Coahuila

Coahuila avanza al cuarto año de Riquelme, pero hay pendientes

El mandatario se ha enfrentado a distintos retos durante su administración como la pandemia, la seguridad, la 'megadeuda' y obras pendientes

La coordinación en seguridad ha impedido la entrada de distintos grupos criminales a Coahuila.

La coordinación en seguridad ha impedido la entrada de distintos grupos criminales a Coahuila.

ROBERTO ITURRIAGA 30 de noviembre de 2021

Contrastes y proyectos destacan al cierre del cuarto año de trabajo de Miguel Riquelme como gobernador de Coahuila, especialmente con la Comarca Lagunera, región de la que es originario. El Siglo de Torreón realiza un balance respecto a los resultados que ofrece el mandatario en el marco de la entrega de su más reciente informe de gobierno al Congreso del Estado.

PANDEMIA

Sin duda, el análisis inicial gira en torno al manejo de la pandemia durante este 2021, el cual se fundamentó en el equilibrio entre diversos factores como la reactivación económica y el cuidado a la salud de los coahuilenses. En este caso se debe considerar también lo ocurrido en 2020 que se ha prolongado en casi todos los ámbitos y con impacto en el desarrollo de las políticas públicas estatales.

Desde que se registró el primer contagio de SARS-CoV-2 (COVID-19) en la entidad y hasta el fin de semana pasado han perdido la vida por ese virus, según cifras de la propia Secretaría de Salud estatal, más de 7 mil 570 coahuilenses y contando. Han sufrido contagios más de 99 mil 700 personas en todas las regiones y ello implicó acciones específicas de acondicionamiento hospitalario, atención inmediata, aplicación de pruebas de detección del virus y seguimiento posterior, entre muchas otras acciones.

De lo anterior se puede señalar que fue el Gobierno de Coahuila el que concentró la mayor cantidad de dichos servicios y que evitaron una mayor cifra de fallecimientos, no obstante cuestiones como la coordinación con el Gobierno federal y especialmente en los procesos de vacunación, no estuvieron exentas de conflictos públicos que derivaron en afectaciones a la ciudadanía, especialmente de los más vulnerables.

El equipamiento en los hospitales, así como el apoyo general al personal de salud en toda la entidad se mantuvieron de forma regular en la regiones en las que se fueron teniendo mayores hospitalizaciones. En este 2021 destacaron las regiones Sureste y Laguna y con la llamada "tercera ola", en la cual además se registró una reconversión de espacios debido a la baja en la estadística de personas enfermas, de nueva cuenta el reto será hacer frente al aumento de casos, hospitalizaciones y fallecimientos que se vienen registrando en últimas semanas, lo que ha llevado a Coahuila de regreso al color amarillo en el Semáforo Epidemiológico Nacional; la tarea no es menor, toda vez que es necesaria una reingeniería operativa y financiera para solventar las necesidades de salud que implica una pandemia.

Posiblemente, la mayor carencia dentro del tema de coordinación sanitaria recayó en la región lagunera, en la cual no se han podido homologar acciones entre Coahuila y Durango, pese a que los mandatarios de ambas entidades se expresan amistad y disposición a la colaboración públicamente, las políticas sanitarias han estado lejos de ser uniformes en la llamada Zona Metropolitana de la Laguna, por supuesto, ello deriva en un mayor impacto del virus por los ámbitos públicos que se dejan de cubrir conjuntamente.

FINANZAS

Dentro de los retos que siguen sin resolverse y que no son menores está el de la actividad financiera, en términos generales Coahuila sigue pagando, sin mayores avances, la llamada "megadeuda" que data del gobierno de Humberto Moreira (2011), la cantidad a pagar al cierre del año pasado era de más de 43 mil millones de pesos, de los cuales 38 mil 340 millones son a largo plazo y han puesto a la entidad, desde 2011, en una posición de compromiso operativo de cara al futuro.

Es el estado, con el nada honroso primer lugar nacional en tener el plazo más largo para el pago total de una deuda pública, se tienen 23 años para liquidar esa carga y teóricamente, considerando que no se vuelvan a solicitar mayores créditos, algo que se anticipa complejo debido a la propia actividad de la función pública. Coahuila ocupa además el "top 4" con la deuda per cápita más alta (11 mil 971 pesos) después de Nuevo León (15 mil 192 pesos), Quintana Roo (13 mil 735 pesos) y Chihuahua (13 mil 360 pesos).

Análisis recientes estiman que se pagan aproximadamente 12 millones de pesos diarios de los coahuilenses en abonos a la "megadeuda", toda vez que se tiene una tasa del 6.2 por ciento, considerablemente mayor a la nacional que es de 4.7 por ciento.

A las complicaciones propias que enfrenta la actividad financiera de Coahuila se le suman los recortes federales que ha sufrido desde el año 2018, con la entrada del presidente Andrés Manuel López Obrador. Según el propio gobernador Riquelme la Federación ha dejado de entregar unos 17 mil millones de pesos hasta la fecha, esto entre participaciones, fideicomisos y fondos para obras específicas que podrían detonar la reactivación económica, ello no cambiará en 2021 con el Presupuesto de Egresos Federal que aprobó ya la Cámara de Diputados y que el propio Riquelme considera como "castigo".

