Arte musical para la vida, El Siglo de Torreón

12 de mayo de 2021. notifications
menu desktop_windows
Cultura

Arte musical para la vida

La asociación DIME busca que la música sea herramienta para el desarrollo humano

SAÚL RODRÍGUEZ / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH , domingo 18 de abril 2021, actualizada 9:44 am

Enlace copiado

En el año 2004, Ana Rendón fundó el proyecto Desarrollo Integral del Menor (DIME). Las primeras iniciativas consistieron en brigadas y apoyos a comunidades vulnerables de La Laguna. Seis años después, el maestro Miguel Ángel García propuso añadir la instrucción musical a este tipo de campañas.

"A diferencias de otras orquestas, lo que nosotros vemos en la música es que esta es un subproducto. El objetivo fundamental que perseguimos no es la música per sé, sino encontrar en la música, y en general en las bellas artes, esta posibilidad para que los chicos en comunidades vulnerables puedan tener acceso a estudio, a condiciones de vida, de trabajo y sobre todo mentales, que les permitan alejarse de las malas compañías, malas prácticas, del abuso de redes sociales, etcétera. Además de inculcarles valores como el respeto, la disciplina o el amor por la belleza", comenta García.

Era entonces el año 2010. El equipo de DIME se dirigió al ejido Ignacio Allende, una comunidad ubicada entre el aeropuerto de Torreón y el periférico Raúl López Sánchez (ahora también llamado bulevar Ejército Mexicano). Cuando García compartió a los padres de familia sus intenciones para formar una orquesta de cámara con niños, los adultos se desconcertaron: "¿Qué es eso?".

Muchos de los miembros de la comunidad desconocían la existencia de un violín. Ni hablar de ejecutarlo. García sacó su violín, lo tocó, propuso instruir a los niños y prometió que la música los alejaría de malos pasos y vicios. Los padres de familia aceptaron la propuesta y el maestro comenzó a trabajar, auxiliado por el cura que en ese entonces manejaba la parroquia de la Medalla Milagrosa.

El inicio resultó complicado. Siete fueron los primeros niños que decidieron aventurarse para descubrir la sonoridad del violín. Sin embargo, este instrumento se caracteriza por resistirse a ser domado con rapidez. Las disonancias afloraron dudas en los padres de familia, quienes volvieron a recurrir a los cuestionamientos.

"El violín es bien injusto en el sentido de que, cuando empiezas a tocarlo, no sale nada. Los primeros seis meses son horribles, porque es muy difícil afinar y el sonido que emite es horrible. Pasaron los meses y no sonaba bien. Los papás me decían: 'Oye, ¿estás seguro que sí va a tocar mi hijo? ¡Suena muy feo!'. Nos aguantamos un año con todas las críticas y problemas que te puedas imaginar, pero ya después de un año empezaron a sonar bien".

Así inició el ensamble y, tras algunos ensayos, García se trasladó con sus pequeños músicos al ejido El Perú. Allí volvió a emplear la misma estrategia del ejido Ignacio Allende, sólo que ahora los padres de familia pudieron ver el resultado del proyecto y no sólo imaginarlo.

"El difícil fue el primer ensamble, porque no había con qué. Eran palabras simplemente lo que vendíamos".

Con el paso de los años, la orquesta creció e incluyó a niños de otros ejidos como La Paz, El Cambio, La Unión y San Agustín, también colonias como Las Carolinas, Nueva Californa, Villa California y La Aviación (que confluyen alrededor del Desarrollo Comunitario del Nazas).

Incluso algunos de sus más de 170 alumnos han dado salto hacia grandes escenarios. Tal es el caso de Jaime Eliseo Luna Chairez, quien en tres ocasiones ha actuado como flautista invitado con la Camerata de Coahuila. Además, cinco jóvenes se han convertido en maestros y dan clases de instrumento en los ejidos.

Cabe señalar que DIME no tiene estructura física, por lo que sus miembros buscan en las mismas comunidades lugares para poder impartir clase: iglesias, casas, plazas públicas, salones escolares, incluso hasta corrales.

En 2019, la asociación decidió replicar el fenómeno en otros escenarios que permitiesen nuevos contextos. Así que se optó por crear una orquesta en el Centro de Readaptación Social (CERESO) de Torreón. Se inició con cien internos.

"Nos hicimos de instrumentos y dimos un concierto con toda la orquesta dentro de las instalaciones del CERESO el 16 de septiembre de 2019 y para noviembre ya estábamos dando las clases. Empezamos a trabajar muy fuerte con los internos".

El mismo presidio y la búsqueda de libertad a través de la música, provocó que el avance en los internos fuera rápido y presentara una constante hasta marzo de 2020, mes en que el proyecto se suspendió a causa de la pandemia por COVID-19.

Ante la situación, en octubre de 2020 se empezó a trabajar con los padres de familia para que estos también aprendieran música y pudiesen tener mejor comunicación con sus hijos. Hoy hay un grupo formado por 14 padres.

PRESENTACIONES

Miguel Ángel García comparte que a partir de mañana lunes se retomará el proyecto en el CERESO de Torreón, para esto habrá una presentación del ensamble I Solisti DIME (conformado por los jóvenes más avanzados y algunos maestros), a las 11:00 horas dentro del penal.

"El objetivo es que vamos a reiniciar el programa de formación de orquestas, pero lo que vamos a hacer es que nos vamos a presentar para motivar y ver que se inscriban más internos. En 2019 cien personas levantaron la mano. La orquesta iba en camino, hoy esperamos que se mantenga (...) Queremos tener la primera orquesta filarmónica de un CERESO".

Mientras tanto, el martes 20 de abril a las 19:00 horas, en un concierto virtual que será transmitido en Facebook por la cuenta del Teatro Isauro Martínez (TIM), el ensamble I Solisti DIME también ejecutará sus instrumentos en este importante recinto cultural.

"Vamos a presentar el producto del corto tiempo que tuvimos para reensamblarnos en este año. Serán piezas bastante demandantes: La primavera de Antonio Vivaldi, Concierto para violín de Telemann, Concierto para cello de Vivaldi y la Serenata nocturna de Mozart".

Por último, el maestro García concluye que este tipo de programas no tienen a la música como objetivo, sino a la vida misma. "Nosotros no decimos: 'Le entrego mi vida a la música', sino es: 'Voy a hacer que la música enriquezca la vida'. Simplemente le dimos la vuelta: no es la vida para el arte, es el arte para la vida".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...