Habitan albergues en Tabasco por necesidad, El Siglo de Torreón
27 de enero de 2021. notifications
menu desktop_windows
Nacional

Habitan albergues en Tabasco por necesidad

En el Salón Chelerías pernoctan adultos y niños damnificados

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO , miércoles 18 de noviembre 2020, actualizada 7:53 am

Enlace copiado

En el Salón Chelerías, un restaurante adaptado como refugio temporal para los afectados por las inundaciones en Villahermosa, Tabasco, viven alrededor de 26 personas. En este establecimiento, acostumbrado a la vida nocturna, pernoctan adultos y niños.

Los damnificados retiraron todas las sillas y mesas del lugar para colocar una lavadora, una estufa y las colchonetas donde la gente pasa sus tardes y noches. Como ellos hay otros tabasqueños que se han adaptado a vivir en iglesias, escuelas y oficinas de gobierno, que forman parte de los más de 270 refugios instalados para los damnificados.

En los adultos ha crecido la desesperación porque no saben cuándo volverán a su hogar. Ellos pasan su día cocinando, platicando y visitando de vez en cuando su casa para saber si la cantidad de agua en su interior disminuyó.

En el Salón Chelerías hay seis niños y niñas que, para no aburrirse, inventan cualquier juego y corren de un lado a otro.

Amelia Sánchez López tiene poco más de una semana viviendo en el restaurante porque su hogar en la colonia Gaviotas Sur, se llenó de agua. Ella sólo pudo rescatar la computadora de uno de sus hijos porque ahí es donde hace la tarea de la universidad.

Y mientras el joven no utiliza la máquina, los niños y niñas se entretienen viendo películas gracias al internet que un legislador local contrató para que las familias se entretengan.

"El agua llegó de pronto y no nos dio tiempo de sacar nada, en menos de media hora perdí todo y lo único que pude rescatar fue una ropa, una tele y la herramienta de mi hijo que es la computadora", relata Amalia.

Para tratar de olvidarse de la situación que está viviendo, ella misma tira una colchoneta en el suelo y se sienta a ver películas junto con los menores, quienes sonríen ante cualquier persona que visita el Salón Chelerías, ubicado en avenida Universidad. Algunas personas que están aquí planean permanecer por lo menos otros ocho días, pero piden la ayuda de las autoridades porque temen que la comida y el agua se les acabe.

En una de las esquinas del establecimiento se observan bolsas de despensa donadas por los vecinos. Bolsas de frijol, arroz, agua, azúcar y café son algunas de las cosas que los damnificados han recibido para subsistir.

Las cobijas son otro bien preciado en el Salón Chelerías: éstas son utilizadas para taparse y también se cuelgan para que los afectados puedan tener un poco de privacidad al dormir.

"No estamos acostumbradas a estar de aquí para allá, pero por necesidad nos debemos quedar en los albergues", comparte Jenny Olanchan, otra afectada por las inundaciones.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...