08 de abril de 2020. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Verdades y rumores

EL AGENTE 007
miércoles 25 de marzo 2020, actualizada 6:37 am

Enlace copiado

A la Cuarta Transformación se le están empezando a salir las cosas de las manos, sobre todo en lo relacionado con el temible COVID-19, que tiene a todo el mundo con el Jesús en la boca, y más con la tardía respuesta del Gobierno federal para tomar acciones y medidas preventivas. Incluso el letargo hizo que los gobernadores, incluyendo a los de Morena, tomaran acciones en sus estados; en el norte los mandatarios que conformaron el bloque del Noreste, integrado por las provincias de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, se tuvieron que organizar ante la pandemia. Lo bueno es que no es la primera vez que los "góbers" norteños enfrentan juntos alguna problemática; recientemente habían organizado una estrategia en materia de seguridad, y, a decir de muchos, fue la falta de liderazgo federal la que llevó a los mandamases de diferentes partidos a la unidad.

Eso de trabajar sin colores ni filias se ha tenido que replicar en Coahuila, porque a la hora de los problemas a la gente lo que menos le está importando son los partidos, y es que en la provincia, además del temible coronavirus, están pendientes temas como el carbón, el acero, el apoyo automotriz, la cuenca lechera, la falta de medicamentos, todos con silencio por de más aterrador por parte de las autoridades federales, que solo han provocado inquietud entre la sociedad. Nuestros subagentes, disfrazados de cubrebocas piratas, nos comentan que al nerviosismo de la crisis económica generada por la pandemia se sumó la incertidumbre del anuncio del pasado fin de semana, cuando luego de un "riguroso" plebiscito el Gobierno federal canceló uno de los mayores proyectos de inversión para México, la construcción de una cervecera en Mexicali, tan grande como la que tiene la provincia de Coahuila en Nava. Sin decir "agua va" y con acarreados, la 4T le demostró a la iniciativa privada lo fácil que se puede terminar con un proyecto de más de 20 mil millones de pesillos, de los cuales mil millones ya estaban encarrerados en la construcción; esto cimbró a los ipecos que empezaron a gritar sin que tuvieran mucho éxito que digamos. Por lo pronto, a decir de nuestros subagentes, y más con la ola de calor que se avecina, Coahuila ha tratado de blindar a una de las empresas que sustentan la economía de la región Norte y que produce más de 30 millones de cervezas diarias pa la sed. Habrá que ver si en medio de la tempestad que nos trajo el virus esto no termina por ahuyentar del panorama de la inversión a México como un destino próspero.

***

Y es que mientras las autoridades estatales se hacen bolas tratando de amortiguar el impacto del latoso virus, que se empieza a propagar por todo el país, el presidente Andrés Manuel López Obrador sigue "estirando la liga hasta más no poder" con su mensaje de que no pasa nada… todavía, y que esperen a sus indicaciones para resguardarse en casa. Esto se lo decimos, estimado lector, porque mientras se realizaba una reunión entre los gobernadores de Coahuila y Durango para tomar medidas ante la pandemia del coronavirus, a nivel nacional desmentían el comunicado de la Organización Mundial de la Salud que ubicaba al país oficialmente en fase II de la pandemia, y al mismo tiempo desde la capirucha del smog el preciso agilizó los recursos para la activación del "elefante blanco" conocido como Hospital General de Gómez Palacio, a fin de que atendiera la emergencia sanitaria. De acuerdo con el "góber" de Durango, José Rosas Aispuro, el jefazo de la 4T les dijo que dotaría el centro médico de todo lo necesario para su correcto funcionamiento, pero las declaraciones solo lograron que los empleados del sector salud lloraran de la risa, ya que hasta ahorita se encuentran trabajando literalmente con las uñas, sin insumos en medio de la contingencia. Y prueba de ello son las diversas manifestaciones a las que se han visto orillados en las clínicas del Seguro Social de Gómez Palacio y Torreón, donde médicos, enfermeros y camilleros denuncian que no cuentan con las herramientas necesarias para realizar su trabajo.

