05 de julio de 2020. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Verdades y rumores

AGENTE 007
sábado 25 de abril 2020, actualizada 6:52 am

Enlace copiado

Y nuestros subagentes, disfrazados de regidores envidiosos, nos informan que la cuarentena afectó las ideas y la cordura de la estridente síndica del Revolucionario Institucional Dulce Pereda. Y es que la edil se la pasa un día sí y otro también atacando a la Administración blanquiazul por la supuesta falta de sensibilidad y medidas estrictas para apoyar y mantener a raya a la ciudadanía de Torreón durante la cuarentena a la que nos tiene obligados el temible coronavirus COVID-19; sin embargo, a decir de los subagentes, el dardo que lanzó contra la Administración por la próxima compra de dulces para festejar a los niños en su día fue mal visto no solo por sus compañeros de fracción y la misma militancia del tricolor, sino por el cabildo entero y líderes de colonias de los diferentes partidos.

Y es que al parecer la síndica, quien, como le informamos anteriormente, se la pasa compartiendo recetas de cocina en sus redes sociales, no solo olvida que además de la pérdida de empleos que ha provocado que muchos no tengan ni para comer, los niños son los que más están padeciendo los efectos negativos de la cuarentena, por lo que, siendo objetivos, el dejar de obsequiarles un bolo para aminorarles el encierro no marcaría gran diferencia siempre y cuando se entreguen cumpliendo los protocolos; pero más allá de todo esto, los subagentes mencionan que a consecuencia de su aguerrida y visceral actitud, lo que ha logrado es exhibirse ella misma y la fracción que coordina. Pues, como usted recordará, estimado lector, los ediles priistas reciben además de su oneroso sueldo otra cantidad para gestorías y más, las cuales la síndica no informa en qué se están gastando en las circunstancias que priman en la actualidad, por lo que sería bueno que redireccionara sus ataques sin fundamento y como bloque priista pusieran el ejemplo de cómo ayudar a la ciudadanía, que en estos momentos lo que menos necesita son peleas estériles ni gritos al aire, y en cambio sí mucho apoyo y solidaridad, sobre todo de quienes en teoría son los llamados "representantes del pueblo" en el cabildo.

**************

Donde el sistema de salud avanza solo de la mano de Dios ante el problema del COVID-19 es en el vecino estado de Durango, pues nuestros subagentes, disfrazados de afanadores, señalan que mientras el Gobierno estatal sigue "presumiendo cifras positivas", al menos en los municipios duranguenses de la zona conurbada de La Laguna, los casos positivos del mortal coronavirus aumentan día con día, entre los que resaltan nueve, a raíz de una situación de graves magnitudes que no se informó a la ciudadanía por las autoridades de la salud, y que, de acuerdo con los subagentes, tiene que ver con un brote de contagios que se suscitó entre el personal médico del Hospital General de Gómez Palacio, donde aun cuando no se había recibido ningún caso nueve trabajadores resultaron contagiados al parecer a consecuencia de una reunión social celebrada hace dos semanas de manera irresponsable por personal médico de este nosocomio, en la que incluso dicen hubo transmisiones en vivo a través de redes sociales de los enfermeros y médicos departiendo alegremente con mariachi; no obstante, al pasar de los días varios empezaron a presentar los síntomas, lo que al final derivó en nueve de ellos como casos positivos. Sin embargo, lo grave de esta situación es que, de acuerdo con los subagentes, resultó que uno de los contagiados también labora en la clínica 46 del Instituto Mexicano del inSeguro Social como enfermero cubredescansos, por lo que a varios trabajadores de este hospital que tuvieron contacto con él se les realizó la prueba y están aislados para evitar que el brote se extienda entre personal médico y derechohabientes.

Y es que la situación es muy grave tomando en cuenta que uno de los hospitales clave, el inSeguro Social 46, en plena emergencia sanitaria no tiene pies ni cabeza, ya que a la fecha no hay director responsable, por lo que cada encargado de turno se siente intocable y hace lo que le place, mientras que el delegado del IMSS en Durango, Julio Gutiérrez Méndez, brilla por su ausencia y tiene en el olvido al menos a las clínicas y hospitales de La Laguna de la institución social que en teoría dirige, lo que obliga a que prácticamente los trabajadores se encuentren a la deriva y se estén rascando con sus propias uñas para sacar adelante el trabajo durante la pandemia, pues los subagentes, disfrazados de encargados de almacén de este hospital, que es centro de atención a pacientes con COVID-19, señalan que aun cuando se han recibido cientos de donaciones por parte de la presidenta municipal de la "alternancia" en la hermana república de Gómez Palacio, Marina Vitela, asociaciones civiles, colegios y demás, el desabasto y la falta de insumos es el pan de cada día debido a que el descontrol que impera en este nosocomio es tal que cientos de piezas de cubrebocas N95, caretas e incluso unas bombas para sanitizar, también donadas, desaparecieron como por arte de magia en los últimos días. Sin embargo, estimado lector, lo reprobable e inaudito fue que aun cuando los encargados del hospital detuvieron al responsable in fraganti, quien resultó ser un trabajador de la misma clínica 46, debido a presiones del sindicato, quien alegó que el ladrón está por jubilarse, terminaron por solo descansarlo unos días, claro, con goce de sueldo, fingiendo que no había pasado nada y asunto olvidado, por lo que una vez visto que el problema se salió de control para la delegación estatal, bien harían las autoridades federales del IMSS en visitar este hospital y poner orden, pues lo que está en juego son vidas.

