LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA, El Siglo de Torreón
19 de abril de 2021. notifications
menu desktop_windows
Columnas Social

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA

Los pelados

JUAN RECAREDO
domingo 07 de marzo 2021, actualizada 9:19 am


Enlace copiado

Acá en el norte de México, un pelado es un tipo equis, un amigo o un "fulano de tal", un sujeto cualquiera. Ahora que, si decimos que aquel amigo "es un peladazo" la situación cambia porque un peladazo es un tipazo, un cuate, un amigo a prueba de todo, un amigo verdaderamente "tironero" porque si puede "darte un tirón", o sea ayudarte a salir de una situación difícil, seguramente te lo da, y sabes que siempre puedes contar con él.

Para las señoras un tipo muy pelado es un lépero, un sinvergüenza, de esos que siempre están haciendo insinuaciones obscenas o diciendo groserías sin importarles que esté presente una señora decente, aunque esa señora decente dice las mismas "peladeces" pero sólo en presencia de sus amigas más amigas.

Quizá esa misma dama use el mismo "trompabulario" cuando está jugando a las cartas con sus "comadres" y al terminar el juego, si perdió dirá que "me pelaron todo lo que traía" o sea que la dejaron "sin un clavo", sin un centavo. 

Un tipo que comete un delito "se pela" cuando se escapa porque en ese caso "pelarse" es irse a escondidas, cuando los demás "ni lo pelan" que es como dicen los jóvenes que a alguien no lo ven o no lo toman en cuenta que viene siendo precisamente como si no lo vieran. Entonces la chica que estaba contando un chiste y nadie le pone atención puede ser que reclame airada:"¡Oigan, pélenme!" que es equivalente a decir: "háganme caso, estoy contando un chiste".

En España, una peladilla es una almendra, pero para nosotros una pelada es una mujer vulgar, corriente y grosera en su comportamiento, y eso aún cuando esté muy peluda. A la pelada puede haber quien le diga pelandrusca, que es un adjetivo despectivo que también se aplica a hombres. Y a propósito, tener pelo abundante en la cabeza es tener una linda cabellera, que si no se cuida con esmero se convierte en una pelambre. Le recuerdo de pasadita que el cabello es el pelo de la cabeza.

Cuando a alguien "se le cae el pelo a puños" le decimos burlonamente que "está pelechando" porque pelechar es lo que se dice de un animal cuando está cambiando de pelaje, o sea que se le está cayendo el pelo porque le va a salir uno nuevo y mejor. Lo curioso es que el mismo verbo pelechar se aplica a las aves cuando están cambiando de pluma, aunque nunca tengan pelo.

El tipo que se deja manejar por otro o tal vez por su pareja, se dice que es un pelele, que es un títere o simplemente un muñeco de trapo con el que la gente suele divertirse en la época de carnaval.

Un tipo que no sirve para nada es un pobre pelagatos, no porque se dedique precisamente a rapar felinos sino porque se supone que no tiene capacidad para una labor que requiera un poquito más de inteligencia.

Pero lo que más me impresionó en esta familia de palabras y sus parientes, fue saber que el verbo pelear se origina en la acción de "agarrarse de los pelos". ¡Nunca lo habría imaginado!

Soy Don Juan Recaredo… compártame sus dudas y comentarios.

[email protected] 

Twitter: @donjuanrecaredo 

ME PREGUNTA: Nelly Casas: ¿Qué es la cultura estética y qué es la cultura artística?

LE RESPONDO: La cultura estética es la que se relaciona con lo bello. Lo estético es lo que tiene belleza, lo que resulta agradable a nuestros sentidos, especialmente a la vista. La cultura artística es la que se relaciona con el arte. El arte es una forma de expresión del ser humano, generalmente estética pero no necesariamente. Hay manifestaciones artísticas que no son bellas, que no siempre resultan agradables a los sentidos.

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA: La guerra y el amor se hacen de la misma manera, pero dan resultados opuestos.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...