C. Tangana, el ícono madrileño de la música urbana, El Siglo de Torreón

18 de junio de 2021. notifications
menu desktop_windows
Cultura

C. Tangana, el ícono madrileño de la música urbana

El rapero español conquista en plataformas digitales con su álbum, El Madrileño

SAÚL RODRÍGUEZ/ EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH , martes 02 de marzo 2021, actualizada 9:00 am

Enlace copiado

"Tomo mis propias decisiones sin necesidad de que nadie me represente", declaró C. Tangana (Antón Álvarez; Madrid, 1990) a este medio el 30 de abril de 2017, en lo que hasta el momento ha sido su única visita a Torreón.

En aquella ocasión, el rapero español actuó ante poco más de 150 personas en un bar de la ciudad. Hoy, su nuevo álbum El Madrileño (2021) ha alcanzado los cinco millones de reproducciones en Spotify, revolucionando la forma de apreciar la música urbana, pues el artista innovó en el uso de géneros latinos como el flamenco, el tango, la rumba e incluso la música regional mexicana.

Al gran acierto musical se suman colaboraciones de artistas tanto consagrados como emergentes: Andrés Calamaro, José Feliciano, Niño de Elche, La Húngara, Jorge Drexler, Pepe Blanco, Kiko Veneno, Gibsy Kings así como los mexicanos Ed Maverick, Carín León y Adriel Favela.

Su objetivo fue lograr canciones de carácter emocional, que trascendieran, que quedaran en la memoria y que marquen la diferencia. Este momento de su carrera ha sido de los más espontáneos, donde se ha reafirmado quién es, un tipo de Madrid.

SER DE MADRID

Durante la entrevista que otorgó en su visita a La Laguna, C. Tangana habló sobre la identidad de ser madrileño. Para él, la capital de España tiene una sonoridad donde los ruidos de bar y el tráfico se entrelazan.

"Yo creo que destacaría el ruido de bar. Me parece que es el que la identifica más. Es como el ruido de las cucharillas en los cafés, las cañas, los camareros gritando. Tiene muchísimos bares y no sé, es algo como característico de Madrid".

A pesar de sus exploraciones sonoras, donde se sumerge en la música de otras naciones, Madrid siempre lo acompaña. El Madrileño es un álbum que trabajó durante dos años, pensado para hablarle a un público que no pertenece al género urbano. No por nada lo considera el trabajo más importante de su carrera.

1402774.jpeg

Congruente con sus ideas, desde hace tres años tenía esa perspectiva: "Creo que esta nueva música popular, la música urbana, la música de todo el mundo, es música que puede escuchar cualquier persona de cualquier edad, es una música asequible y fresca y nueva, se puede identificar con temas como los que tienen los boleros y las canciones tradicionales".

NEXOS CON MÉXICO

C. Tangana tiene en México a un gran número de seguidores. Antes de la pandemia, sus presentaciones en el país eran sumamente enérgicas. "Fue muy sorprendente que la primera vez que vinimos había mucha gente que nos esperaba; en Guadalajara dimos un concierto que era igual de grande que un concierto en Madrid y eso sorprendió mucho al grupo, nos impactó".

Por tal motivo, también es aficionado a colaborar con artistas mexicanos. En más de una ocasión ha compuesto música con los raperos Alemán y Fntxy. Pero para la estructura de El Madrileño, escogió al cantautor Ed Maverick y a los representantes de la música regional mexicana Carín León y Adriel Favela.

De la primera colaboración, titulada Párteme la cara, una pieza musical con una duración de dos minutos con 48 segundos, se puede decir que su sonoridad abraza por momentos algunos rasgos del norte mexicano, estilo que identifica al trabajo de Ed Maverick, quien es originario de Delicias, Chihuahua.

La otra colaboración, Cambia, es un corrido mezclado con guitarra flamenca. En esa pieza, Carín León y Adriel Favela aportan su acento regional mientras la guitarra española es ejecutada con una técnica sierreña. Su discurso señala contradicciones de una sociedad que educa al individuo para ganar dinero, pero que juzga al momento en que éste logra los objetivos que se le impusieron.

Con este material, C. Tangana reafirma su visión de desanclarse del pasado, de vivir el presente y de pensarse en el futuro como un artista reivindicado. El sudor de su ambición creativa va en esa dirección.

También ha señalado que El Madrileño es una especie de homenaje a su padre, quién tuvo ambiciones artísticas que nunca desarrolló. Es música que le recuerda a él, porque así la conoció de niño, pero que ahora también es suya.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA

» Inicia sesión para comentar

EN TENDENCIA
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...