Dolor sexual femenino: un mal agravado por la vergüenza, El Siglo de Torreón
27 de septiembre de 2021. notifications
menu desktop_windows
Doctor en casa - Sexualidad

Dolor sexual femenino: un mal agravado por la vergüenza

Cientos de mujeres sufren en silencio, sin saber que pueden mejorar y disfrutar plenamente de su cuerpo

JAVIER FERNÁNDEZ ROMERO
TORREÓN, COAH, domingo 12 de septiembre 2021, actualizada 11:24 am

Enlace copiado

Uno de los temas más frecuentes en la salud sexual femenina, es el dolor a la hora de tener relaciones. El problema principal es que no todas sienten la seguridad de hablarlo y como consecuencia, se alejan dela posibilidad de disfrutar de uno de los placeres de la vida: el sexo. Alejandra Meléndez, fisioterapeuta certificada en dolor sexual femenino, como mujer dedica su vida a ayudar a quienes sufren este padecimiento y en su experiencia, la vergüenza y el miedo son los principales enemigos del diagnóstico. “Cuando tienes un dolor que consideras “diferente”, se crea una inseguridad. Hay bastantes pacientes que llegan a hacerme la misma pregunta ¿es normal? y la respuesta varía para todas, pues el problema no siempre se presenta de la misma manera”.

“Hay quienes han visitado dos o tres ginecólogos y siempre obtienen la misma respuesta, sin embargo, las molestias permanecen. El tema del dolor sexual no es algo que podrás encontrar en un estudio de sangre, es algo comprobable únicamente si lo palpas, se necesita palpar los músculos de la vagina”.

UN PROBLEMA PALPABLE

Aunque podría parecer una revisión invasiva, no difiere mucho de las técnicas que usa un ginecólogo en consulta. “Cuando acudes con un especialista te hacen una historia clínica, luego pasas a la camilla para revisión física, te hacen el papanicolau y ultrasonido intravaginal y listo. Pero nunca se pone atención a la musculatura, hay que ir un poco más allá”.

1476122.jpeg

“En la consulta conmigo también hago una historia clínica. Inicio con algunas preguntas del historial médico, carga genética, enfermedades recurrentes y luego pasamos al siguiente nivel. Hablamos de la primera menstruación, el inicio de las relaciones sexuales, si existe dolor con la regla, todo tiene que ver al momento de abordar a un paciente”.

La parte emocional también juega y al momento de dar terapias, Alejandra no trabaja sola, un equipo multidisciplinario la respalda. “Me apoyo con nutriólogos, psicólogos, doctores, para dar la atención y sobre todo, las soluciones que cada caso necesita en particular”.

Además, aunque en primera instancia podría parecer que el dolor sexual femenino solo aparece en mujeres maduras, lo cierto es, que ese no es el caso. “Tengo pacientes en rangos de edad desde los 26 hasta los 65 años o más”, comenta Alejandra.

El método de trabajo de Alejandra es mediante módulos, e inicia enfocándose en los “puntos gatillo”. Dentro de la vagina hay músculos que ayudan a las buenas contracciones, el control de esfínteres, el control de orgasmos e incluso, la capacidad de ser multiorgásmicas. Una vez que están identificados tendremos que enfocarnos en mejorar, desinflamarlos, que tengan buena funcionalidad.

1476123.jpeg

CUIDADO CON LOS PRODUCTOS QUE USAS “AHÍ”

El desconocimiento es el factor determinante para un error seguro. En el uso de lubricantes, es importantísimo tener en cuenta los materiales con los que están hechos. “Muchas veces no saben que un lubricante vaginal es muy distinto a uno destinado para la zona anal, es un ph diferente y alterarlo puede provocar la aparición de una infección. Los lubricantes en el área vaginal tienen que ser siempre a base de agua, con ph de entre 3.5 y 4.5 que es el ideal y al ser una zona acuosa, no se recomienda para nada el uso de productos a base de aceite.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA

» Inicia sesión para comentar

EN TENDENCIA
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...