Verdades y rumores, El Siglo de Torreón
14 de mayo de 2021. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Verdades y rumores

AGENTE 007
sábado 17 de abril 2021, actualizada 7:00 am

Enlace copiado

Nuestros subagentes, que le saben a la cosa política y que no salen de los cafés "fifís" de franquicia, nos comentan que las repercusiones que traerá para el partido Morena la indefinición en la que permanecen las candidaturas del impresentable Félix Salgado Macedonio para Guerrero y Raúl Morón para Michoacán que impugnaron ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, luego de que el INE les ratificó el retiro de sus respectivas candidaturas, son de pronóstico reservado. Y esto viene a colación porque en la misma "cuerda floja" se encuentra el ex "hooligan" panista convertido a Morena, Luis Fernando Salazar, quien ya no tiene uñas que morder para tratar de calmar los nervios cuando le preguntan por su candidatura a la alcaldía de Torreón. Y es que ni en los casos de los dos candidatos a gobernadores ni en cuanto a la presidencia municipal el partido de la "Cuatroté" se preocupó por tener un Plan B. 

La dirigencia nacional y los "suspirantes" se dedicaron a pelear y descalificar a las instituciones electorales en vez de armar una salida o trabajar para extender sus tentáculos, es más, de armar buenos cuadros y fortalecer los municipios más importantes, como Torreón, Saltillo y Monclova, a excepción de Piedras Negras, donde Claudio Bres, sin pleitos, hace talacha para reelegirse. Con las campañas a todo lo que da, a más de dos semanas de que comenzaron, Morena no tiene ningún candidato sustituto ante una eventual negación para don Luis Fernando. La pelea por las regidurías dejó más que fracturado al grupo en La Laguna. Y puede haber más damnificados, pues no hay que olvidar a los que dieron el salto al vacío, el regidor de los taxis, Ignacio García, y el más priista de los panistas, Esteban Soto. Según ellos, saltaban a una red muy cómoda; no se vayan a quedar "sin Juan y sin las gallinas". Los reacomodos los veremos en las próximas semanas, pues ya se generó un nuevo frente de lucha con la queja de la diputada federal Miroslava Sánchez contra el senador taurino-carbonero con licencia, Armando Guadiana, por violencia de género. 

****************

Nuestros subagentes, disfrazados de plataforma digital, de esas que desde el año pasado tuvieron que "apechugar" el pago del IVA, nos reportan sobre el sainete registrado en la reciente sesión de los "becados" del Congreso de Coahuila, por la negativa de los legisladores de Morena para que médicos privados y odontólogos de Coahuila sean vacunados. Y dirían los respetables lectores que cuál es la novedad, si el propio presidente Andrés Manuel López Obrador discriminó a los profesionales de la salud en el país cuando los mandó a esperar y no le importaron ni las manifestaciones ni bloqueos que realizaron, pero los chismosos subagentes se quedaron perplejos porque el más crítico del punto de acuerdo propuesto por los legisladores de la provincia fue el diputado plurinominal morenista Francisco Javier Cortés Gómez. Sí, aquel que por influyentismo, sin ser del personal médico, en enero se "agandalló" la aplicación de la vacuna en el ISSSTE de Piedras Negras, lo que ocasionó gran enojo ciudadano, la destitución del director de la institución y hasta un "queme" a nivel nacional en la Mañanera, lo cual ni le inmutó. Y aunque sabe que existe un proceso solicitado por la Secretaría de la Función Pública para que el área jurídica del Congreso aplique las sanciones en su contra por "infringir la Política Nacional de Vacunación contra el COVID-19", según el documento, fingió demencia y en el colmo del descaro hasta se hizo el ofendido, asegurando que "el que nada debe nada teme", cuando le recordaron su travesura y la nula calidad moral para negarles la vacuna a quienes sí enfrentan riesgo constante de contagio. 

