12 de agosto de 2020. notifications
menu desktop_windows
Nacional

Sube en EUA presión contra García Luna

Las conspiraciones contemplan posible cadena perpetua, pero una pena mínima de 10 años

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO , viernes 31 de julio 2020, actualizada 8:07 am

Enlace copiado

El Gobierno de Estados Unidos incrementó ayer la presión al exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, para que se declare culpable de proteger al Cártel de Sinaloa y le evite al Departamento de Justicia las complicaciones logísticas de un juicio ante jurado.

La Fiscalía para el Distrito Este de Nueva York agregó un solo cargo a los cuatro que ya enfrentaba García Luna, preso desde el 9 de diciembre. Pero es el cargo más grave que pudieron encontrar.

Se llama "empresa criminal continua". Es el equivalente a la delincuencia organizada en México, y el Código Federal de Estados Unidos lo castiga con una pena mínima de 20 años de cárcel, con cadena perpetua como máxima.

La acusación original contra García Luna, presentada el 4 de diciembre de 2019, incluía tres cargos distintos de conspiración: para distribuir cocaína, para importar cocaína, y conspiración internacional, amén de un cargo por falsedad en declaraciones.

Las tres conspiraciones también contemplan posible cadena perpetua, pero la pena mínima es de 10 años.

Ahora, con el cargo de empresa criminal, García Luna se arriesga a pasar al menos 20 años preso si un jurado lo declara culpable, pero un tiempo sustancialmente menor si negocia con la Fiscalía y acepta alguno de los cargos de conspiración.

Para sustentar la acusación de empresa criminal contra García Luna, los fiscales mencionaron que protegió el traslado seis cargamentos masivos de cocaína asegurados entre mayo de 2002 y septiembre de 2008, que sumaron 42 mil 945 kilos.

En ese periodo, García Luna fue jefe de la Agencia Federal de Investigación de la entonces PGR, y a partir de diciembre de 2006, titular de la SSP en la administración de Felipe Calderón.

La próxima audiencia del proceso contra García Luna, a cargo del juez Brian Cogan, fue aplazada esta semana hasta el 7 de octubre.

El expediente entregado por la fiscalía a la defensa ya abarca más de 60 mil páginas, y falta que México responda a solicitudes de asistencia jurídica, por lo que pueden pasar años para que inicie el juicio con jurado.

La nueva versión de la acusación o "indictment", agrega a Ramón Pequeño García y Luis Cárdenas Palomino, dos colaboradores cercanos de García Luna en la SSP, como integrantes del grupo de protección al Cártel de Sinaloa, aunque ambos exfuncionarios sólo están acusados por los tres cargos de conspiración, no por la empresa criminal continua.

La fiscalía imputa cuatro conductas distintas a los acusados, aunque el "indictment" no tiene mayores detalles, y hasta ahora, la Corte para el Distrito Este de Nueva York no ha publicado alguna declaración o documento adicional.

Las conductas, desplegadas de 2001 a 2012, a cambio de sobornos "millonarios" por montos no especificados, fueron: no bloquear las exportaciones de drogas del Cártel de Sinaloa a Estados Unidos; entregar al cártel información sensitiva sobre operaciones de autoridades policiacas; arrestar a miembros de cárteles rivales y entregar al de Sinaloa información sobre sus enemigos, y colocar a funcionarios corruptos en ciertas regiones de México controladas por el cártel.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...