Por cierto, durante la reunión entre las autoridades estatales realizada en el Centro de Convenciones de Torreón, que por cierto desde que se pospusieron las piñatas, bodas y bautizos luce más solo que la soledad, algunos opinólogos no descartaron la idea de que para no tenerlo de oquis, lo conviertan en un hospital provisional en caso de que la pandemia escale. Tras llevarse a cabo el evento, los mandamases dieron una rueda de prensa, y con el nerviosismo que ha traído el COVID-19 hasta el audio les falló, por lo que habilitaron un solo micrófono, el cual al principio compartieron Riquelme y Rosas Aispuro, pero el mandamás de Durango tuvo un lapsus de pánico y prefirió dejar el micro sobre la mesa y hablar desde su ronco pecho para ya no tocarlo, y eso que ambas autoridades presumieron que se hicieron las pruebas del coronavirus por protocolo, las cuales salieron negativas.

***

Nuestros subagentes, disfrazados de curul desinfectada, no crea que con cloro sino con falta de asistencia, cuentan que ahora sí el Municipio de Torreón y el Simas tienen graves problemas con eso de que se agotó el tiempo a los pasados señalamientos de la Auditoría Superior del Estado, que siguen preguntándose por el paradero de aproximadamente 400 millones de pesillos de la cuenta pública 2018, y todo porque el diputado de Acción Nacional Juan Antonio García Villa, "amigo" de la Administración zermeñista, en su calidad de presidente de la Comisión de Auditoría Gubernamental y Cuenta Pública del Congreso local, logró meter a la congeladora la propuesta de sus propios compañeros de bancada Marcelo Torres Cofiño y María Eugenia Cázares; la prórroga propuesta por ambos buscaba ampliar por 90 días el plazo para demostrar en qué fueron gastados los recursos. Nuestros subagentes, disfrazados de gel antibacterial diluido en agua, nos comentan que lo grave de esto es que la tesorera Mayela Ramírez Sordo y la superasesora de los números Natalia Virgil estaban de vacaciones pensando que ya se había aprobado dicha iniciativa y que hasta se había publicado el plazo en el Diario Oficial del Estado, tal y como se lo habían hecho creer sus legisladores, y nada, ¡vaya sorpresa! En el remoto caso de que convenzan al diputado incómodo García Villa de otorgar los plazos solicitados, ya también estarían caducados, debido a que ese lapso terminó en diciembre del año pasado, y si contamos los 90 días extras por los que suplican, ya estarían por vencer. A decir de nuestros subagentes, la cosa es que aún no logran juntar la comprobación ni siquiera de los primeros diez milloncillos. Según la pitonisa, el escenario que se avecina es que el asunto termine en denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción y la Fiscalía General del Estado para saber dónde quedaron esos milloncillos.

***

La vida nocturna en Torreón entró en receso y fueron los encargados de regular el consumo de alcohol en el municipio y en el estado los portavoces de los acuerdos derivados del Consejo Estatal de Salud los pasados días, por lo que el pasado fin de semana empezó el trabajo para notificar a los dueños o encargados de bares, cantinas, antros, salones o centros de eventos sociales. Casi la totalidad de los representantes de los negocios etílicos acataron la disposición oficial, así como las medidas preventivas de sanidad e higiene que implementan los restaurantes bar que siempre han operado como tal, ponderando que "venden" más comida que bebidas embriagantes. Sin embargo, no faltó uno que otro local que le quiso hacer "al vivo", y escudándose en el giro de "restaurante bar" de su licencia de funcionamiento, permanecieron abiertos (sin clientes porque es más la gente que tomó conciencia y se quedó en su casa), y al ser inspeccionados se defendían con amplio menú de restaurante ofertando nachos, palomitas, semillas y hasta cacahuates garapiñados. Entre ellos llamó la atención el negocio ubicado sobre la avenida Ocampo y García Carrillo, donde había un puñado de clientes consumiendo solo alcohol, por lo que se invitó al encargado a terminar sus operaciones, pero uno de los presentes argumentó que ese local tenía "permiso" desde la dirección de Atención Ciudadana del Ayuntamiento de Torreón en plena emergencia de salud, incluso el establecimiento continuó abierto el sábado, a lo que un contingente enorme de propietarios se preguntó "¿de qué privilegios goza el establecimiento que ni a la emergencia sanitaria le hizo caso?". Y hablando del edificio más caro de la ciudad, corre el rumor por los pasillos de la presidencia de que pusieron en cuarentena a una funcionaria de medio nivel que había tenido contacto con un excompañero de la universidad que acaba de dar positivo del COVID-19, lo que generó alarma, en especial de los empleados del cuarto y quinto piso, quienes andan que no los calienta ni el sol por la falta de información y la poca atención de salud.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...