Coahuila

Raúl Vera

Desaparecidos estuvieron 'presentes' en despedida de Raúl Vera como obispo de Saltillo

En los bancos se colocaron fotografías de personas asesinadas y desaparecidas

La Catedral de Saltillo lució con pancartas de los desaparecidos de Coahuila, los cuales eran apoyados por Raúl Vera.

La Catedral de Saltillo lució con pancartas de los desaparecidos de Coahuila, los cuales eran apoyados por Raúl Vera.

LUCÍA PÉREZ PAZ 30 de enero de 2021

En la despedida de Raúl Vera como obispo de Saltillo, entre los invitados que asistieron a la toma de posesión en Catedral de Santiago, fueron colocadas fotografías de personas desaparecidas en Coahuila.

Raúl Vera, dedicó su trabajo en la Diócesis de Saltillo a la protección de derechos humanos de grupos vulnerables como desaparecidos, migrantes, prostitutas, y comunidad gay. Este trabajo le valió una nominación al Premio Novel de la Paz en 2012.

Hoy, una de sus preocupaciones es el apoyo a estas comunidades por las que tanto lucho. Su sucesor ha indicado que trabajará de manera ardua.

En la toma posesión canónica como séptimo obispo en Saltillo, Raúl Vera fue despedido con un lleno total en la Catedral. En los bancos se colocaron fotografías de personas asesinadas y desaparecidas en la entidad.

En sus 45 años de trabajo, Raúl Vera, estuvo del lado de las causas relegadas en el poder y junto a madres y familiares de desaparecidos encabezó búsquedas de cuerpos, marchas y reuniones con autoridades de todos los niveles de gobierno. Ayer, así lo despidieron: con las fotos de quienes él siempre acompañó.

Vera López fue obispo de Saltillo desde el año 2000. Y con 75 años de edad se convierte en obispo emérito y uno de los más influyentes en el mundo.

Vera llegó a Saltillo con ideas innovadoras, tras su paso por la diócesis de San Cristobal de las Casas, donde trabajo junto Samuel Ruiz. La comunidad saltillense le ha mostrado su gratitud por permanecer juntos a ellos en los momentos más dolorosos de la historia reciente de México como lo fue el exigir justicia para las familias de desaparecidos.

Así como para las familias de mineros de Pasta de Conchos y prostitutas de la región centro.

Su camino por la pastoral no fue sencillo.

El estar cerca de las causas más sensibles de la población le costó amenazas de muerte.

Raúl Vera no se despide del todo. Ha prometido no quedarse callado ante las injusticias.

Noticias relacionadas

TENDENCIA

+ LEÍDAS

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Coahuila

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

La Catedral de Saltillo lució con pancartas de los desaparecidos de Coahuila, los cuales eran apoyados por Raúl Vera.