26 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Verdades y rumores

EL AGENTE 007
miércoles 15 de enero 2020, actualizada 6:34 am

Enlace copiado

Quien terminó dándoles un madruguete de padre y señor mío a los oficiosos regidores de la bancada del agonizante Partido Revolucionario Institucional fue el recién nombrado director de Desarrollo Electoral… Perdón, Social en Torreón, César de la Garza, quien fue importado de La Laguna de Durango por el alcalde panista Jorge Zermeño luego de que mandara a calentar al anterior titular de esa cartera previo a los comicios electorales de este año. Nuestros subagentes, disfrazados de lideresa cazando subsidios, nos informan que justo cuando los ediles del tricolor enfilaban baterías para tundirle al nuevo titular de Desarrollo Social en el municipio durante la primera sesión de cabildo, un asunto de fuerza mayor obligó a la suspensión del inicio de actividades, razón por la que don César, que fue alertado por un infiltrado del PAN en las filas del tricolor, se fue a buscar uno por uno a los regidores de oposición para presentarles su plan de trabajo y un resumen de su currículum, sin darles oportunidad a que estos planearan una nueva estrategia.

A decir de nuestros subagentes, el joven funcionario incluso logró que la estridente síndica de minoría, Dulce Pereda, los escuchara, que ya es mucho; la cosa es que tan sacados de onda los dejó que incluso en la sesión de cabildo de ayer al regidor Antonio Gutiérrez Jardón no le quedó otra más que reconocerle al funcionario su trayectoria y el plan de trabajo. Eso sí, como para no verse tan mal salió con la típica "estaremos vigilantes a su trabajo".

Preocupados por no poder capitalizar el efecto Zermeño en las próximas elecciones intermedias en la provincia de Coahuila, los más sesudos analistas del Partido Acción Nacional hicieron conclave para tratar de trazar alguna estrategia que los ayude a sobrevivir después de los próximos comicios. Nuestros subagentes, que todo lo oyen, nos reportan que incluso los del bando más distanciado del alcalde de Torreón, que obviamente apoyan al carnal Marcelo Torres Cofiño, han empezado a dar su brazo a torcer y reconocen la necesidad de que al menos en apariencia el blanquiazul muestre algo de unidad. Sin embargo, quien les ha quedado debiendo es el propio dirigente estatal del partido, Jesús de León, que no ha sido capaz de evitar el fuego interno que un día perjudica al grupo de don Jorge y otro al del carnal Marcelo, porque al parecer nadie les ha dicho que el fuego amigo les hace daño a ambos.

***

Para arrancar el año, durante el primer Consejo Estatal de Seguridad el "góber" de Coahuila, Miguel Riquelme, se juntó con las alcaldesas y alcaldes de los 38 municipios de la entidad, y entre uno que otro jalón de orejas terminó por agradecer su colaboración en la estrategia de seguridad, reconociendo la disposición de todos en rubro tan sensible. Pero como nunca falta el "prietito en el arroz", los que se aventaron los peluches fueron el alcalde de Torreón, Jorge Zermeño, y el general de la Sexta Región, Enrique Covarrubias, cuando este le dijo a los dos alcaldes panistas de Torreón y Monclova que solo faltaban ellos de entrarle al modelo de Mando Único, a lo que Zermeño le respondió que con la coordinación era suficiente. Nuestros subagentes, disfrazados de mural despintado de Vito Alessio, cuentan que el general le pidió calma al torreonense y entre líneas le dio a entender que si sigue con su propio 'Mando Único', se atenga a las responsabilidades en caso de que llegara a suceder un hecho lamentable. Ante este duelo de palabras el alcalde monclovense Alfredo Paredes optó por hacerse a un lado, pues vio "las barbas de don Jorge poner a remojar". A dicho consejo también asistió el flamante superdelegado del Gobierno federal en Coahuila, Reyes Flores, quien capoteó por todos lados a la incómoda prensa con tal de no dar su primer resbalón del año, y solo lo vieron degustar las cuatro conchas y siete cafés que hicieron parte del menú.

***

Donde empezaron las purgas desde el año pasado fue en la cúpula empresarial coahuilense, sobre todo con algunos de sus elementos que utilizaban el disfraz de empresarios para hacer política con las cámaras, razón por la que dos de las principales uniones de la iniciativa privada fueron castigadas en las "sagradas compras gubernamentales", donde varios se veían beneficiados. Algunos que solían gritar a las autoridades de repente callaron precisamente por estar en juego jugosos contratos. Dicen que varios de sus miembros, tanto de Coparmex como de Canacintra, se metieron a hacer sus pininos desde los pasados procesos electorales, y al "tocarles el sello en el volado" pues tanto el Gobierno del Estado como el Ayuntamiento de Torreón no nada más les cancelaron contratos, sino que iniciaron una persecución a uno que otro de sus miembros; según nuestros subagentes, disfrazados de calculadoras, algunos de ellos van a dar mucho de que hablar en los próximos días. De entrada, Víctor Alducín, aquel que se hizo famoso en redes sociales por aquello de que "sabía inyectar", y Eugenio Treviño, exlíder de Canacintra, quien después de que recibió bastantes recursos para apoyar al gremio cuando Riquelme fue alcalde de Torreón se fue a otros partidos e intentó hacer la guerra sin éxito. Pues ahora dicen que a los dos empresarios incómodos se les tiene un amplio expediente de evasión de pago de impuestos, motivo por el cual les pondrían denuncias penales; lo sorprendente es que las evidencias vienen de las autoridades tanto municipales como estatales.

***

La telenovela por el tema del Metrobús en La Laguna de Durango sigue dando de qué hablar en este 2020, y han sido los priistas los que no han dejado morir la polémica. Recuerde que el próximo año hay elecciones en el estado del alacrán. El jefazo del tricolor en aquella entidad, don Luis Enrique Benítez Ojeda, se fue con todo contra la morenista duranguense más 'estimada' del presidente Andrés López Obrador, Marina Vitela, a quien tildó de caprichosa por secundar al preciso con eso de echar por la borda el sistema de transporte Metrobús en Gómez Palacio y Lerdo. Y aun cuando en Coahuila lleva años intentando arrancar, el dirigente del tricolor lo puso como ejemplo, algo que nadie entendió. Pero doña Marina no se quedó callada y arremetió contra el resentido priista, del que dijo solo busca los reflectores, como los regidores del tricolor en su ciudad, quienes se encuentran divididos, porque la mitad "jala" para la exalcaldesa Lety Herrera, y los otros para la exalcaldesa Rocío Rebollo. Ejemplo de esto es que la excandidata Anavel Fernández "ni fu ni fa", y solo está para intentar apaciguar a los grupos divididos de la siguiente forma: por un lado los regidores Francisco Bardán y Aidé Román del #TeamLety, mientras que del #TeamRebollo se encuentran Estrella Morón y Juan Moreno. Por cierto, doña Estrella solo quiere llevar agua para su molino porque quiere ser diputada. Y doña Anavel ya retomó las tardes de su café con su comadre y excontendiente Marina Vitela, y dicen que en los eventos de Gobierno hasta parece la de Relaciones Públicas, pues invita a todos a tomarse la foto con la alcaldesa.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...