06 de abril de 2020. notifications
menu desktop_windows
Nacional

Suspenden operaciones 'table dance' ante contingencia por COVID-19

'Se veía venir. Ya no había clientes desde el sábado pasado', dice Mónica

EL UNIVERSAL
AGUASACALIENTES, AGS, miércoles 25 de marzo 2020, actualizada 10:09 am

Enlace copiado

Mónica y Sofía armaron sus maletas y con dos cobijas en brazos salieron del centro nocturno "Las Violetas", en la zona de tolerancia de la ciudad de Aguascalientes.

Horas antes, su patrón les había anunciado el cierre del local debido al coronavirus. "Se veía venir. Ya no había clientes desde el sábado pasado", dice Mónica.

En las bardas de acceso al lugar, junto a la caseta de la policía, dos anuncios dan cuenta de la determinación que tomó la Presidencia Municipal de Aguascalientes de cerrar diversos giros de negocios para evitar la propagación del COVID-19.

Los patrones llamaron a las bailarinas de una en una, les pagaron el sueldo de la semana y les explicaron que —por disposición del gobierno— pararán actividades durante un mes, y que "hasta entonces su trabajo las espera".

Sofía dice que en los seis años que lleva en el table dance, "Las Violetas" jamás había cerrado. De un día para otro, suspendieron a todos por la cuarentena: a meseros, personal de limpieza y de barras, músicos y bailarinas. "Ahora sí que nos vino a perjudicar este coronavirus", indica Mónica, y su compañera asiente.

Sofía comenta que sintió mucha tristeza por los meseros y la gente de limpieza, porque ellos viven de lo que ganan cada día: "¿Y ahora? ¡Pobres!, ¿qué van a hacer?".

Las dos tienen un guardadito para pasar el mes, con la esperanza de que "se vaya el coronavirus" y puedan volver a trabajar. "Ahora hay que volver a casa", dice la joven.

La mujer dice tener el puesto de artista, al igual que otras bailarinas, y cuenta con un sueldo semanal fijo de 2 mil 500 pesos, más 3 mil pesos de propinas, y en "los días buenos hasta 6 mil pesos".

Muchas de las mujeres que trabajan en "Las Violetas" son de otros estados y son madres de familia: "Por eso, vea... todas vamos saliendo con mochilas", dice la joven de 26 años, quien avanza unos pasos y abraza a Alejandra, otra bailarina que toma un taxi ejecutivo rumbo a la central camionera, en donde abordará un autobús hacia la capital de Chihuahua.

Sofía y Mónica se conforman con la medida porque, coinciden, al final "es por la seguridad y salud de todos". Tienen fe de que el 20 de abril volverán al table dance, pero de prolongarse la suspensión de la zona roja, comentan, tendrán que irse de tianguistas.

"Todo está bien muerto". En el resto de la ciudad, sólo unas cuantas personas andan en la calle.

A las tienditas llegan pocos clientes, más de la mitad de los restaurantes están inactivos, otros ofrecen comida sólo para llevar o a domicilio. Los cines, casinos, antros y bares están cerrados.

En un recorrido por la zona centro, las principales avenidas, plazas y colonias lucieron vacías. "Todo está bien muerto", comentó Ignacio Vela, franelero en la zona de Merenderos.

"No hay gente que compre", comentó la empleada de un local de nieves y aguas de sabores, junto al templo de San Marcos.

En las plazas comerciales está cerrado el acceso: "Por disposición oficial este establecimiento permanecerá cerrado hasta nuevo aviso", se lee en las entradas.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...