Esther M. García: poesía curativa, El Siglo de Torreón

05 de agosto de 2021. notifications
menu desktop_windows
Cultura

Esther M. García: poesía curativa

La poesía le recitó en su vida desde los 17 años de edad

SAÚL RODRÍGUIEZ/ EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, martes 31 de diciembre 2019, actualizada 9:49 am

Enlace copiado

Aunque nació en Ciudad Juárez, Chihuahua, la tinta de su pluma se identifica netamente coahuilense, pues lleva ya varios años residiendo en Saltillo. A Esther M. García la poesía le recitó en su vida desde los 17 años de edad. Sus versos han tenido el reconocimiento de distintos certámenes nacionales e internacionales, como el Premio Internacional de Poesía Gilberto Owen Estrada 2017 o el Premio Nacional de Literatura Joven Fenal-Norma.

La poeta afirma que la poesía se encuentra en insertada en cada elemento del entorno. "La poesía ha existido y seguirá existiendo con o sin el ser humano […] La poesía, para mí, es como este recubrimiento, como esta costra, como las vasijas japonesas kintsugi que cuando se fracturan las bañan en oro y sale algo nuevo: algo que está fragmentado o fracturado, pero está embellecido por todas sus cicatrices. La poesía, básicamente, es un recubrimiento de oro no es como esta piel, o esta grasa, o este líquido que va solidificando todas esas aberturas que podrían haber en la persona, pero que se van llenando".

Para García, cuando un ser humano lee a otros autores, se puede encontrar a sí mismo. Aunque cada persona tiene un concepto diferente de lo que es la poesía, al estar en la atmósfera del todo, los poetas no pueden anclarte a un sólo elemento.

Su reciente obra, La Destrucción del Padre, nace del dolor de una perdida que forma la imagen de su padre, quién murió en 2010. También es un libro que aborda al arte y a la ciencia.

"Está dividido en siete partes. Y la primera de ellas es como si se entrara en una galería donde se están viendo las pinturas. Solamente está el nombre de las pinturas y hay una nota al pie de página donde está el poema. Entonces no es un libro de poesía común. Es un libro de poesía que engloba varios géneros".

García describe que sus poemas no poseen una estructura de verso libre ni verso común, sino que se desarrollan a manera ensayística. "En cada parte tiene una estructura distinta. Y se habla sobre estos temas pero englobado a la relación filial entre el padre y la hija".

En este proceso, la escritura la liberó de esa afección. La escritura revistió esas grietas con su brillo terapéutico. Aunque han pasado ya casi 10 años desde la perdida de su padre, Esther M. García ha encontrado en su andar poético un camino hacia el perdón y un avance en sí misma como escritora. Se siente renovada.

Esther también refiere a la importancia que están teniendo las poetas coahuilenses en el mundo literario. Cita a autoras como Carmen Ávila o Iza Rangel. Además de la gran influencia que Enriqueta Ochoa ha tenido en su obra.

"Tiene mucho de ella este libro. Tiene un libro muy padre que se llama El Retorno de Elektra. Entonces, este libro un poco eso, porque fueron las lecturas que lo alimentaron".

La Destrucción del Padre ha sido publicado por la editorial El Periódico de las Señoras y sus ejemplares pueden conseguirse a través de la plataforma digital Kichink y las redes sociales de la autora.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA

» Inicia sesión para comentar

EN TENDENCIA
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...