25 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

En Villa Unión sí se pudo

Actitudes

JOSÉ SANTIAGO HEALY
viernes 06 de diciembre 2019, actualizada 7:35 am


Enlace copiado

Villa Unión es un poblado de unos cinco mil habitantes en el estado de Coahuila que el pasado sábado vivió durante varias horas un verdadero infierno.

Pero a diferencia de lo ocurrido en el "culiacanazo" del pasado 17 de octubre y semanas después en Bavispe, Sonora, en la masacre de miembros de la familia LeBarón, en Villa Unión el pueblo y autoridades salieron mejor librados.

Eran cerca de las diez de la mañana cuando entraron al poblado por lo menos 25 camionetas de distintos colores y modelos con más de cien hombres y algunos menores que vestían chalecos y portaban fusiles de alto calibre. Varias unidades tenían letreros con las siglas CDN del Cártel del Noroeste, cuya sede está en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Los pobladores pronto se dieron cuenta que se trataba de un ataque intimidatorio de dicho cártel que nació de una escisión de los Zetas y quienes años atrás mantuvieron bajo su control a Villa Unión, ubicada a unos 60 kilómetros de la frontera con Estados Unidos.

El poblado había recibido ese fin de semana a decenas de paisanos que aprovecharon el largo asueto para festejar con sus familiares el "Día del Pavo" como se le conoce popularmente al Día de Acción de Gracias.

Los sicarios venían decididos a amedrentar a las autoridades y habitantes de Villa Unión, querían recuperar la plaza y para ello descargaron con furia sus armas en contra del palacio municipal y edificios aledaños a la plaza principal.

"Parecía que estaba viendo una película de cine", contaría a los periodistas uno de los comerciantes locales. El sacerdote de la iglesia frente a la plaza estaba en el templo con varios feligreses y al escuchar la refriega tuvieron que tirarse al suelo durante largo tiempo.

Otros habitantes se escondieron como pudieron y algunos más fueron alcanzados por las balas de los criminales.

Lo impresionante en este suceso fue la rápida respuesta de la Policía Estatal, el Ejército Mexicano y la Guardia Nacional. Primero tres agentes y luego quince más de la estatal enfrentaron a los sicarios sin ningún temor a pesar de la evidente desventaja en cantidad de hombres y capacidad de fuego,

Cuando intentaban huir, los criminales del CDN se toparon con los militares quienes lograron ultimar a varios de los atacantes.

El saldo final fue de 23 muertos, pero a diferencia de Culiacán y Bavispe, aquí las principales bajas fueron del crimen organizado con un total de 17. Las otras seis víctimas corresponden a cuatro policías y a dos ciudadanos que en honor a la verdad merecen recibir trato de héroes por defender con su vida a la población civil.

El cártel pretendía incendiar los principales edificios de Villa Unión y dejar una estela de dolor y muerte en la comunidad para infundir miedo y poder en el futuro actuar sin resistencias.

Pero no lograron su objetivo, por el contrario, tuvieron que huir y dejar en el camino a diez sicarios que fueron arrestados y quienes seguramente darán información valiosa a las autoridades policiacas.

Mención especial en este acontecimiento alcanza la alcaldesa Narcedalia Padrón Ramos, quien de inmediato se dio a la tarea de la reconstrucción material y moral de Villa Unión. También el gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme, destacó por su decisión para enfrentar a los delincuentes.

Villa Unión ha quedado por el momento a salvo de los narcotraficantes, quienes seguramente la pensarán dos veces para volver a invadir dicha población.

Y que conste, no se trató de una guerra de exterminio, simplemente fue un acto de oportuna y firme reacción de las autoridades para defender a su pueblo. ¿No podrá replicarse esta experiencia en el resto del país?

NOTICIA FINAL…

Julián LeBarón se ha convertido en el principal emblema en la lucha por la justicia y la seguridad de los mexicanos. La tragedia que sufrieron sus familiares cercanos lo ha llevado a reclamar con valentía y firmeza la necesidad de poner fin a la impunidad e implantar la paz. Esperemos que las autoridades y la misma sociedad proteja y escuche a tan connotado activista quien puede ser la punta de lanza en el cambio que urge a México en materia de inseguridad.

Comentarios a [email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...