**************

¿Se acuerda, estimado lector, de que hace unos días le informamos sobre "la boda del año" en Matamoros del regidor de Morena y presidente de la Comisión de Seguridad, José Luis Montes Jasso, quien pese a cualquier disposición que prohíbe realizar cualquier tipo de fiesta masiva realizó un megapachangón con todo y baile, poniendo en peligro a sus invitados en plena cuarentena? Pues hoy esa celebración tiene frutos, al menos para quien en ese entonces era subdirector de la Policía Municipal, Héctor Alonso Alba Ávalos, quien fue ascendido a jefazo, gracias a su diligente labor dando el "pitazo" a Montes Jasso de que un séquito de la Policía Estatal iba a clausurar la celebración. Nuestros subagentes, disfrazados de brillantina de centros de mesa olvidados, nos cuentan que este cambio fue como agradecimiento por hacerla de soplón, sacrificando así a Jesús Leija. Con esto de confirma la cercana amistad que tanto pregona el llamativo edil con el presidente del municipio del melón y la sandía, Horacio Piña. Por cierto, el regidor aún no se comunica con el amigo que le prestó la quinta, pues había quedado en "apoyarlo" para pagar la megamulta por la clausura, pero también "quedó bailando solo".

**************

El que se hartó de que en algunos municipios les valieran las normas de sanidad por la etapa que se enfrenta de la pandemia fue el "góber" de Coahuila, Miguel Riquelme, quien el pasado jueves firmó nuevos decretos en el Periódico Oficial de la provincia para hacer uso de las facultades que le confiere su investidura, donde determina acciones obligatorias a partir de este sábado 25 de abril en toda la entidad y en lo que tiene que ver puntualmente con acciones adicionales para hacerle frente a la contingencia por el temible COVID-19, que sigue suelto haciendo de las suyas. Nuestros subagentes, disfrazados de spray sanitizante, nos comentan que con estas medidas los alcaldes y alcaldesas rejegos, quejosos y sin conciencia del problema de salud que se vive en la actualidad y que quieren irse "por la libre", tendrán que ponerse a trabajar, y en el caso de sus fuerzas municipales de seguridad, hacer cumplir las disposiciones que señalan la obligatoriedad de usar cubrebocas en espacios y vías públicas, transporte y centros comerciales, y los servidores públicos deberán utilizarlos en el ejercicio de sus funciones. Por lo que respecta a los filtros sanitarios, se incrementarán al interior de las áreas urbanas, en las carreteras y en los accesos a las ciudades, incluso con la posibilidad de cierres de carreteras estatales, según sea el caso. Así que las autoridades municipales que se habían estado oponiendo, por ley tendrán que sumarse, pues, a decir de las autoridades estatales, la salud de la población está en juego.

Quien, por cierto, aún no cae en cuenta de lo peligroso que es el coronavirus es el alcalde de Torreón, Jorge Zermeño, quien prácticamente obligó a sus casi tres mil empleados a regresar a trabajar el pasado miércoles a la presidencia municipal, y para ello no dudó en empalmarlos en uno de los accesos para tomarles la foto cuando les entregaba cubrebocas y gel antibacterial. Ni los amenazantes dirigentes sindicales del Ayuntamiento lograron revertir las indicaciones del jefazo de Torreón. Incluso dicen que muchos de los trabajadores siguen sin las protecciones necesarias, pues ellos son los que se compran sus guantes, como los poco diligentes muchachones de Parques y Jardines, a quienes se les ve cortando la hierba o descansando cómodamente en los camellones de las calles semivacías, sin ninguna protección.

**************

Los que cada vez están acaparando más reflectores a nivel nacional son los "góbers" del bloque del Noreste, bueno, de la "alianza", como a ellos les gusta llamarse. En su sesión semanal, esta vez con sede en la capirucha de la silla, donde además de los mandatarios de Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas estuvieron como invitados los "góbers" de Michoacán y de Durango, el tema congregó a más de 500 empresarios del país, algunos de manera física y otros a través del famoso Zoom. De Torreón estuvieron Carlos Fernández, del Grupo Lala, Carlos Braña, de Canacintra, Alberto Allegre, de Fomec, y Guillermo Murra, de Grupo Valmur; y a diferencia del Subcomité Regional de Salud de La Laguna, en esta ocasión no hubo ni gritos ni sombrerazos. En la reunión el mandamás de Michoacán, Silvano Aureoles, se fue, como es su costumbre, con todo contra la Federación, al decir que la revisión del Pacto Federal es impostergable, pues se regresa menos de lo que aportan los Estados. También se abrió un espacio estilo "talk show" para que los empresarios expusieran sus inquietudes sobre el impacto económico que tendrá la pandemia del coronavirus. Al final, y para no perder la costumbre, los mandatarios estatales y los empresarios VIP degustaron de lo que ofrece el estado anfitrión; en esta ocasión El Bronco les convidó de jugosos cortes de carne y una cervezas p'al calor.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...