25 de febrero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

Recuerdos del ayer

'El nueve solitario'

Sergio Luis Rosas
TORREÓN, COAH., miércoles 12 de febrero 2020, actualizada 8:48 am


Enlace copiado

En la inolvidable década de los años sesenta la posición de centro delantero era muy importante en un equipo, portaban ordinariamente el número nueve en la camiseta y eran los goleadores del plantel. Algunos jugaban solos adelante por falta de acompañamiento y fue así como el inolvidable cronista deportivo Ángel Fernández bautizó al brasileño José Alves dos Santos, “Zague’’, como “El Lobo Solitario’’, y el periodista lagunero Alejandro Tovar Medina impuso el del “Nueve Solitario’’ al húngaro naturalizado canadiense Tibor Vigh.

A fines de la década de los años sesentas había dos equipos de Primera División en la Comarca, el Laguna y el Torreón. La Ola Verde descendió al término de la temporada 69-70, mientras que el Torreón se salvó de descender de manera milagrosa en la penúltima jornada.

La Federación Mexicana de Futbol decidió que para el Torneo México 70 no hubiera ascenso ni descenso, permaneciendo así el equipo Laguna en el máximo circuito del futbol mexicano, ya que para la temporada 1970-1971 iba aumentar el número de clubes de 16 a 18. El Zacatepec logró el ascenso y en un Torneo Promocional que ganó el Puebla se convirtió en el equipo 18.

El húngaro naturalizado canadiense Tibor Vigh llegó al Laguna en el Torneo México 70 a iniciativa del técnico Arpad Fékete con el antecedente de que había participado con la Selección de Canadá en la eliminatoria del Mundial de México 70, con la cual marcó dos goles. Tibor Vigh nació el 21 de diciembre de 1941 en Budapest, Hungría, en plena Segunda Guerra Mundial, emigrando con su familia a Canadá, en donde se naturalizó canadiense y dio a conocer como futbolista.

De Canadá emigró a Estados Unidos para iniciar su carrera profesional en 1968 en el equipo Houston Stars, en el que tuvo de compañeros a los brasileños Nicola Gravina y Luis Juracy, quienes habían jugado en México en diferentes equipos. Gravina fue campeón con el Oro en la temporada 1962 - 1963, mientras que Juracy militó en seis clubes en ocho años en la década de los sesenta: Oro, Necaxa, América, Pumas, Pachuca y Ciudad Madero.

En seguida Tibor Vigh militó en el Club de Futbol Hungría de Nueva York, conocido también como el Junior Hungría, de donde lo trajo a México el técnico Arpad Fékete, quien se inclinaba por los jugadores fuertes y de buen juego aéreo.

Al llegar a México primero militó en el equipo Laguna y fue titular indiscutible en el Torneo México 70, en el cual fue el máximo goleador de la Ola Verde con diez tantos, seguido de Javier Barba con siete y Claudinor Barbosa con cinco.

Se ganó el mote del “Nueve Solitario’’ porque luchaba denodadamente contra los defensas contrarios, no se rendía ante las patadas y faltas que le cometía el rival, por lo que el periodista lagunero Alejandro Tovar Medina le impuso acertadamente ese apodo.

En la temporada 1970 - 1971 llegó al equipo Torreón por gestión del C.P. Efrén Viesca González y jugó un importante papel en la permanencia de los Diablos Blancos en Primera División sin que sufriera sobresaltos. En el Torneo de Copa de la temporada 1971-1972 le anotó a su ex equipo Laguna en el Clásico Lagunero uno de los mejores goles que consiguió durante su estancia en la Comarca. Fue en el juego de ida de ese Torneo de Copa en el Estadio Moctezuma en septiembre de 1971 que ganaron los Diablos Blancos por tres goles a cero a la Ola Verde y los humillaron. Tibor Vigh recibió un balón en el centro de la cancha, encaró a la defensa del Laguna y se escapó como saeta a la portería defendida por Blas Sánchez, lo venció en la salida con un disparo a media atura.

Cuando regresó al círculo central de la cancha con el balón entre sus manos fue felicitado por el peruano Claudio Lostaunau, quien con este gesto reconoció la entrega y calidad del “Nueve Solitario’’, mientras el peruano regañaba a sus compañeros. Las otras dos anotaciones del Torreón fueron de Jesús Ugalde y del argentino Enzo Genonni, quien debutó ese día con los Diablos Blancos.

Al término de la temporada 1971-1972 regresó al futbol de los Estados Unidos para jugar en 1973 con el Cosmos de Nueva York, antes de que llegaran a este equipo los astros mundialistas Pelé y Franz Beckenbauer. El último equipo en que militó fue en el Montreal Olimpique de Canadá en 1974. Tibor Vigh era un rematador nato dentro del área, tenía un buen resorte para cabecear y buena técnica individual que le permitía jugar con el balón y arrancar a gran velocidad. Los aficionados de antaño lo apreciaban por ser una persona seria y responsable.

En diciembre pasado Tibor Vigh cumplió 78 años de edad, actualmente radica en los Estados Unidos. En la Comarca Lagunera será siempre recordado por su entrega y pundonor defendiendo los colores de las camisetas de los desaparecidos equipos Laguna y Torreón. ¡Hasta el próximo miércoles!

*Sergio Luis Rosas *[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...