09 de julio de 2020. notifications
menu desktop_windows
Columnas Social

LA COLUMNA DEL PERRO

Halitosis

M.V.Z. MIGUEL DÁVILA DÁVILA
TORREÓN, COAH, domingo 21 de junio 2020, actualizada 10:11 am


Enlace copiado

Es un síntoma o un signo caracterizado por el "mal aliento" u "olor desagradable de la cavidad oral", producido por descomposición bacteriana de restos de alimento entre los dientes.

Cuando el olor del hocico de nuestra mascota es demasiado fuerte, digamos que lo podemos percibir a un metro de distancia, bien su saliva o el plato que lame o el lugar donde se encuentra, está impregnado de ese olor tan característico, así como tan desagradable para las personas que tienen un olfato muy sensible. Entonces es tiempo de llevar a revisión a nuestra mascota con su veterinario, para que diagnostique la posible causa de este olor excesivo del hocico de nuestro perro o gato.

Las causas de la halitosis pueden ser variadas: desde escasa o nada de higiene bucal, hasta enfermedades neoplásicas. Placa dental (sarro, materia alba, restos de comida, etc.) Gingivitis enfermedad de las encías (se caracteriza por enrojecimiento, inflamación y sangrado leve). Piezas con caries (se ven puntos u hoyitos negros en los dientes o muelas, hay también sabor desagradable, probablemente manifestado por salivación). Piezas parodontósicas (dientes con movimiento).

Bacterias alojadas en lengua (por descomposición de restos alimenticios).

Bacterias alojadas en la mucosa interna de la cavidad oral.

Llagas bucales (generalmente se presentan en baja de defensas).

Ulceras bucales.

Saliva (pobre producción de saliva en cantidad y calidad).

Problemas de la boca seca (esto ocurre cuando el flujo de saliva disminuye).

Neoplasias (tumores).

Problemas estomacales.

Gastritis crónica.

Problemas de vías respiratorias (sinusitis, bronquitis, etc.).

Deficiencia de vitamina B.

Trastornos renales (enfermedades de los riñones y las vías urinarias).

Leptospirosis (enfermedad bacteriana que se transmite por la orina de animales infectados).

Estas posibles causas, citadas líneas arriba, no son las únicas causantes del mal aliento, por lo cual les sugiero que lleven su mascota como les he dicho en ocasiones anteriores con su veterinario, para que revise a su mascota e identifique la causa o causas y prescriba un tratamiento en cada caso en particular.

Y ahora para terminar una gota de filosofía: No hay carga tan pesada que no la puedas llevar, sólo hay que saber cargarla.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...