José Ángel y Luis Fernando, El Siglo de Torreón
26 de enero de 2021. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

José Ángel y Luis Fernando

No hagas cosas buenas...

ENRIQUE IRAZOQUI
viernes 08 de enero 2021, actualizada 7:30 am


Enlace copiado

Lo que era ya voz cantada, el ahora exsecretario del Trabajo del Gobierno de Coahuila, Román Alberto Cepeda González, renunció a su cargo para anunciar que buscará la candidatura a la presidencia municipal de Torreón por el Partido Revolucionario Institucional apenas amaneciendo el año.

Con esta definición de Cepeda quedan ya definidas dos de las tres opciones que contenderán en junio para suceder a don Jorge Zermeño Infante. El propio Román abanderará a su instituto político. Fiel a su tradición, los priistas están ya alienados con el ungido del gobernador Miguel Riquelme, por lo que resultaría ocioso pensar que algún otro miembro del Revolucionario Institucional pudiese aspirar a la candidatura.

Por el lado de Acción Nacional, es claro que Marcelo Torres Cofiño tiene los espacios copados para que nadie se interponga para hacerse de la candidatura del PAN. Además, los momios poco apuestan para que el PAN pueda seguir gobernando, por lo que tampoco Torres encontraría mucha resistencia en una ruta que parece casi imposible.

Así entonces queda por definirse el tercer postor, aquel que aparecerá en la boleta bajo las siglas del partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien, no obstante tener más de dos años desde el inicio de su administración al frente del Gobierno federal con los resultados que todos podemos palpar, continúa con altos niveles de aceptación popular, por lo que competir por su partido se antoja de antemano muy atractivo en términos de eficacia electoral.

Por ahora han levantado la mano Juan Manuel Barrera, de escaso capital político, y los diputados federales con licencia Luis Fernando Salazar, Miroslava Sánchez y el exalcalde de Torreón y también diputado federal con licencia, José Ángel Pérez Hernández.

Según declaraciones de José Ángel, Morena habrá de definir a su candidato (a) mediante el levantamiento de una encuesta de popularidad por lo menos entre estas cuatro personas, según se lo dijo el presidente nacional de ese partido, el diputado Mario Delgado, por lo que de generarse encontronazos internos, como le ha sucedido a ese joven instituto, será la popularidad entre sus simpatizantes la llave para hacerse con la candidatura.

Así entonces, de antemano se descarta al señor Barrera, que evidentemente goza de escaso reconocimiento público. La diputada Miroslava Sánchez ciertamente tiene su recorrido en la izquierda desde antes del recorrido de López Obrador. Es reconocida en el sector médico y ha presidido su partido, por lo que le toca ser responsable de la arrasada que le acaba de propinar el PRI apenas en octubre pasado para renovación del Congreso local, donde perdió los 16 distritos y vio cómo en apenas dos años cayó más de 30 puntos porcentuales en la preferencia del electorado. Si en 2018 López Obrador rebasó el 50 % de los votos, hace tres meses ni siquiera pudieron llegar al 20 %.

Sin restarle méritos a la carrera política y profesional de la diputada Sánchez, parece que quienes tienen más posibilidades de ganar son Luis Fernando Salazar o José Ángel Pérez, quienes parecen similares de perfil, cosa que ni remotamente sucede.

Si bien tanto Salazar como Pérez jamás han sufrido carencia alguna, sus perfiles son distintos radicalmente.

Pérez Hernández le lleva casi 18 años a Salazar Fernández. El primero es empresario respetado en el gremio del algodón, mientras que la actividad preponderante del segundo ha sido la política.

José Ángel incursionó en la primera década de este siglo y gracias a su capacidad económica y relaciones pronto ascendió en el PAN municipal, que le permitió ser diputado local para luego arrebatarle el control a Guillermo Anaya y ganar la candidatura y luego la alcaldía de Torreón. Luis Fernando era en ese entonces alfil de Anaya Llamas.

Con el tiempo, Luis Fernando creció en su grupo político de tal manera que en 2016-2017 desafió a su líder Anaya y compitió con él por la gubernatura. Siendo derrotado por el primero, Salazar se hizo candidato por el distrito V y ganó todavía con las siglas del PAN. Su oportunismo político y las relaciones que había trazado cuando fue senador (2012-2018) le facilitaron brincar hacia la bancada de Morena. Claramente su vista siempre ha estado acá.

Con esta visión, pareciera que en la encuesta de Morena los pesos pesados son José Ángel y Luis Fernando. Habrá que esperar cuál de los dos enfrentará al PRI, al que ambos combatieron, particularmente al moreirato, y Marcelo, del PAN, génesis política de los dos suspirantes por Morena.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...