Hablar de la dichosa consulta, El Siglo de Torreón
21 de septiembre de 2021. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Hablar de la dichosa consulta

No hagas cosas buenas...

ENRIQUE IRAZOQUI
viernes 23 de julio 2021, actualizada 7:30 am


Enlace copiado

Unos días atrás un empresario lagunero preguntaba cuál era la razón de que los medios de comunicación le dieran tanto espacio al tema de la próxima consulta popular que se realizará el primero de agosto entrante.

La novedosa figura que se habrá de estrenar en la vida nacional es un ejercicio democrático incluido recientemente en nuestro marco jurídico y persigue, en términos generales, poder preguntarle a la nación entera o a regiones en particular, según sea el caso, acerca de una decisión en específico.

Por ley, cuando se cumplen los requisitos necesarios, la consulta debe ser organizada por el Instituto Nacional Electoral tal como está previsto.

Lo que le parecía casi inadmisible al empresario que preguntaba no era sobre la consulta en sí, sino el fondo de lo que se preguntará al pueblo: "¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes con apego al marco constitucional y legal para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminados a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?".

Con esa confusa pregunta, redactada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación a petición del presidente Andrés Manuel López Obrador, lo que se busca es usar por primera vez la dichosa consulta para enarbolar un tema puramente político, de acuerdo a la agenda del mandatario mexicano, mismo que está escribiendo un nuevo capítulo de la historia de su sexenio, que hasta el momento, según datos duros, está demostrando que lejos quedará en 2024, cuando llegue a su término, de haber alcanzado la transformación que tanto ha prometido.

Así como el empresario preguntó por qué la cobertura mediática, que al final de cuentas se lleva a cabo en los medios nacionales, es sencillamente que el presidente de México tiene de su lado grandes espacios por razones obvias de su investidura, pero además, en el caso particular del licenciado López Obrador, una extraordinaria capacidad para imponer su agenda en la prensa en general, aun cuando sean para estas cosas que no tienen sentido lógico, salvo el de seguir atizando el fuego a sus huestes en pos de mantener su dominio absoluto en la escena política. Es decir, el presidente en realidad está provocando esto solo por política, aunque el pretexto es invocar a la consulta; lo que necesita es seguir contando con elementos para su discurso de siempre de que todos los males que sufre México son producto de lo que se hizo en el pasado y nada tiene que ver lo que ha sucedido desde que él tomó las riendas del país el pasado primero de diciembre de 2018. En esta ocasión, a López Obrador no le parece dispendio gastar 500 millones de pesos para una consulta que nada traerá en conciso para la patria.

Así pues, pasará la consulta y ahora en las mañaneras se contará con las municiones para seguir quejándose de todo lo que hicieron los expresidentes mexicanos cuando estuvieron en el cargo y no para hablar, por ejemplo, de la lenta recuperación económica luego de los peores meses de la pandemia o de los nuevos pobres mexicanos, que han vuelto a esa condición, a merced, claro, de los devastadores daños que infringió el COVID a la economía mundial y por supuesto a la nacional; o que poco importe que más de medio millón de mexicanos hayan muerto por el manejo ideológico y torpe de Hugo López-Gatell (en realidad, un científico reducido a mero lacayo) o que la violencia sigue galopando con fuerza en muchas partes del territorio nacional (que no es el caso de Coahuila y Durango).

Ahí está la respuesta para el empresario que no entendía el espacio que se le daba a la consulta. Este se le da porque la misma ocupa los espacios que deberían ser llenados para cuestionar temas como los del párrafo anterior. Así se puede entender que realmente sí se tiene que hablar de la dichosa consulta.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
HAY 1 COMENTARIOS

» Inicia sesión para comentar

Democrito

vie 23 de jul ...
Con esta columna, nos queda más que clara la línea que este päsquÍn de 2a tiene, especialmente viniendo del director. Este "periodismo" prostituído, carente de toda objetividad ya no tiene cabida en la comunicación del siglo XXI
publicado por: Democrito Nonofyourbuissness

thumb_down 0

EN TENDENCIA
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...