****************

Y hablando de los que operan en favor de Morena aunque sean de otro partido, nos comentan de los pataleos desesperados de la alcaldesa de San Pedro, Patricia Grado Falcón, que en sus afanes de reelegirse, y como las cosas no le están saliendo nada bien, a todo el que quiera escucharla le jura y perjura que es víctima de violencia de género. Lo que no ve es que está pagando caras las facturas de todas las travesuras que ha cometido aprovechando el puesto. Se puso a hostigar a cuanto adversario tenía en el sufrido pueblo sampetrino, incluyendo a Édgar Sánchez Garza, exdiputado gris a quien hizo que lo detuviera la policía municipal. El aludido es hoy suspirante de lo que queda del Partido Verde Ecologista de México a la alcaldía. A decir de los subagentes, la edil panista, en el proceso electoral pasado, cuando operó a favor del sobrino de Javier Guerrero, de Morena, metió a la cárcel a cuanto panista y priista andaba en la calle con libreta en mano o entregando alguna despensa de programas sociales. Y ahora que su "travieso" comandante de Seguridad Pública Municipal aparece como presunto responsable de la muerte de un detenido en las celdas no solamente lo suspende, sino que se pone del lado de los agraviados, claro, porque anda en campaña. Los subagentes, disfrazados de escritorio empolvado de la inoperante Auditoría Superior del Estado, nos comentan que doña Paty tiene por ahí varios "pecadillos" que la podrían llevar a juicio pasando el proceso electoral, y todo por no haberles amarrado las manos a tiempo a sus familiares, amigos y subalternos, que se enquistaron y sangraron sin recato la sagrada nómina municipal. 

****************

Y el que anda como pavorreal porque en plena pandemia se anunciaron inversiones en la entidad y plantas como la GM expanden sus instalaciones con la mira puesta en la fabricación de vehículos eléctricos es el "góber" rijoso Miguel Riquelme, quien ayer viernes se puso en modo fiscalista para recibir en la "capirucha" del pan de pulque al mandamás de la Secretaría de Hacienda del Gobierno Federal, Arturo Herrera, en la sesión plenaria de la Comisión Permanente de Funcionarios Fiscales, que reunió a los secretarios de Finanzas del país. Y aunque muchos pensaron que con tantos temas "espinosos" le lanzaría dardos envenenados al funcionario federal, don Miguel prefirió llevársela tranquilo y solo le dejó en claro la vapuleada situación financiera en que se encuentran las entidades federativas ante el embate de la pandemia y precisamente la coyuntura que se presenta para impulsar mejores mecanismos de coordinación y compensación hacendaria justos, porque el Pacto Fiscal que hay con la Federación en estos momentos es sumamente obsoleto, aunado a todos los fondos y fideicomisos que les rasuraron. De pasada les "presumió" a los visitantes la eficiencia por ingresos propios en recuperación de empleos, producción de acero, parques eólicos y consumo de elotes per cápita. 

****************

Y los que van a "heredar" una millonaria deuda sin deberla ni temerla serán los beneficiados por el pueblo para encabezar la próxima Administración municipal de Torreón, y todo gracias al pleitazo entre Ecoagua y el Simas Torreón. El eterno pleito jurídico entre la planta tratadora y la paramunicipal tuvo un giro "ni tan inesperado", pues, como se recordará, durante la administración municipal del hoy gobernador Miguel Riquelme se le quitó este espacio a la empresa, y luego en la segunda temporada de la serie "que pague el pueblo", ya con Jorge Zermeño como alcalde, se estaba llegando a un acuerdo con Ecoagua tras haberse cancelado anticipadamente el contrato de concesión, y hasta un despacho jurídico intervino para "tratar" de solucionar el litigio a través de un jugoso contrato por prestar sus servicios. De acuerdo a nuestros subagentes, disfrazados de facturas vencidas, el Simas mandó hasta la "capirucha" del esmog a una representante legal para confirmar que habían perdido el juicio en contra de la latosa empresa, e incluso la Secretaría de Finanzas de Coahuila le retuvo 6 millones de pesillos al organismo del agua por parte de Banobras, por lo que, a decir de los subagentes, con habilidades para sumar, restar y multiplicar, la deuda del Simas aumentaría, pues tendría que pagar 450 millones de pesillos del fondo. Ante ello, el Ayuntamiento de Torreón ha tenido que salir a dar la cara otra vez por el Simas, para decir que no han recibido ninguna notificación formal que indique que hayan perdido la disputa legal.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...