04 de julio de 2020. notifications
menu desktop_windows
Nacional

Trabajan museos para recuperar a su público

En el regreso a sus actividades cotidianas serán determinantes tanto los protocolos de salud e higiene como la comunicación

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, domingo 28 de junio 2020, actualizada 8:48 am

Enlace copiado

Cuando los museos reabran, en sus entradas habrá tapetes sanitizantes, gel y toma de temperatura. Para visitantes y personal será obligatorio el uso de tapabocas. En museos como los del INBAL se controlará el número de personas en las salas -de 20 a 30 en las del Munal, por ejemplo-; habrá recorridos marcados en el piso que irán en una sola dirección; no se usará ninguna clase de impresos ni audioguías, en cambio crecerá la oferta de opciones y recursos a partir de códigos QR con los celulares de los usuarios; no habrá inauguraciones ni eventos; el servicio de guardarropa estará suspendido; ningún interactivo se utilizará como recurso expositivo; el uso de los auditorios estará limitado; los montajes tendrán otras rutinas con alternancia de personal y las visitas escolares serán suspendidas.

Cuando reabra el Museo Frida Kahlo, entre otras medidas similares a las arriba enlistadas, no habrá en los jardines mesas ni sillas y se marcarán recorridos; no habrá venta de folletos ni libros, y la compra de boletos y permisos de fotografía será sólo por Internet; habrá sanitización de salas, paredes, pisos, arcos, objetos y espacios que tocan los visitantes, al igual que de áreas verdes, sanitarios, oficinas, vestíbulo y entrada.

Cuando Papalote Museo del Niño vuelva abrir -tiene fecha prevista para el 3 de septiembre- tendrá una museografía nueva, 15% de las exhibiciones que hubo hasta comienzos de este año ya no podrán ser utilizadas -es el caso del espacio de Lego o el laberinto con el tobogán de Mi Ciudad-; en cambio se han creado y ampliado otras actividades. En principio Papalote sólo abrirá cuatro días de la semana, de jueves a domingo, y las visitas escolares se reiniciarán hasta enero.

Cuando el público pueda volver a El Estanquillo. Colecciones Carlos Monsiváis -con tapabocas, toma de temperatura, sana distancia y uso de gel como todos- se encontrará que no hay servicios educativos, y sí circuitos de acceso delimitados: subirá por el elevador y bajará por las escaleras, carriles definidos en el piso de las salas en las que no podrá tocar ningún elemento. Sólo tendrá a 30% de sus visitantes.

CAMBIO DE COLOR

Será cuando el semáforo epidemiológico esté en amarillo que los museos reabrirán. En el regreso a sus actividades cotidianas serán determinantes tanto los protocolos de salud e higiene como la comunicación; es por eso que muchos museos privados y públicos, grandes y pequeños, en todo México, diseñan campañas para decirle al público qué podrá hacer y qué no, y así recuperar la confianza de los visitantes.

"Queremos enfatizarnos como museos seguros, reforzar la confianza y transmitir el mensaje de que será una experiencia amable y con la seguridad de los públicos", dice Mariana Munguía, coordinadora de Artes Visuales del INBAL, que tiene una red de 18 museos. Dolores Béistegui, directora general del sistema de museos Papalote, es enfática: "El día que digamos: 'Vamos a abrir' será con la mayor garantía de seguridad, diversión y un clima de confianza".

Se contemplan decenas de acciones, producto de revisión y seguimiento de protocolos internacionales y de las medidas de distintas autoridades del país; producto también de largas sesiones en plataformas virtuales, focus groups y prolongados chats; las estrategias abarcan desde higiene y toma de temperatura de asistentes, personal y proveedores, hasta distribución de públicos en salas, talleres de capacitación al personal y la creación de un comité de sanidad que verificará el cumplimiento de todos los protocolos, como se propone en Papalote.

La UNAM en las próximas semanas publicará sus protocolos para distintos espacios culturales; Bellas Artes espera tener concluidos los de sus museos en las próximas semanas.

