Entendamos, somos padres no amigos, El Siglo de Torreón
27 de febrero de 2021. notifications
menu desktop_windows
Columnas Social

Entendamos, somos padres no amigos

Vibremospositivo

LUCY HOP
TORREÓN, COAHUILA, jueves 18 de febrero 2021, actualizada 10:27 am


Enlace copiado

Con esto de la pandemia, los adolescentes están siendo un reto muy fuerte para los padres, ya que no podemos manejarlos como si fueran niños pero a la vez tampoco son adultos que pueden hacer lo que se les da la gana, ¿O sí?

Los adolescentes, muchas veces son etiquetados como los imposibles de la casa, pero, ¿Son ellos los que tienen toda la culpa?¿O somos nosotros los padres los que no estamos sabiendo cómo manejar esa nueva etapa de su vida y les echamos toda la culpa a ellos?

Cada nueva etapa en la vida de los hijos siempre genera susto y emoción, al mismo tiempo. Todas tienen un lado increíble y uno para jalarse los pelos, pero ninguna tiene tan mala fama como la adolescencia.

¿A quién no le han dicho? "uuuuy y espérate a que sea pubertad", "te falta lo mero bueno", "que dios te bendiga", "lo vas a querer regalar" y demás frases tan reconfortantes y llenas de empatía. Pero yo me pregunto: ¿Sí? ¿Si son los adolescentes los que se ponen tremendos o seremos los papás los que estamos haciendo muchas cosas mal?

Y es que me parece que bajo la intención de: ser "abiertos", "darles chance de encontrarse", "respetar su privacidad" , "apoyarlos" y , por supuesto: "realizarnos nosotros mismos como personas" (porque no vaya a ser que nuestro principal proyecto sean nuestros hijos, si hay tantas cosas que hacer tan importantes), nos hemos desentendido completamente del tema y pensamos que nuestro trabajo de papás está en orden siempre que el niño tenga:

1. Un celular (el mejor obvio) "para comunicarnos en todo momento y saber dónde está" 2. Tarjeta sin límite de crédito "para cualquier emergencia"

Por alguna misteriosa razón los papás modernos creemos que cuando los niños se vuelven adolescentes ya son grandes y no necesitan estar con ellos y la realidad es que la cosa va totalmente al revés. ¡La adolescencia es cuando MÁS hay que estar! Cuando necesitan ser vistos por sus papás y apapachados por sus mamás, cuando necesitamos estar más al pendiente, conocer a sus amigos, tener conversaciones y estar disponibles para lo que sea.

Solo que esta vez con un grado de dificultad mayor porque hay que hacer todo eso, pero sin que se note. ¿Porqué? Porque el adolescente necesita romper con nosotros para definirse a él. Y nosotros estamos interpretando eso como ¡perfecto ya es grande, mi chamba aquí está hecha y ahora solo me queda "apoyarlo" para que sea feliz"

Traducimos apoyarlo con: darle permisos que no son apropiados para su edad. Ofrecer alcohol en sus fiestas. Soltarles demasiado dinero. Resolverles cualquier problema, etc. Creemos que darles todo es apoyar, cuando en realidad darles todo es equivalente a darles un balazo en cada rodilla y dejarlos inválidos el resto de sus vidas.

Estamos creando una generación de niños que no entienden que los actos tienen consecuencias, con cero capacidad de sentir empatía, de hacer algo por los demás Chavos que no tienen idea de lo que quieren decir conceptos como: esfuerzo, resiliencia, tolerancia, frustración, perseverancia, logro.

El apoyo a nuestros hijos no es dar ¡ES ESTAR! escuchar y esa que tanto nos cuesta: LIMITAR. Este es el momento de la vida en la que ellos van a hacer todo lo posible por confirmar que no importa lo que hagan nosotros seguimos ahí. Firmes, congruentes, padres y no amigos.

Van a hacer todo lo posible por darnos la vuelta, "luchar por sus derechos" y rebelarse a la autoridad, que se supone, somos sus papás. Y nuestro trabajo es aguantar. Saber que eso va a pasar y prepararnos para la batalla.

Esto hará que transiten por la adolescencia más o menos tranquilos, es la contención que les des. En la medida que ellos sientan que son vistos y contenidos por sus papás, tendrán menos necesidad de hacer tonterías y con tantita suerte serán un poco más sensatos. La mejor manera de apoyarlos es que sepan que pueden confiar en ti y contar contigo para todo, pero que si la riegan, van a tener que pagar las consecuencias. Eso los hará personas responsables de sus actos.

El problema principal de los adolescentes somos nosotros. Los adultos responsables "A cargo de ellos" que no estamos siendo responsables. Necesitamos empezar a hacer las cosas diferentes y a entender que la adolescencia no es el enemigo. El enemigo somos nosotros, los papás y mamás de hoy que estamos más preocupados por ser "cool" sin tener ninguna consciencia de las implicaciones que va a tener en el futuro de nuestros hijos.

Los adolescentes siempre han sido adolescentes, el gran problema de hoy es que los papás no estamos siendo los papás, queremos ser amigos de nuestros hijos, pero la verdad es que ellos ya no necesitan amigos, necesitan a sus padres.

Se los dejo de tarea.

Te invitamos a inscribirte en nuestra página www.vibremospositivo.com para darte más información de nuestro movimiento y seguirnos en Instagram como @jorge_lpz, @vibremos_positivo2020 y @yad.rajamim.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...