05 de junio de 2020. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Doble fondo

PABLO BECERRA ACOSTA
sábado 23 de mayo 2020, actualizada 4:42 am


Enlace copiado

En pleno apogeo de la pandemia, los feminicidios con arma de fuego crecieron en México: durante abril pasaron de 12 a 16 casos. Los feminicidios "sin especificar", sin que se consignara cómo fue ejecutada la mujer, también aumentaron: pasaron de 3 a 6. El total de feminicidios se redujo ligeramente: de 76 a 68. Así se asienta en las cifras más recientes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (Sesnsp), dadas a conocer el jueves pasado.

El mes previo, en marzo, cuando ya empezaba el encierro, los homicidios dolosos contra mujeres aumentaron de 219 a 254. Un horror: al menos ocho mujeres asesinadas cada día, en promedio. Las lesiones dolosas también crecieron ligeramente: los casos pasaron de 5,348 en febrero a 5,351 en marzo. Un promedio de 172 mujeres golpeadas, pateadas, agredidas fuertemente cada día. Imagine usted cuántos casos más hubo que no fueron denunciados…

Las niñas víctimas de corrupción de menores aumentaron de 156 a 165.

Las mujeres víctimas de trata crecieron más del doble: de 21 a 48.

Todas estas cifras de marzo (salvo las de feminicidio que cité y que son de abril) se van a actualizar en unas horas más y veremos el tamaño del comportamiento nocivo que tuvieron los machos en abril, cuando la pandemia crecía y se afianzó el encierro.

Ahora me aboco a desmenuzar las llamadas de emergencia que reportaron incidentes de violencia. Son llamadas reales, enfatizó. Las llamadas de broma o falsas ya están descartadas y desechadas, no entran en esta contabilidad del Sesnsp, como se puede leer en el documento respectivo:

- Los casos reportados de violencia contra la mujer pasaron de 21,727 en febrero a 26,171 en marzo, 844 por día, en promedio: 35 mujeres agredidas por hora.

- Los casos de abuso sexual crecieron de 466 a 545. Al menos 17 por día.

- El acoso u hostigamiento sexual pasó de 791 a 1,017 casos. Son 32 por día, al menos uno cada hora.

- Los incidentes de violación reportados pasaron de 323 a 395, doce cada jornada.

- Los casos de violencia de pareja, de esas pobres mujeres conviviendo con sus monstruosas parejas, crecieron mucho, de 18,353 a 22,628 casos. Una barbaridad: 729 mujeres denunciando cada día que viven con el enemigo en casa. Son 30 casos por hora, en promedio.

- Los registros de violencia familiar, donde se asume que también hay hijos afectados o involucrados, aumentaron de 52,858 a 64,858. Una epidemia de más de dos a mil casos por día (2,092), en promedio.

Es el México macho, misógino, violento, vulgar, irracional. Injustificable.

Y en unas horas, como tecleaba, se revelarán los datos de estas terribles llamadas de auxilio recibidas durante abril, que seguramente volverán a mostrar un incremento de la violencia contra las mujeres, como sucedió en marzo. También podría ocurrir que hubiera menos denuncias telefónicas porque, imagine usted, cómo puede llamar una mujer desde su casa si tiene al monstruo en el cuarto de al lado, o peor: en la misma habitación.

En cualquier caso, a ver si por favor la secretaria de Gobernación, la ministra Olga Sánchez Cordero, le precisa al Presidente de la República que esas llamadas son reales, ya descartadas las falsas (ese 90% al que se refirió), como podría constatar él mismo si leyera la carátula del informe mensual del Sesnsp.

Ojalá en Palacio Nacional cesaran de mal informar, azuzar y exponer a su jefe, porque no son ellos, los oscuros funcionarios que nadie recordará en el 2025, quienes son vilipendiados públicamente, sino Andrés Manuel López Obrador, que resulta exhibido cada vez que espeta alguna frase que pone en duda la arraigada violencia contra la mujer que existe en la mayoría de los hogares mexicanos…

[email protected]

Twitter: @jpbecerraacosta

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...