05 de julio de 2020. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Verdades y rumores

EL AGENTE 007
miércoles 06 de mayo 2020, actualizada 6:33 am

Enlace copiado

Hace unos días se instaló en Torreón la Mesa de Salud, integrada por representantes de la iniciativa privada, algunas asociaciones civiles, entre ellas Laguna Yo Te Quiero, y uno que otro vivillo disfrazado de "activista". Resulta que todo era "miel sobre hojuelas", incluso invitaron al "góber" de la provincia, Miguel Riquelme, para que estuviera presente en la conformación, que entre sus tareas la mesa busca conocer de manera precisa el número de pacientes con COVID-19 que se internan, así como la disponibilidad de ventiladores que hay para ellos, además de campañas que han echado a andar para reforzar las medidas de #QuédateEnCasa. Y es que los integrantes, así como no queriendo la cosa, le pidieron al alcalde Jorge Zermeño que "apretara" un poco más las medidas porque era de todos conocido que al mandamás de Torreón no le gustó mucho el decreto del Estado de poner "mano dura" para que todos aquellos que no tuvieran una actividad esencial permanecieran en sus hogares.

Ante esta petición, el alcalde nomás tomaba nota. Algunos integrantes de las asociaciones hicieron un recuento del material médico que han recabado, el cual ha sido donado tanto a instituciones de salud pública como privada, y mientras se hacía esta antología, don Jorge tomó de nueva cuenta la palabra para regañarlos, diciéndoles que todo estaba "muy bonito", pero que quería transparencia por parte de ellos, ya que quería saber dónde estaban entregando las mascarillas y demás insumos que decían habían repartido, porque el Municipio estaba haciendo lo mismo. Azorados, nuestros subagentes, disfrazados de arreglos caros del Centro de Convenciones, nos reportan que los organizadores del encuentro nomás se voltearon a ver por el regaño de don Jorge, y terminaron diciendo entre dientes y muy bajito que "hasta lo que no comía le hacía daño".

***

Quienes aprovechan para realizar sesiones fuera del ojo de la prensa incómoda, excusando que son a puerta cerrada por las medidas sanitarias de la pandemia, son los legisladores coahuilenses, ya que durante este tiempo han realizado una que otra plenaria sin dar aviso, y hasta pidieron les "desenchufaran" el wifi del Congreso para no transmitir sus discusiones. Pero en una de sus encerronas los legisladores laguneros Gerardo Aguado y Fernando Izaguirre, ambos de lo que queda del Partido Acción Nacional, aprovecharon para sacarse los "trapitos sucios", luego de agarrarse de la greña por presentar un punto de acuerdo referente a la Megadeuda en tiempos del profe Moreira, como que los bancos les dieran prórrogas durante la contingencia para que ese dinero se destinara a combatir el temible COVID-19. La idea era buena, sobre todo viniendo de la oficiosa oposición, pero el tema casi queda en el tintero por el arrebato entre los dos diputados. Al final, don Gerardo la presentó en tribuna, y cuando la prensa del Legislativo mandó el comunicado no la incluyó, lo que aprovechó el diputado Izaguirre para utilizar sus propios medios y mandar su "opinión" sobre este asunto, lo que sorprendió a todos, porque el indicado para dar la declaración sería su colega de bancada. Y hablando de legisladores que llegaron a su curul como "el burro que toca la flauta", don Fernando quiere volver a hacer alianza con los grupos sociales a quienes les debe su triunfo. A decir de nuestros subagentes, disfrazados de pancartas despintadas, el diputado está aprovechando la cuarentena para ponerse en contacto con sus exseguidores, para volver a capitalizar votos ahora que esperan se reactiven las campañas políticas, pero como ya nadie le cree, lo terminaron condicionando, que para que regrese su confianza deberán regresar a las colonias de sus distrito, que, por cierto, ni él sabe cuáles son, y en caso de que no cumpla, ahora sí le darán el voto, pero de castigo.

Los que en vez de sumarse terminan coartando cualquier ayuda en este tiempo de unión son algunos integrantes del Ayuntamiento de San Pedro, quienes el pasado fin de semana, "acatando" las medidas de la fase 3, confiscaron una ambulancia operada por una asociación civil de bomberos voluntarios que surgió para apoyar a la población en siniestros; incluso cuentan con un camión cisterna, además de una máquina para apagar incendios. De acuerdo con los integrantes de esta agrupación, elementos de la Policía municipal los detuvieron que "por órdenes de arriba", por lo que fueron llevados a las celdas, y todo porque estaban atendiendo a una persona enferma. Ahora lo que piden es que les devuelvan su ambulancia para seguir brindando apoyo… ¡Habrase visto!

***

Eso de andar presumiendo es un mal que todo político padece, más cuando se vive una tragedia como la que nos trajo la contingencia por el terrible y terco coronavirus. El caso más reciente fue del diputado de Morena Francisco Javier Borrego, quién a través de las inestables redes sociales subió fotografías de ciudadanos de San Pedro "agradeciendo" las despensas donadas por parte del legislador, pero dicha ayuda traía los logotipos del Ayuntamiento de la hermana república de Gómez Palacio. Pa pronto nuestros subagentes, metidos entre tanta computadora saturada de tareas por el 'home school', hicieron capturas de dichas imágenes y lo exhibieron. Indignado, el equipo de Comunicación de don Javier negó que las fotos fueran suyas. Primero acusaron todo a un malicioso montaje de sus archienemigos políticos, pero cuando les dijeron que revisaran bien la cuenta del diputado se percataron del "megaoso", y rápidamente se "lavaron las manos", culpando al 'community manager' y a la misma proveedora que les vendió las despensas, pues "tal vez" era la misma que elaboraba las del Gobierno de la alcaldesa de la "alternancia", Marina Vitela, a lo que la alcaldesa, a través de la dirección de Bienestar, les puso un alto, negando que sea la misma empresa proveedora, y los tachó de haber actuado de "mala fe". Llama la atención que el diputado del Distrito 02, uno de los más grandes de todo Coahuila, "invierta" tanto en gestoría y que su equipo utilice fotos de archivo para colgarse medallitas. Por cierto, las fotos ya fueron retiradas de su cuenta personal de Facebook.

***

Y en el tema del culto al cuerpo, luego de que autoridades de Torreón clausuraran gimnasios que operaban en la clandestinidad ante la emergencia sanitaria por el coronavirus, nuestros subagentes, disfrazados de mancuernas desgastadas, nos informan que en Gómez Palacio no cantan tan mal las rancheras. Y es que, a decir de los infiltrados, varios negocios dedicados al deporte fitness, entre ellos dos ubicados en la colonia Santa Rosa, así como otro ubicado sobre la calle Constitución a tan solo unas cuadras de la Plaza de Armas en pleno centro de la ciudad, continúan brindando sus servicios a socios VIP, e incluso por las noches realizan reuniones sociales con grupos musicales en vivo, bajo la complacencia de algunos funcionarios traviesos del Ayuntamiento, como el director de Protección Civil, José Miguel Martínez, quien, a decir de los subagentes, a escondidas de su jefa, la alcaldesa morenista Marina Vitela, ha hecho sus "arreglos" con los propietarios de los negocios para permitirles seguir operando sin importar el riesgo que conllevaría el que con un solo contagiado que acudiera a uno de estos establecimientos se desencadenara un brote de graves alcances, sobre todo durante las últimas semanas, en las que se han incrementado los casos positivos en La Laguna de Durango, por lo que bien haría la morenista presidenta en meter en cintura a sus directores traviesos, así como a quienes ven como su prioridad aumentar el músculo a costa de la salud de los gomezpalatinos.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...