Laguna: estancamiento crónico, El Siglo de Torreón
01 de agosto de 2021. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Laguna: estancamiento crónico

ÉDGAR SALINAS URIBE
martes 11 de mayo 2021, actualizada 7:30 am


Enlace copiado

Los titulares sensacionalistas y las simplificaciones mediáticas evitan la comprensión de situaciones complejas y generan conclusiones erróneas. En la región, la urgencia por llamar la atención acerca de algo ha provocado que la normalidad mediática y de ciertos actores sociales sea el uso y abuso del lugar común amarillista con tal de ganar el interés del consumidor de notas. El resultado social es una disminución en la capacidad crítica y de reflexión, así como un crecimiento en la militancia de consigna, generalmente perezosa para el pensamiento. Por esa vía, en lugar de impulsar sociedades informadas se contribuye a diseminar lugares comunes y una mezcolanza de opiniones a las que absurdamente se da tratamiento editorial de noticia por encima de la investigación.

Llama la atención que algunos medios presenten como noticia y como dato inamovible a un conjunto de lugares comunes sobre los que cualquier crítica se antoja sospechosa. No se admite problematizar al lugar común porque ya es patrimonio asumido por una mentalidad de rebaño. Esto no ayuda a avanzar porque el discurso se cicla y entorpece el paso a nuevas formas de pensar y actuar.

Para ejemplificar lo anterior, traigamos a colación varios de los lugares comunes de la localidad: "La Laguna tiene una ubicación geográfica privilegiada", ¿de verdad es así? La geografía no es una dimensión solo territorial sino económica. La distancia de un punto a otro no solo son kilómetros sino vialidades de calidad, vías férreas, vuelos, proveeduría, etcétera. Desde este ángulo, ¿sigue siendo privilegiada la ubicación?. Otro lugar común: "En La Laguna, debido a la sobreexplotación no hay agua y eso ahuyenta inversiones", ¿es así? Todas las zonas industriales y agrícolas más productivas del país están situadas sobre acuíferos sobreexplotados y las inversiones fluyen. Torreón tiene una dotación de agua per cápita mayor que Saltillo, Monterrey, Hermosillo, Mexicali y León, pero las inversiones llegan más a aquellos sitios. Las reservas históricas promedio de agua superficial en la Comarca equivalen a nueve veces el consumo anual. Tenemos una gran oportunidad de gestión sostenible del agua, pero eso es muy distinto a afirmar que la escasez nos caracteriza. En fin, podríamos seguir con una lista larga de lugares comunes que solo evidencian pocas fuerzas de pensamiento y menos aún de innovación.

Mientras en la Comarca nos ciclamos en torno a esos lugares comunes, dejamos pasar tiempo valioso para reflexionar y actuar ante el mayor desafío que tenemos como colectividad: el crónico estancamiento económico. Indicadores como ingreso de la población, cantidad y volumen de nuevas inversiones, o la poca diversificación que complemente la estructura productiva local muestran que el rezago competitivo es, repito, crónico y no se debe a un solo factor.

De 1999 a 2019 se registraron 153 empresas con inversión extranjera, de las cuales 68 correspondieron a la segunda década. Es decir, llegaron menos que en la primera década. En una muestra de 31 empresas que mostraron interés en instalarse en La Laguna en la última década, la mitad decidió no instalarse debido a desventajas de logística y proveeduría (¿no tenemos acaso una ubicación privilegiada?), y las cuatro que sí decidieron instalarse señalaron como principal motivo los fuertes incentivos gubernamentales recibidos. Las que se fueron se instalaron en su mayoría en Saltillo y el Bajío (la capital del estado saca agua a profundidades mayores que en la Comarca y los acuíferos del Bajío son los de mayor volumen sobreexplotado del país).

Hace un par de semanas, General Motors publicó un boletín en el que daba a conocer inversiones por más de mil millones de dólares en su Complejo en Ramos Arizpe, parte de la inversión, señalaron, tiene como objetivo "convertir al Complejo Ramos Arizpe en el quinto sitio de manufactura de GM Norteamérica en producir vehículos eléctricos" y también producirán baterías y componentes eléctricos, es decir, tienen clara la reconversión de sus plantas y, por tanto, de la cadena de proveeduría a la que aseguran vigencia y futuro.

En La Laguna apremia, como dice la expresión, pensar fuera de la caja. Abandonar la metodología ciclada del lugar común y dar paso a nuevas reflexiones, esquemas de organización y asociación. Reinventarnos más allá de la falsa seguridad de lo conocido. Y asumir, en su gravedad, el reto colectivo que significa superar el estancamiento económico crónico.

@EdgarSalinasU

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA

» Inicia sesión para comentar

EN TENDENCIA
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...