La relación política entre el gobernador coahuilense y el ejecutivo federal no pasa por su mejor momento, como con casi todos los gobiernos locales que Palacio Nacional considera de oposición. Hasta este mes de noviembre la única obra federal de alto calado anunciada para beneficio de la entidad es Agua Saludable para La Laguna, de la cual tampoco se registran avances considerables en materia de infraestructura.

OBRA PÚBLICA

Y precisamente respecto a la obra pública, la Comarca Lagunera sigue a la espera de que aterricen diversos proyectos de parte del Gobierno de Coahuila, el principal y más evidente sigue siendo el Metrobús Laguna, obra que tiene un lustro desde que se arrancó su construcción y que hasta el momento no tiene un modelo de negocios. Aunque autoridades estatales argumentan que recientemente la pandemia derivó en un desplome de aforos del transporte público, lo cierto es que desde antes de 2020 no se habían logrado los acuerdos necesarios con los transportistas, punto toral para el sistema propuesto ya que ningún otro autobús transitaría por el bulevar Revolución y sin esta limitante no funcionaría, como sucede en otras ciudades donde hay sistemas similares. Huelga abundar que no hay avances en las edificaciones de las terminales principales del sistema, a la fecha siguen siendo "obra negra".

Para este año, el gobernador Riquelme ha anunciado proyectos concretos con recursos del Impuesto Sobre Nóminas para la ciudad de Torreón. Se adelantó que iniciarían trabajos del desnivel de Villa Florida y del Sistema Vial Cuatro Caminos, entre otros; las reuniones fueron escasas y finalmente se detalló que los avances al respecto habían sido en materia de licitaciones, por lo que será hasta 2022 cuando se puedan arrancar esos proyectos y mediante la modalidad de Asociación Público-Privada.

De la misma forma quedaron en ese estatus las obras relacionadas al llamado Corredor Económico del Norte, obras carreteras que servirán para conectar el puerto de Mazatlán con la frontera de Coahuila con Estados Unidos; teóricamente estos proyectos serían de impacto concreto en términos de conectividad y modernidad, no obstante se cierra este año nuevamente con el compromiso de resolver lo pendiente, con las salvedades que el Gobierno federal pone, dado que no está entre sus prioridades.

Dentro de lo destacable en materia de obra para La Laguna se deben mencionar la reciente apertura del Parque Ecológico de las Noas, espacio con un potencial de mayor atracción turística y que, junto al Teleférico y el propio Santuario de las Noas, puede brindar un atractivo a la ciudad y su actividad social.

SEGURIDAD

Posiblemente la seguridad pública es el aspecto que mayores resultados positivos puede destacar el mandatario Riquelme. En este 2021 se tuvieron diversos intentos de grupos criminales por ingresar al territorio estatal mediante las brechas de la frontera con Tamaulipas y Nuevo León, el mayor precedente fue lo ocurrido en Villa Unión, en 2019, cuando se atacó a la presidencia municipal y elementos estatales repelieron la agresión, desde entonces se siguen contando intentos similares y que han derivado en bajas y detenciones de parte de los civiles armados, aunque lamentablemente también en las fuerzas de seguridad.

En ese sentido la coordinación interestatal, así como el apoyo del Ejército Mexicano y los Mandos Regionales, han podido confirmar que se trata de esquemas efectivos contra los embates de los grupos criminales, especialmente en la zona fronteriza del noreste. En la Comarca Lagunera el Mando Especial de La Laguna mantiene su inercia de indicadores delictivos a la baja en los últimos años, especialmente en materia de delitos de alto impacto y de los patrimoniales que afectan en ambos lados del río Nazas.

Riquelme Solís ha sido claro respecto a su intención de mantener la inversión en ese rubro en toda la entidad, especialmente en la adquisición de mayores cámaras de videovigilancia en espacios públicos, equipamiento y armamento para los efectivos de la Policía Estatal.

Posiblemente el saldo menos destacable para la Comarca Lagunera en ese tema se sitúa en Francisco I. Madero, municipio en el que se han tenido desencuentros con la autoridad municipal respecto al tema del esquema de seguridad regional; con otros municipios como San Pedro, Viesca, Matamoros y Torreón la coordinación ha sido con mayor fluidez y sin mayores conflictos.

De esa forma Miguel Riquelme se dispone a iniciar su quinto año al frente del Gobierno de Coahuila con los retos que representan la pandemia, la relación con el Gobierno federal y los recursos financieros para ejecutar sus políticas en favor de la población, especialmente con la población de Torreón y de La Laguna que esperan la cristalización de los grandes proyectos prometidos.

7,575

PERSONAS

HAN PERDIDO LA VIDA POR COVID-19 EN COAHUILA DESDE QUE INICIÓ LA PANDEMIA.

HAN PERDIDO LA VIDA POR COVID-19 EN COAHUILA DESDE QUE INICIÓ LA PANDEMIA.

12

MILLONES

de pesos diarios de los coahuilenses se pagan en abonos a la megadeuda.

Noticias relacionadas

TENDENCIA

+ LEÍDAS

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Coahuila

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

La coordinación en seguridad ha impedido la entrada de distintos grupos criminales a Coahuila.