29 de mayo de 2020. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Fraternidad universal

JORGE ISLAS
sábado 04 de abril 2020, actualizada 7:10 am


Enlace copiado

Fué va a suceder después de que pase la peor parte de la crisis epidemiológica del coronavirus? Seguramente nos dejará lecciones de todo tipo, en especial las políticas públicas y de comunicación de cada Gobierno, para evaluar qué tan efectiva fue la estrategia que cada país implementó, para reducir la cadena exponencial de contagios que, en algunos casos, ha puesto al borde a sus sistemas sanitarios, como son los ejemplos de Italia y España, en dónde han empezado a alcanzar cifras superiores de 800 muertos diarios, o del estado de Nueva York, en donde es insuficiente el material y la infraestructura de su red hospitalaria, para atender la alta demanda de servicios de emergencias.

No hay ambulancias que alcancen, ni tapabocas suficientes para enfermeras, menos aún respiradores para los enfermos de gravedad. Y esto es obvio, porque nadie estaba preparado para una crisis de esta magnitud, ni los países de primer mundo.

Me imagino que se podrán valorar a la distancia y con mayor objetividad, las razones y causas de los casos de éxito, para salvar vidas y para evitar el colapso de sus sistemas de sanidad, pero también deberán de examinar la afectación de su economía, sea por todos los factores externos que está generando la inestabilidad de los mercados, o bien, por el cierre de los negocios no esenciales por el tiempo en que duró la cuarentena obligatoria, o ambos en cada país o región.

Como sea, este será el nuevo reto por atender con gran urgencia, sobre todo por las economías más importantes del mundo agrupadas en el G-20, para impulsar un nuevo modelo, con una nueva agenda de temas que logren reactivar la economía mundial de tal manera que todos seamos beneficiados y no solo unos cuantos. Un exhorto posible y deseable para lograr aminorar los efectos devastadores del coronavirus, en materia económica y social.

A este respecto, el presidente López Obrador aprovechó la reunión virtual que tuvieron en días pasados los integrantes del G-20, para fijar la posición de México, frente a lo que se avecina en materia económica. Un mensaje claro y directo de solidaridad con tres propuestas en lo particular que, en caso de atenderse, podría considerarse una nueva doctrina para la política exterior, con nuevos principios e incentivos para la cooperación internacional, por medio de la fraternidad universal del sistema internacional de las naciones.

En primer lugar, y para reactivar el mercado interno de cada país, atender a los más necesitados, a los que viven del día a día, de los que trabajan en la economía informal o bien laboran en microempresas familiares, ya que son los grupos más afectados, porque dependen de las ventas que tengan de sus productos o servicios de manera cotidiana. Además, son una de las fuerzas económicas más relevantes de cada país, dado que conforman la gran mayoría de micronegocios, que mayor empleo genera al igual que ingresos diarios.

En segundo lugar, solicitó que la ONU, intervenga para garantizar el derecho de acceso igual a medicamentos y equipamiento médico de todos los estados miembros, para evitar el acaparamiento y especulación en momentos en que se requiere de solidaridad entre las naciones. Se pronunció en contra de cualquier forma de racismo o discriminación, que en nada contribuye a resolver nuestras actuales calamidades, menos aún nuestras diferencias.

Asimismo, exhortó a las economías más grandes del mundo, a evitar imponer aranceles de manera unilateral, monopolios y especulación comerciales, revisión del precio del petróleo y sobre todo, a fijar un compromiso, para apoyar la estabilidad de los mercados internacionales, que requieren hoy más que nunca, de certeza y confianza.

Buen mensaje, para dejar claro que todos los países tendremos que enfrentar conjuntamente la crisis económica que también trajo el COVID-19. Para algunos será mucho mayor el esfuerzo, pero finalmente todos debemos de contribuir para impulsar una nueva etapa de cooperación internacional, que sea antes que nada incluyente con el más necesitado.

Cónsul General en Nueva York

@Jorge_IslasLo

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...