El avión, El Siglo de Torreón
31 de octubre de 2020. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

El avión

Diálogo

YAMIL DARWICH
jueves 24 de septiembre 2020, actualizada 7:26 am


Enlace copiado

Cuentan que André Breton, fundador del surrealismo, concluyó que México es el país más surrealista que hubiera visitado. En 1938, llegó a México y recorrió parte del país, mostrándose maravillado con la artesanía indígena encargando una mesa decorada, haciendo un boceto del cómo la deseaba; días después, el artesano le presentó un hermoso trabajo terminado en maderas preciosas con acabados espléndidos, pero idéntico al dibujo: con solo tres patas, cada una con diferente altura, según el trazo recibido.

Breton, proclamó a México como "el país más surrealista del mundo", dándonos la fama de tener una visión y actitud ante la realidad muy diferente a la del resto del planeta… y tenía razón.

Salvador Dalí, el mayor exponente del surrealismo pictórico -recuerde sus relojes o el Cristo viendo al mundo- advirtió que él jamás regresaría a México, país más surrealista que sus pinturas y su mascota, el famoso oso hormiguero.

Estas anécdotas son útiles para comprender cómo es posible que en México, los mexicanos hayamos presenciado y tolerado, algunos aceptado, otros festejado, la rifa de un avión que no es de un avión sino de 100 premios de 20 millones de pesos cada uno.

Como no se vendieron los boletos, al menos en la cantidad ilusamente esperada, se procedió a echar a andar la maquinaria partidista y con ella se compraron boletos correspondientes a aproximadamente el 70% de los números expedidos. ¡Y se cumplió el objetivo!

Interesante analizar quienes resultaron ganadores.

Curioso conocer las "compras de pánico" que se dieron días antes de la fecha de vencimiento para participar en la rifa y en tal actividad partidista se pudieron observar a altas autoridades federales, otras muchas de medio pelo según los organigramas de las dependencias y algunos más, quienes al menudeo cumplieron el encargo. Mención especial para los empresarios cercanos al gobierno que adquirieron tres millones de números.

En La Laguna, se agotaron los boletos, todos comprados por funcionarios federales denunciados en la prensa local.

También supimos de apoyos extraordinarios de algunos sindicatos, gastando el dinero de las cuotas sindicales; luego, los trabajadores, fueron resarcidos con la entrega de un "cachito de ilusión".

Se calcula que el Gobierno federal debió asignar 500 millones de pesos para cumplir con el deseo presidencial y que la meta señalada, de 3 mil millones de pesos, quedó trunca al poder acumular 2 mil 89.5 millones.

Se calcula que el costo de la administración del sorteo fue de 168 millones -considerados los de impresión, distribución, publicidad, pago de comisiones, etc.- No se incluyen horas hombre de trabajo del personal de la Lotería Nacional; así, las cuentas arrojan números rojos, gasto que todos pagamos.

Habrá que agregar que aún debemos buena parte del avión que no "se rifó como avión sino en premios correspondientes a la compra de cachitos del avión" (¿¿??); hemos pagado 1,622 millones y restan 3 mil 591 millones de pesos y su resguardo, en EUA, nos costó 78 millones y medio de pesos. Tampoco se contabiliza el costo diario del resguardo en México.

Así, con tales cuentas en nuestro surrealismo mexicano, logramos demostrar que Pitágoras mentía; pero no es el único caso de surrealismo político:

En inicio de gestión del presidente López Obrador, contra la opinión de expertos nacionales e internacionales, se anunció y más tarde inició la construcción en Tabasco de la refinería Dos Bocas, con un costo calculado en 41,300 millones de pesos; también se afirmó producirá 340 mil barriles de crudo al día y refinar casi el 30% de gasolinas y diesel que consumimos.

Según estudios de impacto ambiental del proyecto, la obra se ubica en una zona de peligro por erosión, inundación marina y lluvias. Los expertos gubernamentales lo negaron y ya se inundó dos veces.

Caso aparte es el daño ecológico y la pérdida de flora y fauna de la región, que tampoco será recuperable; se pondrán en riesgo, negligentemente, a miles de animales de 119 especies diferentes, incluidos distintos ejemplares de 25 géneros animal.

Además, hay observaciones sobre la dificultad de transporte -no hay red distributiva- y de ser alcanzada la producción petrolera, pudiera ser incosteable.

Del nuevo aeropuerto ya se ha denunciado el riesgo de vuelo para comerciales y militares en la región y advertido del daño ecológico, particularmente del agua y pérdida de restos fósiles encontrados. El colmo: aparecen otros dueños no considerados que, en caso dado, deberemos indemnizar conforme a la ley. Cancelar el NAICM nos representó un gasto de 71 mil millones de pesos. Súmele.

La realidad rebasó al plan populista, transformándolo en despilfarrador, errores que habremos de pagar todos, particularmente los más desprotegidos que tienen menos alternativas para defenderse, acomodando perfectamente aquello de "primero los pobres". ¿Triste y desesperante?

Desgastado el tema, ahora nos distraen con una nueva serie: "el juicio no juicio".

[email protected]

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...