02 de junio de 2020. notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

Recuerdos del Ayer

SACRAMENTO DÍAZ

SERGIO LUIS ROSAS
TORREÓN, COAH, miércoles 20 de mayo 2020, actualizada 9:02 am


Enlace copiado

José Sacramento Díaz Quiñones, su nombre completo, está considerado como uno de los mejores mánagers de boxeadores laguneros que hicieron historia de las décadas de los años cuarenta a los ochenta. En su juventud fue boxeador y luchador profesional, pero prefirió formar nuevos valores que destacaron a nivel nacional e internacional.

“Sacra’’, como se le conocía entre sus discípulos, fue considerado por el promotor Fernando “El Zapatero’’ Hernández como el mejor mánager lagunero. José Sacramento nació el 31 de diciembre de 1914 en el “Barrio del Topochico’’ de Gómez Palacio. Huérfano de padres a los tres años de edad fue adoptado por su tía Dolores Díaz de Muñoz, quien lo llevó a vivir al llamado “Barrio Azul’’, ubicado de avenida Allende a la Madero entre calles Mártires y Zarco.

Cursó su instrucción Primaria en la Escuela Bruno Martínez, al término de la misma empezó a trabajar en la Zapatería Las Margaritas, propiedad de su tío Tomás Muñoz, ubicada en calle Mártires 304 entre avenidas Victoria y Allende, en donde fabricaban y reparaban zapatos ortopédicos, oficio que aprendió don Tomás para elaborar su propio calzado, ya que caminaba con los pies hacia adentro.

Contaba don Sacramento Díaz que de niño fue muy “peleonero’’, quizá de ahí le nació la afición por las “trompadas’’, casi no hubo compañero de la Escuela Bruno Martínez con el que no se diera un “entre’’ y le ganara. Por el año de 1927 José González organizaba en La Esperanza funciones de box en las que participaba Gerardo Catarino, mejor conocido como “La Píldora’’, quien era el azote de los muchachos de ese entonces.

Sacramento Díaz le solicitaba al organizador que lo enfrentara a “La Píldora’’, pero no lo tomaba en cuenta porque decía que “Sacra’’ estaba muy chico. Nunca se le hizo ponerse los guantes contra Gerardo Catarino, a pesar de que asistía puntualmente a los entrenamientos. Por ese entonces sostuvo un buen número de peleas, en las que obtuvo triunfos y derrotas, entrenado por Rodolfo Cobos, entre sus rivales podemos mencionar a “Kid Guanajuato’’, “Generalito Galván’’ y el “Agrarista Morales’’.

Durante su época de boxeador amateur asistió al Campeonato Nacional de Box celebrado en 1944 en Chihuahua representado a La Laguna, en el cual enfrentó a Ángel Grado y perdió por nocaut. Además del box practicó la Lucha Libre a nivel profesional con el nombre de Joe Sacramento, “El Tigre gomezpalatino’’.

En su vida personal, Sacramento Díaz contrajo matrimonio en 1948 con la señorita Margarita Covarrubias Martínez, con quien procreó cuatro hijos: Rafael, Manuel, Magdalena (+) y Guadalupe Díaz Covarrubias. “Rafa’’, su hijo mayor, heredó la vocación de ser mánager de box, destacando como tal durante 40 años.

Un buen día Sacramento decidió dejar de pelear porque andaba “sin brújula’’, entrenaba a diario diez rounds, inclusive con nocaut, por lo que se acababan en los gimnasios. Muchos de sus compañeros tenían “orejas de coliflor’’ por el castigo que recibían. Esto lo hizo pensar en ayudarlos a entrenar para no malograr a buenos prospectos.

Improvisó un gimnasio en el Parque Morelos de Gómez Palacio, consiguió costales, peras y guantes para entrenar a los jóvenes aspirantes a boxeadores en ese paseo público. Por las mañanas los llevaba a correr a las riberas del Nazas. Sus discípulos le llamaban afectuosamente “Sacrita’’.

Su carrera de mánager la inició en 1944 con la presentación de un equipo completo de diez boxeadores en el Campeonato Municipal de Box en Torreón, Coahuila. De este grupo salieron buenos elementos, aunque la mayoría de ellos no ingresaron al profesionalismo, entre ellos sobresalían Eduardo Castañeda y Carlos Segovia, en ese entonces entrenaban en el desaparecido Deportivo Churubusco.

