07 de junio de 2020. notifications
menu desktop_windows
Coahuila

Monclova ya es centro del brote de COVID-19 en Coahuila

Suman 42 pacientes contagiados en la ciudad, 32 de ellos médicos y enfermeros

SERGIO A. RODRÍGUEZ / EL SIGLO DE TORREÓN
MONCLOVA, COAH., jueves 02 de abril 2020, actualizada 4:24 pm

Enlace copiado

El municipio de Monclova se convirtió en el centro del brote más grande de SARS-COV-2 en Coahuila en los últimos días, el cual empezó en el IMSS, donde la dirección hizo oídos sordos al reclamo de médicos y enfermeras, y el resultado es que hasta el momento hay 42 enfermos, de ellos 32 son trabajadores de la salud, uno muerto y otros (dos o tres, según versiones oficiales y no oficiales) hospitalizados.

El centro médico es el Hospital General de Zona Número 7 del Instituo Mexicano del Seguro Social (IMSS), cuya plantilla laboral es de mil 500 trabajadores, de acuerdo a información proporcionada por la misma dependencia.

Monclova, hasta el reporte de Salud de las 19:00 horas del pasado miércoles, tiene registro de 42 casos confirmados de coronavirus, de los cuales, 32 son trabajadores de la salud de dicho nosocomio.

PERO, ¿CÓMO SE LLEGÓ A ESTO?

El pasado 28 de febrero, las autoridades anunciaron el primer contagio de COVID-19 en Coahuila, un caso aislado en Torreón que parecía muy lejano para Monclova, a 325 kilómetros de carretera y unas cuatro horas de viaje.

Nadie esperaba que un chofer de carga fuera contagiado; era un trailero de Monclova que regresó a su ciudad de uno de sus viajes portando el virus.

Para el 22 de marzo, la Secretaría de Salud confirmó el primer caso de la cabecera de la región Centro del estado: un hombre de 42 años que fue enviado a aislamiento domiciliario.

Pero no era el operador de tráiler ni el primer médico al que contagió; era un trabajador de una maquiladora que había viajado a los Estados Unidos.

El jueves 26 de marzo se registró el segundo caso en Monclova: un hombre de 42 años de edad que fue aislado en su domicilio. Pero no se trataba del trailero, sino del médico que lo atendió en la sala de urgencias del Hospital General de Zona Número 7 del Seguro Social. Ese mismo día, pero por la tarde, se confirmó que otra doctora del hospital también se encontraba contagiada.

Para el sábado 28 de marzo, se confirmaron siete casos, y para el domingo, 10 más, con lo que el número de enfermos ascendió a 20 en dos días. De estos, 16 eran parte del personal de urgencias del IMSS.

Desde el ingreso del chofer a la sala de urgencias del hospital, personal de enfermería y del servicio médico solicitó a la dirección que aplicara los protocolos de salud, pues el perfil y cuadro clínico del paciente lo hacían sospechoso de portar el virus SARS-COV-2, nombre científico del coronavirus.

De acuerdo a denuncias del personal de urgencias, la dirección no hizo caso a las observaciones de los médicos urgenciólogos, y la epidemióloga del nosocomio se negó a ordenar análisis en busca de COVID-19.

El subsecretario de Salud del gabinete federal, Hugo López-Gatell , en conferencia de prensa declaró que el paciente cero fue un enfermo que acudió a consulta en una institución médica de carácter privada de Monclova, y que el médico llevó el virus al hospital del Seguro Social.

Sin embargo, el centro médico de Monclova habría confirmado días antes al Comité Estatal de Salud que fue el trabajador del volante quien llevó la enfermedad a la sala de urgencias, y contagió al médico que llevaría el virus a sus demás compañeros.

El Subcomité Estatal de Salud tuvo que intervenir cuando personal del Seguro Social inició protestas y amenazó con suspender actividades por falta de equipo personal de protección para no ser contagiado.

La presidencia municipal, algunas empresas y el gobierno estatal habían donado uniformes, overoles, tapabocas, lentes, gorras, botas y guantes, que no les llegaba al personal.

MIÉRCOLES 1 DE ABRIL

Ante las exigencias, a media mañana del miércoles, el Subcomité entregó 75 equipos de protección sanitaria a igual número de trabajadores que estaban de turno en el hospital.

El jefe de la división de riesgos de trabajo del Instituto Mexicano del Seguro Social, Eduardo Robles Pérez, se trasladó a Monclova y en compañía del gobernador del estado, Miguel Riquelme, y el alcalde Jesús Alfredo Paredes López, cerraron filas para hacer frente a la enfermedad.

Entre las medidas tomadas, la primera fue la remoción del director del hospital, Ulises Mendoza, y en su lugar quedó el doctor Víctor Hernández Barbachano.

Otra de las medidas fue que todos los trabajadores del bloque B del Seguro Social sean examinados y se le realicen pruebas clínicas para confirmar o descartar que sean portadores del SARS-COV-2.

Se ordenó la sanitización de todo el edificio de manera escalonada, y se prepara para convertirlo en hospital exclusivo de atención a coronavirus.

Serán 234 camas para atender a los casos confirmados de la enfermedad. Mientras tanto, un médico contagiado ya murió, otro se encuentra hospitalizado y 30 trabajadores de la salud, entre enfermeras, doctores, camilleros, personal de limpieza y administrativo, son mantenidos aislados y bajo observación pues están infectados con la enfermedad.

contagios

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...