Donald Trump vs EUA, El Siglo de Torreón
11 de mayo de 2021. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Donald Trump vs EUA

EMILIO RABASA GAMBOA
domingo 03 de enero 2021, actualizada 8:37 am


Enlace copiado

En su historia reciente los EUA padecieron el bombardeo japonés en Pearl Harbor (1941) y la agresión del grupo terrorista Wahhabi Al-Qaeda el 9/11 a las Torres Gemelas del World Trade Center en NY y el Pentágono en WDC (2001).

Ahora enfrenta dos agresiones de naturaleza diferente: la pandemia del SARS-CoV-2 con más de 300 mil muertos, la más alta mortalidad del mundo en el país más rico, poderoso y científicamente avanzado del planeta.

La otra es una embestida a su democracia y sistema electoral orquestada por su propio presidente, Donald Trump. Cuando se hizo público el triunfo de Joe Biden y Kamala Harris, el 7 de noviembre, inició una despiadada ofensiva política inventando una conspiración que sostiene que la elección del 3 de noviembre fue fraudulenta y manipulada a favor de Biden, sobre todo en los "estados columpio" (swing states) de Pennsylvania, Georgia, Michigan y Wisconsin. El objetivo es revertir el resultado electoral para que Trump sea reelecto.

"Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad", decía Goebbels. Trump repite la conspiración ad nauseam para justificar ante la opinión pública el ataque a las instituciones, como lo hizo Hitler en Alemania. Su principal operador Rudy Giuliani interpuso más de 50 demandas judiciales sobre un fraude inexistente, todas desestimadas por los jueces por falta de evidencias.

La escalada jurídica llegó a la Suprema Corte de Justicia por el fiscal de Texas, Ken Paxton (investigado por el FBI), y alimentada por el propio Trump, sumó a 18 estados de la Unión y 126 congresistas del GOP, para desconocer a millones de votantes a favor de Biden en los estados columpio, y dar la victoria a Trump. La Corte negó la entrada al reclamo, pese a su composición conservadora (6-3) con tres nombramientos de Trump.

La estrategia jurídica y política de Trump hasta ahora ha fracasado. La primera porque el sistema legal de los EUA sostiene la doctrina de "las manos limpias" (clean hands), según la cual, quien genera una situación ilegal no puede pedir justicia declarándose víctima, lo que hace Trump con su teoría conspiracionista. La segunda, porque el sistema electoral federalizado se mantiene resiliente a sus ataques tanto a servidores electorales locales, como presiones a legisladores para revertir el resultado electoral a su favor. Baste recordar a Gabriel Sterling, funcionario electoral de Georgia, cuando reclamó a Trump que dejara de inspirar violencia pues "esto tiene que parar" a riesgo de agresiones, heridas o muertes.

Chris Krebs, director de la Agencia de Seguridad Cibernética y el Fiscal General William Barr fueron cesados por declarar que no hubo fraude en la elección. En cambio Michael Flynn, exconsejero de Seguridad Nacional, y culpable de perjurio obtuvo el "perdón" de Trump y ahora le aconseja imponer la Ley Marcial para sustituir autoridades civiles por militares, desconocer el resultado electoral y convocar a nuevas elecciones, lo que equivale a un golpe de Estado.

Sin embargo el General Mark Milley, Jefe del Estado Mayor Conjunto indicó: "No hacemos el juramento a un rey, reina, tirano o dictador. No hacemos un juramento a un individuo. No hacemos un juramento a un país, una tribu o una religión. Nosotros juramos a la Constitución y cada soldado, cada marinero o cada guardacostas, protestan defender ese documento a cualquier precio" (Museo de la Armada -Nov 11).

El Colegio Electoral ya declaró ganador a Biden con 306 votos contra 232 de Trump, 74 electores y más de 7 millones de votos populares, es una enorme diferencia.

Con su conspiración, Trump demuestra el verdadero sentido y alcance del populismo. Cuando miles de norteamericanos sucumben ante la pandemia, sólo se ocupa de sí mismo, olvidando hacer America Great. Así trastoca el dictum de Abraham Lincoln de "el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo", por el del gobierno de Trump, por Trump y para Trump, esto es, el poder al precio que sea.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...