19 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

Voz de Palco

MERECIDO TÍTULO, UN CUENTO DE HADAS

Eduardo Sepúlveda
TORREÓN, COAH., jueves 02 de enero 2020, actualizada 9:41 am


Enlace copiado

Un tiro raso, bien colocado, al fondo de las redes… Vangioni corre como un loco y un grupo de jugadores detrás de él.

Fue la redención para Rayados. Una afición expectante, cauta desde aquella final perdida en casa ante Tigres en 2017. Una afición y un equipo se vuelven a encontrar en la cancha del estadio Azteca, el mítico campo donde los más grandes han escrito su nombre: Pelé, Maradona… Monterrey es campeón de nuevo, 9 años después de su última conquista, aquella fraguada en el Tecnológico ante los Guerreros del Santos Laguna.

¿Y cómo narrar esta historia de una nueva Cenicienta? Luego de un año turbulento, en el que se impusieron al rival odiado para consagrarse campeones de la Concacaf por cuarta ocasión (todavía de la mano de Diego Alonso) pero que luego perdieron el rumbo en la Liga, hasta navegar por la mediocridad.

Rayados supo cambiar a tiempo, prácticamente con el torneo de casa dado por perdido, y recurrieron una vez más al “Turco” Mohamed, quien tenía una deuda pendiente con la afición rayada pero más, una promesa por cumplirle a su fallecido hijo Farid. Era el Mundial de 2006, tras el juego de cuartos de final entre Argentina y el local Alemania, Mohamed sufrió un accidente automovilístico en una autopista de Frankfurt.

Ahí perdió la vida su hijo de 9 años de edad. El “Turco” desde entonces había prometido ser campeón con Rayados y lo consiguió por fin en 2019, tras dos intentos fallidos al frente del cuadro regio.

De ahí vienen las lágrimas del argentino, que vivió los penales sentado en la banca visitante del Coloso de San Úrsula. Y la alegría de un equipo que estaba eliminado a mitad del torneo, que resurgió con la motivación de su entrenador, que eliminaron al líder general, a los Rayos de visita y fueron a disputar un partido al otro lado del mundo ante el mejor club de la actualidad para regresar con un tercer lugar del Mundial. Todo para coronarse en el mejor escenario, lejos de las “maldiciones” de casa, pero aun así arropados por miles de seguidores que hicieron todo para estar ahí. Y a la distancia, otros cientos de miles apoyando igual.

¿Merecido título para Rayados? Por supuesto que sí. Un octavo lugar que alcanza a entrar a la liguilla en las últimas dos jornadas, gracias a su esfuerzo y la combinación de resultados. Bien lo dijo “Nico” Sánchez tras conseguir el campeonato: “Nos dejaron vivir y nos agrandamos”. Así se juega esta etapa de los torneos en la Liga MX, con garra, futbol y mucho corazón.

Así se viven los triunfos, con lágrimas, sudor, agradecimiento y dedicatoria.

¡Enhorabuena para el campeón! Y que sea un gran año para todos. Los invito a seguirnos en @Champs_mx (twitter) y @Foko_54, para estar en contacto.

-Eduardo Sepúlveda [email protected]_54
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...