6 lecciones del 6 de junio, El Siglo de Torreón
16 de junio de 2021. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

6 lecciones del 6 de junio

EDGAR SALINAS URIBE
1, martes 08 de junio 2021, actualizada 7:53 am


Enlace copiado

1.- El INE demostró ser una institución confiable, cuyo consejo supo actuar con dignidad y profesionalismo pese a la embestida a la que fue sometido en los últimos meses. Gran parte del éxito de su labor la debe al compromiso ciudadano de quienes dedicaron este domingo seis de junio a recibir, resguardar y contar el sufragio de millones de votantes. El INE salió fortalecido como institución fundamental para la democracia mexicana y su mayor capital son las personas que de manera voluntaria asumen la tarea de hacer que la votación se realice de modo confiable e imparcial en cada casilla instalada.

2.- Deja un grato sabor confirmar la experiencia de confianza ciudadana que emerge en las casillas. Al llegar a nuestro centro de votación y ver que son mujeres y hombres como cualquier otra persona, quizá vecinas nuestras, las que facilitan y garantizan que cada voto puede ser emitido en un clima de libertad y respeto es una experiencia que me atrevo a calificar de ejemplar para muchas democracias en el mundo. Esta característica de las elecciones en México costó muchos años y hasta vidas. Esta práctica es ya una institución que le pertenece más al electorado que al sistema político, de ahí que su defensa sea, en el fondo, una defensa de la condición ciudadana y los derechos políticos elementales.

3.- La política es diálogo, compromisos y construcción de acuerdos. Este trinomio que parece elemental no siempre está presente en la cabeza del político profesional. Con la nueva configuración de la Cámara de Diputados el electorado mexicano envió un mensaje poderoso a la clase política: construyan acuerdos. No se trata de imponer sino de construir desde la diferencia. Para quienes tienen talante democrático esto es un aliciente; pero para quienes el diálogo y el acuerdo les resulta ajeno, seguramente el mandato de este domingo expresado en las urnas les ha afectado en el ánimo.

4.- Un porcentaje importante del electorado asume la capacidad de castigo que tiene su voto. El domingo hubo más perdedores que ganadores. Allí radica el valor del voto: puede castigar o premiar. En ese sentido, es claro que el voto vale. Los resultados del domingo pasado tuvieron una lógica semejante a los del 2018: se privilegió el castigo. Esto supone que no necesariamente todos quienes ganaron lo hicieron porque hayan presentado atractivas propuestas, sino porque el electorado prefirió castigar a un partido o candidatura específica. De suyo esto contiene varios mensajes: primero que una elección no hace verano, es decir, ganar una vez no significa asegurar un bastión. Segundo, que cada vez son más los territorios del país en donde una mayoría ciudadana ha encontrado que su voto es valioso y sí cuenta. Habrá que esperar más elecciones para ver si esto será parte de una nueva normalidad electoral del país.

5.- El nuevo mapa electoral es muy interesante: Morena y aliados tendrán una mayoría simple en la cámara de diputados, pero no una calificada y eso les obliga a negociar y construir acuerdos. El ejecutivo tendrá límites que no tuvo en su primera mitad de gobierno. Por otra parte, Morena agrega gubernaturas en su haber, pero conglomerados urbanos fundamentales para una elección presidencial quedan en manos de la oposición: lo más visible son la mayoría de las alcaldías de la ciudad de México, pero también están las zonas metropolitanas de Monterrey, Guadalajara, Toluca, Querétaro, León, entre otras donde el electorado optó por partidos opositores a Morena.

6.- El PAN de Torreón: si ya las elecciones federales y locales más recientes habían dejado cuestionamientos al desempeño de Acción Nacional en Torreón y Coahuila, los resultados del domingo son un llamado extremo a la reinvención y a la apertura a nuevos cuadros. Mientras que en Chihuahua, Querétaro y la Ciudad de México el partido obtuvo un respaldo popular robusto, en su antiguo bastión lagunero y en general en el estado pareciera que la energía que ostentan es más la de un recuerdo de hazañas pasadas que la propia de una alternativa atractiva y respetada por el electorado. No parece que quienes lo pueden reconstruir sean quienes lo han llevado a este sitio. Desde luego toda su militancia es importante, pero el domingo quedó evidenciado que nadie es imprescindible.

@EdgarSalinasU

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA

» Inicia sesión para comentar

EN TENDENCIA
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...