un cementerio de este tipo, lo que al menos pasó en Magdalena, Tonalá y Atotonilco, este último Municipio fue la más reciente propuesta de ubicación, pero a la fecha el instituto no ha hecho algún anuncio. 

También está pendiente el lanzamiento del Centro Jalisciense de Identificación Humana, un equipo especializado en búsqueda e identificación de personas, y que apenas fue anunciado el 7 de julio por el Gobernador Enrique Alfaro, tras una reunión con la Comisión Nacional de Búsqueda.

Noticias relacionadas

TENDENCIA

+ LEÍDAS

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Nacional

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

El problema de almacenamiento de cadáveres podría resolverse de contar con un Panteón Forense. (ARCHIVO)