Cultura

Cantan pastorela en voz cardenche

Los Cardencheros de Sapioriz ofrecieron un recital en la plaza principal de Lerdo

Tradición. Fidel Elizalde, Cheto Chavarría, Ofelia Elizalde y Guadalupe Salazar mantienen viva la tradición de Sapioriz. (EL SIGLO DE TORREÓN / Saúl Rodríguez)

Tradición. Fidel Elizalde, Cheto Chavarría, Ofelia Elizalde y Guadalupe Salazar mantienen viva la tradición de Sapioriz. (EL SIGLO DE TORREÓN / Saúl Rodríguez)

SAÚL RODRÍGUEZ

El quiosco de la plaza principal de Lerdo alberga un nacimiento. El heno cubre los barandales de la estructura. Series de luces recorren sus techos y caen por las escaleras. El escenario, bajo un cielo decembrino nublado, fue el idóneo para disfrutar de la pastorela Cardenche.

Tras amenizar con un baile folclórico de mujeres de Sapioriz y una presentación de rap acardenchado por parte de jóvenes duranguenses, Fidel Elizalde, Ofelia Elizalde, Guadalupe Salazar, Cheto Chavarria e Higinio Chavarria, subieron las escaleras del quiosco, se plantaron frente al pesebre y liberaron sus voces, al tiempo que portaban sus bastones de pastores, envueltos en papel china y adornados con flores artificiales. Con ellos marcaron el ritmo golpeándolos contra el suelo.

Gerardo Iván García Colmenero, presidente de Culturas Populares, señaló que el evento se realizó con la intención de compartir los cantos de pastorela que se realizan en Sapioriz, Durango. En ese pueblo, la tradición de este canto navideño se realiza el 24 de diciembre y el 6 de enero. Los feligreses recorren el pueblo, de casa en casa, pidiendo posada.

"La intención de los cardencheros, desde hace algunos años, era venir a compartirla aquí en el centro de lerdo", dijo.

La pastorela cardenche ha sido una tradición que poco a poco se ha ido perdiendo. Inicialmente se trata de una puesta de teatro popular, conformada de diálogos y después de cantos. "Se ha ido perdiendo, las generaciones nuevas no lo están realizando. Ya solamente quedan los cantos".

A finales de 2016, los Cardencheros de Sapioriz grabaron un álbum de pastorelas, esto en el Teatro Nazas, pero por cuestiones presupuestales apenas verá la luz en las siguientes semanas. El álbum incluye canciones como De la real Jerusalén, Al paso ligero, Canto de los pajarillos, El arrullamiento, Las mañanitas, Cielo soberano y El despedimiento.

"En el Recinto del Canto Cardenche, además de trabajar el canto cardenche, también trabajan el baile folclórico (que ya se presentó), el rap cardenche y otras actividades como manualidades y artesanías".

RESCATE DE UN LEGADO

/media/top5/1262836jpeg.jpeg

Tras finalizar la presentación, don Fidel Elizalde agradeció a los presentes que disfrutaron del acto de la pastorela, una tradición que, en sus palabras, es muy añeja y pretende que no se pierda. "Queremos seguirle dando continuidad. Es un regalo, es una herencia que nos dejaron nuestros padres. Nosotros no hemos querido que esto se pierda. Nosotros no hemos querido que esto se acabe."

Añadió que los cardencheros tratan alentar a los niños para que se percaten de la existencia de estas tradiciones, las cuales son muy añejas y provienen de sus antepasados; de sus abuelos y bisabuelos.

"Esperamos que no sea la última vez que se nos invite a Lerdo, a nuestro municipio. Nosotros vamos a continuar enseñándole a los niños, a los jóvenes, hasta donde se pueda, ¿verdad? Hasta donde podamos nosotros. Y tenemos una tarea de seguir invitando a los jóvenes, a los niños, a que se reúnan; ahora hay ya jóvenes que están aprendiendo. Nosotros empezamos con esto y de allí saltamos a la canción cardenche, y hemos andado por muchas partes, nos ha dado satisfacciones muy grandes. El canto también es una tradición muy añeja, es una herencia también que dejaron nuestros abuelitos", concluyó.

Escrito en: pastorela, esto, tradición, Nosotros

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Cultura

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

Tradición. Fidel Elizalde, Cheto Chavarría, Ofelia Elizalde y Guadalupe Salazar mantienen viva la tradición de Sapioriz. (EL SIGLO DE TORREÓN / Saúl Rodríguez)