Bloomberg, casi KO, El Siglo de Torreón
27 de septiembre de 2021. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Bloomberg, casi KO

MARIO MELGAR ADALID
domingo 23 de febrero 2020, actualizada 8:46 am


Enlace copiado

Todo indica que Donald Trump ganará las elecciones para reelegirse. Ninguno de los candidatos demócratas visibles tiene las prendas ni recursos para derrotarlo. Bernie Sanders, que va adelante, es inviable como socialista que se precia de ser, en un país, el más acabado ejemplo de un sistema capitalista. Trump hubiera querido ser lo que es Bloomberg con sus empresas; Bloomberg por su parte quiere ser Trump y convertirse en presidente de Estados Unidos. Trump nunca será un empresario como Bloomberg, pero éste podría ser el presidente 46.

Bloomberg es un caso singular. Un archimillonario producto del esfuerzo. Ahora, con 60 mil millones de dólares en su bolsa, pretende que se haga efectivo el dicho "con dinero baila el perro" equivalente a "When money talks, everyone listen". No se sabe si el dinero de Bloomberg pueda hacerle ganar la nominación, lo cierto es que ya lo puso en la pelea. Sus números en las encuestas le permitieron llegar al debate en Las Vegas. El miércoles se enfrentó a quienes llevan ya largo camino en su aspiración: Biden, Sanders, Warren, Buttigieg y Klobuchar.

Bloomberg arrancó su campaña en noviembre, un año después que los demás demócratas, convirtiéndose en el caballo negro. Ahora la consigna de los aspirantes demócratas es todos contra él. Sanders como ideólogo declaró que "cualquiera con 60 mil millones de dólares puede competir por la presidencia y comprar las ondas hertzianas. Eso se llama oligarquía, no democracia". Elizabeth Warren, en la extrema izquierda, señaló que es una pena que Bloomberg haya entrado a los debates comprando su participación. Anticipó que habría una demostración de lo que puede hacer con un ego maníaco billonario.

No tardó mucho. Al inicio, los cinco demócratas atacaron a Bloomberg por razones objetivas y una subjetiva. Entre las primeras, su política de "stop and frisk" durante su gestión como alcalde (2002 y 2013) que llevó a los policías de Nueva York a detener y cachear a sospechosos. Vulneró los derechos de 5 millones de personas, señaladamente afroamericanos y latinos. La Suprema Corte consideró esta política violatoria de derechos fundamentales. Bloomberg, que sostuvo durante años la validez de esta práctica tuvo que recular y pedir perdón. Lo hizo poco antes de embarcarse en la aventura presidencial. Otro punto flaco son sus expresiones previas sobre mujeres al considerarlas gordas promiscuas y a las lesbianas como caras de caballo. Bloomberg se negó a señalar cuántas mujeres que lo habían acusado de acoso sexual renunciaron a su derecho de seguir adelante con sus demandas. La razón subjetiva para ir en su contra está probablemente en el inconsciente: el noble sentimiento de la envidia al billonario.

Para una sociedad tan aparentemente puritana el golpe sobre su inquietud sexual puede considerarse como un garrotazo mayor, no sé si definitivo. No hay que olvidar que otro oligarca, Thomas Jefferson, padre fundador, autor de la Declaración de Independencia y presidente 3 de Estados Unidos, cuando vivió en París, recibió a una de sus hijas que llegó acompañada de una esclava de 14 años. Conforme a pruebas de ADN y trabajo académico de investigación se ha comprobado que Jefferson embarazó a esta niña Sally Hemings y tuvo con ella al menos seis hijos.

El resultado del debate es el resurgimiento de la senadora Warren, a costa de Bloomberg, la delantera de Sanders, la debacle de Klobuchar, que a pesar de integrar comisiones en el Senado que atienden asuntos mexicanos, no sólo no ha visto una mañanera, sino que no sabe cómo se llama AMLO, lo que le significó irse a la lona. El tema no debe preocupar pues es casi seguro que AMLO no sepa quién es ella, como no lo saben más de 99% de los mexicanos. Buttigieg, simpático como parece ser, está viviendo la parte final del sueño de ser candidato a la presidencia.

La duda es si casi todo el dinero del mundo será capaz de crear un presidente de Estados Unidos. El ganador del debate fue el presidente Trump que sin despeinarse vio cómo los demócratas se hacen trizas apuntalando su candidatura.

Investigador nacional en el SNI

@DrMarioMelgarA

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA

» Inicia sesión para comentar

EN TENDENCIA
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...