Una de las mejores Delegaciones de La Laguna que llevó Sacramento Díaz a un Campeonato Nacional de Box fue la que asistió a Ciudad Juárez, Chihuahua, y a Acapulco, Guerrero, integrada por Román Rodríguez en Peso Mosca, Gregorio Flores en Gallo, Ramón “Boby’’ Cervantes en Pluma, Ubaldo López y Octavio Salas en Ligero, “Chicho’’ Reyes en Welter Junior, Catarino “El Calabrote’’ Guerrero en Peso Completo y Talamantes en Welter.

Al aumentar el número de sus alumnos se trasladó al Gimnasio Luis L. Vargas para continuar con la tarea de forjar boxeadores, tanto de Gómez Palacio como de Ciudad Lerdo. En la primera camada destacaron los lerdenses Humberto “El Zurdo’’ Carrillo (+), Pedro “El Zurdo’’ Varela (+) y Rodolfo “El Chivo’’ Díaz (+); los gomezpalatinos Carlos “El Caluca’’ Ríos, Francisco “El Chino’’ Aviña (+), Catarino “El Calabrote’’ Guerrero (+), Lucio “La Borrachita’’ González (+), “El Etíope’’ Ríos y Claudio “El Lobito’’ Adame (+).

Entregado por completo a la tarea de formar boxeadores aparece en el escenario boxístico de La Laguna la generación de Javier “Sugar’’ Zatarain, José Valenzuela (+), Isidro Gallegos (+), Miguel Torres, “El Cieles’’ Zatarain (+), Ramón “El Boby’’ Cervantes y Lupe Briones (+), todos ellos de Gómez Palacio.

A la tercera camada que formó pertenecen Julio César Segura (+), Javier García, Armando Villa, Beto Martínez, Octavio Salas, Atanasio “El Rocky’’ Mijares, Vicente Mijares Saldívar y José Refugio “El Cuate’’ Rojas, todos ellos nacidos en Gómez Palacio. Sigfrido Rodríguez de Torreón se inició en el gimnasio de Sacramento Díaz.

Cabe destacar que de esta generación Vicente Mijares Saldívar disputó el Campeonato Mundial de Peso Ligero contra Esteban de Jesús el 25 de junio de 1977 en Puerto Rico y perdió por nocaut técnico en 11 episodios; José Refugio “El Cuate’’ Rojas enfrentó a Julio César Chávez por el Campeonato Mundial Super Pluma en el Madison Square Garden de Nueva York, ganando Julio César.

Por su parte, Sigfrido Rodríguez peleó por el título Superpluma contra Alfredo “El Salcedo’’ Escalera el diez de septiembre del mismo año en Puerto Rico en un combate muy discutido que ganó el boricua por decisión unánime, aunque muchos consideran que le robaron el triunfo a Sigfrido, pues aseguran que en la papeleta ganó. Mención especial merece Atanasio “El Rocky’’ Mijares por haber enfrentado en su carrera a cinco boxeadores que después fueron Campeones del Mundo: Betulio González, Antonio Avelar, Lupe Pintor, Germán Torres y Lupe Madera. Lamentablemente, “El Rocky’’ malogró sus facultades y no llegó a donde pudo haber llegado. Sacramento Díaz declaró en alguna ocasión que el peleador más completo que formó fue Vicente Mijares Saldívar por su técnica depurada, su habilidad defensiva y golpe certero. El promotor Fernando “El Zapatero’’ Hernández platicaba seguido con don Sacramento para que lo aconsejara en las funciones de box que organizaba, entre las que se recuerda la celebrada en la Plaza de Toros Torreón, en la pelea estelar Ricardo “El Pajarito’’ Moreno enfrentó a Claudio “El Lobito’’ Adame, ganando el gomezpalatino. Sacramento Díaz Quiñones fue entrenador durante 40 años, siendo reconocido como mánager pionero en La Laguna. Trabajó en varios gimnasios y finalmente tuvo el suyo en avenida Allende y calle De la Llave de Gómez Palacio, donde trabajaba hasta altas horas de la noche, pues no escatimaba esfuerzos a la hora de preparar a sus boxeadores. Una vida dedicaba a la enseñanza de este viril deporte. ¡Hasta el próximo miércoles!

Sergio Luis Rosas [email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...