La Secretaría de Cultura de la Ciudad de México entregó ya a la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, un nuevo documento con los protocolos para todas las áreas y recintos artísticos de esa dependencia, en el que está también el tema de la Comisión de Filmaciones. En documentos previos de las secretarías de Cultura federal y local, sólo uno se ha referido a los museos y la indicación es que podrán abrir cuando esté en amarillo el semáforo epidemiológico. Por lo demás, como dice Dolores Béistegui: "No hay mayor asistencia, quiero subrayar, de las autoridades ni de la secretaría de Cultura federal ni de la local. No hay capacitación, cada quien lo hace como puede".

En lo que se refiere a los espacios de la ciudad, Alfonso Suárez del Real, secretario de Cultura local, enumera las medidas: "Coincidimos con el Consejo de Salud en que todo lo que tiene que ver con la vida cultural en el Valle de México es mucho mejor preverlo con el semáforo amarillo, con base en buenas prácticas de otros recintos: uso obligatorio de cubrebocas de personal en taquilla y salas; limpieza permanente de espacios; contar con dispensadores de gel en distintos lugares y que no se concentre la gente en los baños; lavado constante de baños, de espejos y vidrios; rutas direccionadas en un sólo sentido para que las personas no se encuentren nunca cara a cara; constante desinfección de pasamanos; elevadores exclusivos para adultos mayores y personas con discapacidad; resguardo de la sana distancia de metro y medio a lo largo de la visita, y protocolos particulares para talleres en museos".

Aunque no hay una cifra precisa, las medidas contemplan una drástica reducción de aforo en las salas, que bajaría hasta 30%, sin embargo, ¿qué tanto público volverá a las salas de los museos? Hay dudas sobre el retorno de público en forma masiva, lo reconoce Hilda Trujillo, directora de los museos Frida Kahlo y Diego Rivera Anahuacalli: "Lo que hemos estudiado en prospectiva nos habla de 30% porque los aviones van a venir vacíos, porque nuestro público es de la ciudad, pero también del país y también es internacional".

A pesar de eso, Henoc de Santiago, director del Estanquillo, considera que "los museos serán espacios seguros para ir y volver a rehacer nuestras vidas; no creo que sean espacios donde la gente se sienta insegura. Serán de los lugares de consumo cultural donde sentirse seguros".

"Queremos que la cultura no se vincule con contagio, fuimos los primeros en cerrar, seremos los últimos en abrir para darle la certeza a la gente", añade Suárez del Real.

La única certeza sobre el retorno del público a los museos es el color amarillo del semáforo epidemiológico. Para la Ciudad de México esto podría ser en septiembre; con el color naranja, parte del personal de los museos habrá regresado en algunas dependencias.

Mariana Munguía explica que con base en todos los protocolos de las instituciones de Salud y Cultura, el INBAL trabajó en un protocolo general de la institución, hubo otro general para los museos y cada museo finalmente prepara uno según sus necesidades y características. Esos protocolos están en la fase final.

Según la funcionaria ha habido trabajo de equipo para estos protocolos, y se socializa tanto a colaboradores externos como a sindicalizados. A la pregunta de si se requerirá personal y recursos adicionales responde que no: "Todo lo podemos cubrir con los equipos de trabajo. La Subdirección General de Administración ya está aportando lo necesario para proveer de los recursos que requerimos los espacios del INBAL".

50

POR CIENTO

o menos será el aforo permitido por los musueos dependiendo de su capacidad.

1.5

METROS

de distancia como mínimo será obligatorio para que los visitantes estén en los inmuebles.

Protocolos

*Distancia de 1.5 metros entre los visitantes salvo si son grupos pequeños y uso obligatorio de mascarilla gel antibacterial y toma de temperatura.

* Limpieza permanente de salas, vastíbulos, elevadores, pasamanos y baños.

*Señalización: los recorridos en algunos recintos estarán marcados en el piso en una sola dirección.

*No habrá folletos o programas impresos ni se usarán audioguías ni materiales interactivo. Tampoco habrá servicio de guardarropa.

*Aforos estarán entre 30% y 50% dependiendo de la capacidad de cada espacio museístico.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...