04 de julio de 2020. notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

Para Empezar

FICHAJES TIPO SANTOS

MANYE CASTIL
TORREÓN, COAH, lunes 29 de junio 2020, actualizada 8:33 am


Enlace copiado

Es ya una costumbre en los mercados de pases que la afición santista quede molesta. Un periodo que suele ser de ilusión casi navideña, no es más eso para la nación albiverde. Se ha convertido en un periodo de despedidas y de adhesiones en donde se requiere ser muy analítico para no tomarlo simplemente por el lado emocional, hartarse de despedir ídolos y dar el beneficio de la duda a jugadores que sinceramente son aún promesas. Uf, qué duro se lee lo anterior, ¿qué tan real es?

Se va Jonathan Orozco, un ídolo y jugador top de la Liga MX, llega Gibrán Lajud, portero con años de titularidad y llamados a la Selección Mayor en periodo reciente con el técnico actual Tata Martino. Lajud no es ni cercano a ser Jona pero su currículum no es despreciable, aún así, el llamado a ser titular por aclamación popular es él canterano Carlos Acevedo. El movimiento pues se antoja bien hecho, ok, se va un ídolo y un gran arquero pero se queda el puesto bien cubierto, no es un tiro en la oscuridad o un a ver cómo nos va. Se pierde un personaje altamente mediático pero en lo deportivo no queda un boquete.

Octavio Rivero estaba apenas demostrando que podía ser un jugador útil para el Santos de Guillermo Almada cuando el Clausura 2020 para. Siento o sentíamos que en la reanudación, los guerreros iban a tener otra opción de ataque con un jugador que supo esperar sus minutos sin chistar, además en la llamada eLiga, Octavio se había empezado a meter a la afición en el bolsillo, aún no a nivel de ídolo pero estoy convencido que algo iba a pasar con Rivero en este Apertura 2020 que comenzará el 24 de julio. Pues Rivero se fue y en su lugar Eduardo Mudo Aguirre es el llamado a brillar, además de Alberto Ocejo, joven delantero de grandes cualidades pero aún en promesa.

A la afición molesta por este estilo de fichar (hoy más bien provocado por la crisis económica que provoca la pandemia del coronavirus) hay que recordarle también el lado bueno del estilo de fichar del Santos Laguna o Grupo Orlegi si usted gusta ponerla así. No me iré hasta los casos de Chucho Benítez o Darwin Quintero pero definitivamente pongamos palomita al movimiento que trajo a Matheus Dória, a la visión de traer a Bryan Lozano hoy tristemente lesionado, Julio Furch, un delantero ya con números de histórico santista y sobre todo aquel movimiento maestro que valió una estrella: Gallito Vázquez por Gael Sandova.

Jorge Valdano lo dijo cuando fue director deportivo del Real Madrid: “Si todos los fichajes funcionaran seríamos más bien adivinos y no gente de futbol”. A Santos habrá que darle sus buenas y sus malas, aceptar que también han sabido vender para mantener una cantera que empieza a producir calidad, más allá que a la mayoría de la afición no le guste el estilo.

Manye Castil @manyecastil
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...