18 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Sucesos

Difunden video de la muerte de un menor migrante en custodia de la Patrulla Fronteriza

Se desplomó en la celda donde permanecía encerrado a causa de una fiebre

EL SIGLO DE TORREÓN.-
ESTADOS UNIDOS , viernes 06 de diciembre 2019, actualizada 5:49 pm

Enlace copiado

Por medio de redes sociales, se ha dado a conocer el video que muestra las últimas horas de vida de un menor migrante, que se encontraba bajo custodia de las autoridades fronterizas, en mayo de este año.

El menor de origen guatemalteco identificado como Carlos Gregorio Hernández Vásquez, de 16 años, habría sido detenido durante el día 13 del mencionado mes en la ciudad de Hidalgo, en Texas, EU, por la Patrulla Fronteriza estadounidense. Recogen medios internacionales.

Las imágenes grabadas el 20 de mayo, fueron dadas a conocer por el portal de noticias ProPublica, las cuales muestran a Carlos encerrado en una celda en la estación de la Patrulla Fronteriza, ubicada en Weslaco, debido a que había sido aislado por una gripe.

En el material se le ve dirigirse a un baño que se encuentra en la misma celda, después se recuesta sobre una banca de hormigón, para minutos más tarde levantarse y desplomarse en el suelo donde empieza a sufrir convulsiones.

Por un lapso de 10 minutos Carlos permaneció así, hasta que consiguió ponerse de pie para dirigirse nuevamente a la zona del baño, donde vuelve a caer quedando finalmente inmóvil.

El video se corta al rededor de la 01:47 de la madrugada y la segunda parte empieza a las 05:48 de la mañana, cuando el compañero de celda de Gregorio se despierta descubriendo el cuerpo inerte del adolescente.

Dichas escenas contradicen las declaraciones de la Patrulla Fronteriza respecto a la muerte de Hernández, pues según sus palabras habían visitado en tres ocasiones a Carlos durante aquella trágica noche, a recomendación de una enfermera del centro de procesamiento de CBP de McAllen, Texas, quien diagnostico al joven con una fiebre de 39,4 centígrados, además de insistir a los guardias que de empeorar su situación lo llevaran inmediatamente a urgencias.

La investigación realizada por el Departamento de Policía de Weslaco, indica que el chico estuvo retenido durante 7 días, pese a que el tiempo de transferencia para menores de edad es de 72 horas.

/media/top5/NINOM1.jpg
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...