Neuromercadotecnia, El Siglo de Torreón
25 de julio de 2021. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Neuromercadotecnia

Diálogo

YAMIL DARWICH
jueves 27 de mayo 2021, actualizada 8:02 am


Enlace copiado

A mediados del siglo anterior, el mundo se sorprendía con nuevas áreas de estudio y trabajo científico; entre ellas: la neuromercadotecnia, que tiene como función investigar y estudiar los procesos cerebrales y las respuestas de conducta para la toma de decisiones del consumidor en los campos de comercialización.

Los científicos pueden llegar a aplicar estudios cerebrales a grupos de personas seleccionadas para definir sus reacciones, utilizando electroencefalogramas, cardiogramas, miografías y hasta resonancia magnética. El fin último es conocer cómo reacciona el comprador ante propuestas de venta.

A mediados del siglo anterior apareció la llamada "publicidad subliminal", técnica que trataba de vender penetrando al subconsciente de las personas, moviéndolas a consumir; el ejemplo clásico: el cinematógrafo que colocó un anuncio entre cuadros de imágenes que corrían por segundo, logrando incrementar las ventas. A la fecha, hay división de opiniones sobre si existe o no tal "seducción subliminal".

Hoy día, al hablar de ventas, se requiere considerar los conceptos de mercadotecnia, igual para el comercio de productos como campañas de concientización política; de hecho, los especialistas del área, se han transformado en consultores de candidatos y electos, para tomar decisiones.

Esos expertos tienen conocimientos actualizados sobre funciones de las áreas cerebrales, redes neuronales y neurotransmisores que pueden facilitar o inhibir la transmisión entre las células nerviosas. Además, se organizan en equipos de trabajo con especialistas de otras áreas para definir qué y cómo, lo que sí y lo que no, hasta logran cuantificar reacciones masivas y medir probables respuestas del consumidor.

Los costos por los servicios de estos profesionales altamente especializados son muy altos, consecuentemente prohibitivos para los politiqueros menores; no así para quienes tienen acceso a las grandes contribuciones económicas. Los candidatos a puestos públicos de importancia cuentan con ellas y las utilizan pagando altos costos, comúnmente sin consideraciones morales.

Pueden definir la mejor manera de comunicar a diferentes sectores de consumo, sean cultos o incultos, ricos o pobres, hombre o mujeres, jóvenes o viejos; aún más: utilizan programas computacionales que les permiten "cruzar" información con diferentes variables.

Hace años, aplicamos el método, con apoyo de la UAL y sus investigadores para definir los puntos en que deberían ubicarse las subestaciones de la Cruz Roja. El entonces presidente del Consejo Directivo, Don Ramón Iriarte, con sus consejeros, definieron puntos de ubicación, considerando estadística de necesidades de servicio, terrenos disponibles, comunicación, tiempos de traslado, etc.

Igual puede aplicarse en cuestiones de política, arma terrible para candidatos, sean buenos y malos.

Además, en la actualidad, el uso de los medios electrónicos proporciona vehículos ideales para comunicarse instantáneamente con el consumidor o votante, directamente y sin intermediarios; ellos cuentan con expertos en cómputo -"troleros en granjas"- capaces de diseñar y elaborar mensajes en tiempo récord y enviarlos en paquete a grupos que recibirán los comunicados y responderán, manipulados, con los efectos deseados

Siendo así, piense en el condicionamiento que recibimos permanentemente, influyéndonos en pensamientos, deseos, sensaciones y sentimientos; luego, analice qué tanto tenemos oportunidad de elegir por nosotros mismos.

Esta entrega trata de desnudar tales medios de control, esclavizantes, a los que somos sometidos a través del deseo, muchas veces inconsciente. Jorge Foster, investigador líder en el tema, afirma que más del 90% de los mensajes recibidos no los llegamos a hacer conscientes, pero sí quedan ubicados en nuestro cerebro inconsciente, haciéndonos responder en consecuencia.

Se trata de construir historias que sean atrayentes, estimulantes -consciente o subconscientemente- y que muevan a la decisión-acción; que logren justificar la elección definida a favor o en contra, comprar o votar. Finalmente: despertarnos el ánimo que nos mueve a decidir.

Con esos antecedentes, le invito a analizar nuestras decisiones y consecuencias en nuestra elección cerebral: MORENA vs. PRIAN.

Aceptamos y apoyamos a un héroe que lucharía para liberarnos del abuso de autoridad; prometió atrapar y encerrar al mal; combatir a los ladrones; erradicar la corrupción. Ya electo, nos dice: "abrazos, no balazos".

Nos convencieron de repudiar el sistema que enriquecía a los ricos y empobrecía al pueblo dominado -neoliberalismo- liberándonos de la sumisión y abuso a los que estábamos sometidos: el reinado del mal. Actualmente padecemos más de cien asesinatos cada día.

Atraparían a los malos que amenazaban nuestra seguridad y en adelante podríamos deambular por las calles, sin importar las horas del día o de la noche, todos entregándonos "besos y abrazos", justa aspiración nacional. Ahora son liberados.

Habría justicia social atendiendo primero a los pobres, sin empobrecer a los ricos; todos tendríamos acceso a la salud y vivienda, aspiraciones lícitas de las mayorías. Actualmente vivimos tales problemas, agravados.

Para el "amarre psicológico", repiten hasta el cansancio éxitos incomprobables, logrando penetración cerebral -Goebbels lo enseñó- a través de voces seductoras femeninas, transparentes o de niños. Comúnmente mienten.

Lo invito a reflexionar y luego decida.

¿Lo analizó así?; ¿Ya definió su voto?

[email protected]

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA

» Inicia sesión para comentar

EN TENDENCIA
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...