¿Controladora yo?, para nada..., El Siglo de Torreón
17 de abril de 2021. notifications
menu desktop_windows
Columnas Social

¿Controladora yo?, para nada...

Vibremospositivo

Lucy Hop
TORREÓN, COAH., viernes 22 de enero 2021, actualizada 9:05 am


Enlace copiado

En los últimos días he estado pensando en todas las estadísticas de violencia y depresión que están aumentando drásticamente y que desgraciadamente seguirán si no ponemos un alto y empezamos a ocuparnos de nuestra salud mental.

Para todos, esta pandemia mundial está despertando diferentes cosas, todos tenemos días buenos, días malos, ansiedad, angustia e incertidumbre. Estamos viviendo una de las crisis económicas más fuertes de la historia y de esta pandemia van a hablar nuestros hijos y nuestros nietos en la escuela. Esto es sumamente desgastante para todos nosotros, estar en casa, sin salir, ya llevamos casi un año y no sabemos realmente cuando terminará.

Es por eso que como profesional, ama de casa y madre de familia, estoy muy atenta a mis emociones, conozco la importancia de saber identificarlas, sentarme y permitirme sentir y hacer un plan que me permita estar en paz.

A mí en particular me da paz analizar los rasgos que he sentido me han dominado durante esta pandemia para así poder solucionarlos y sentir que este tiempo en el encierro fue productivo de alguna manera.

Me di cuenta que uno de mis mayores defectos es la necesidad que tengo de controlar todo lo que sucede a mi alrededor, cosa que ya me di cuenta a base de trancazos, que no soy capaz de hacer; ¿¡Por Dios!, si no puedo controlar siquiera el hecho de entrar y salir de mi casa cuando se me de la gana, voy a poder controlar cosas más importantes?

También me hice consciente en ese afán por querer controlar todo lo que pasa a mi alrededor, que mi mente erróneamente cree que puedo hacerme cargo de todo lo que hacen y dejan de hacer mis hijas por el simple hecho de que son mías, literalmente me estoy riendo en fuerte mientras escribo estas palabras.

¿En qué estaba pensando cuando por un momento creí que podía seguir decidiendo lo que hacen y dejan de hacer dos mujeres de 19 y 17 años respectivamente? No me estaba dando cuenta que, aunque si bien siempre serán mis hijas y obviamente podré aconsejarlas, es decisión de ellas su forma de actuar y de vivir.

Duele saber que los hijos crecen y que hay que soltarlos para que tomen sus propias decisiones, sin embargo, ¿dónde quedamos nosotros como padres?, ¿hasta dónde podemos meternos para guiarlos a que no cometan los errores que sabemos que están cometiendo en base a nuestra propia experiencia?, ¿qué tanto debemos dejarlos equivocarse y nosotros verlos desde la barrera sabiendo cual sería el resultado?, y por último, ¿cómo aguantarnos las ganas de decir TE LO DIJE cuando regresen llorando a decirnos que se equivocaron?

Por eso preparé algunos tips que quiero compartir en este espacio, es lo que yo he estado haciendo con mis hijas para poder sobrellevar sus años de adultas mientras aún viven en mi casa para poder tener una sana relación con ellas y creo que les serán de mucha ayuda también a ustedes.

Enseñarles a ser independientes poco a poco comenzando por aprender nuevas destrezas con supervisión, es decir, asumir algunas responsabilidades pero con apoyo de los padres para después llegar a ser totalmente responsable de las acciones de uno mismo.

Los padres debemos ceder en gran medida el control sobre muchas de las decisiones de nuestros hijos ya como jóvenes adultos.

Pero aún así, los padres nos preocupamos por la seguridad, salud y éxito de nuestros hijos. Es en ese momento que debe confiar en el trabajo que hemos realizado como padres siguiendo lo que yo llamo los 10 mandamientos a seguir con los hijos adultos:

1. Darles nuestro consejo sabiendo que son libres de tomarlos o dejarlos y asumir las consecuencias de sus actos.

2. Mantener una comunicación abierta y honesta es clave. Aún cuando algunos temas puedan ser difíciles o hasta vergonzosos, esta es la base de una relación saludable entre adultos con sus hijos.

3. Saber que no siempre van a estar de acuerdo ustedes con ellos y ellos con ustedes y no pasa nada, el chiste es no pelear por esas diferencias.

4. Siempre dar el ejemplo de cómo deben comportarse y así tendremos la seguridad de que hemos educado a adultos responsables y educados que sabrán comportarse a la altura de cada situación.

5. Darles una cantidad de dinero adecuada y justa para su edad para que pueda resolver sus necesidades pero no como para que se convierta en un despilfarrador, enséñales a ahorrar y no les pagues todo lo que te pidan aunque tengas la posibilidad de hacerlo.

6. Enséñales a ser organizados, los adolescentes son desorganizados por naturaleza.

7. Enséñales a tomar decisiones inteligentes, esto lo puedes hacer teniendo una platica donde ellos digan cual sería la consecuencia de tomar cierta decisión y que solos recurran a hacer lo que más les conviene, pronto tomarán las mejores decisiones sin tener que consultarlo contigo.

8. Relaciónate con ellos como adultos, deja de hablarles como niños y háblales a tu mismo nivel esto les dará confianza en sí mismos y sabrán que tu también confías en ellos como adultos que son.

9. Continúa preguntándoles sobre sus vidas, escúchalos y comparte tu vida con ellos también.

10. Dales un espacio propio en tu casa donde se sientan cómodos seguros consigo mismos.

Espero que toda esta información que hoy comparto con ustedes, les sea de gran ayuda así como lo fue para mi en esta pandemia, ya que el haber logrado superar mi deseo de controlar todo lo que hacen mis hijas ha sido un aprendizaje que me deja esta horrible época que estamos viviendo y me hace ver que no todo ha sido malo.

Te invitamos a inscribirte en nuestra pagina www.vibremospositivo.com para darte más información de nuestro movimiento y seguirnos en Instagram [email protected]_lpz, @vibremos_positivo2020 y @yad.rajamim

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...