07 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Verdades y rumores

AGENTE 007
sábado 30 de noviembre 2019, actualizada 6:47 am

Enlace copiado

Si algo faltó en la región durante la visita del jefazo de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte, Javier Jiménez Espriú, fue precisamente comunicación; esto se lo decimos por lo que padecieron los invitados a la ceremonia de inauguración del segundo periférico de Gómez Palacio a Torreón, a unos cuantos kilómetros de la nada. Nuestros subagentes, disfrazados de "brujas" del desierto, nos reportan que el evento encabezado por el secretario federal fue convertido en un ejemplo de desorganización entre el personal de la Federación y del Gobierno del Estado de Durango. Para empezar, el equipo de "logística" del "góber" José Rosas Aispuro se la pasó jugando con los asistentes a pararlos y sentarlos de las sillas. Su coordinadora en La Laguna, Bárbara Rendón, a muy malos modos, intentó quitar de sus asientos a varios funcionarios de Coahuila para acomodar a los de Durango; y como de plano no pudo, optaron por traer más sillas, que apenas si alcanzaban algunos centímetros de sombra del megatoldo.

Otro detallito que falló fue el sonido, que jamás funcionó, cosa que puso en aprietos a todos los oradores. Los subagentes esperaban que la alcaldesa de la alternancia en Gómez Palacio, Marina Vitela, se luciera ante uno de los máximos jefazos de la Cuarta Transformación y tomara las riendas de lo que sería su primer evento con autoridades de la capirucha del smog, pero no, doña Marina prefirió rentar balcón y ver cómo el Estado y la Federación se peleaban por los reflectores de una obra que pareciera maldita, ya que arrancó en los tiempos del panista Felipe Calderón y hasta ahora quedó terminada, al menos para la foto.

Y ya que estamos de aquel lado del Nazas, dicen que la recicladora Vapa, ubicada en el ejido Villa Ale de Gómez Palacio, donde esta semana ocurrió un desastroso incendio, tiene un historial dudoso, ya que nadie sabe cómo operaba si no cuenta con licencia de funcionamiento, permiso sanitario, de Protección Civil, Bomberos… En pocas palabras se estaban saltando todas la normas posibles. Según reportan los subagentes, los propietarios de la planta se habrían arreglado con la anterior dirección de Protección Civil Municipal, que encabezaba Alonso Gómez Vizcarra, quien ahora cobra en el Gobierno de Coahuila, para poder trabajar sin problemas. Incluso las malas lenguas señalan que desde hace años recibían animales muertos, llantas y varias materias que no tenían nada que ver con reciclaje, generando un grave problema de contaminación, en especial para la salud de los habitantes del sector, que tenían que soportar las humaredas de quién sabe cuánto desperdicio. Hoy la recicladora, además de ser clausurada por las autoridades del municipio y del estado, enfrenta una considerable multa.

************

Tal parece que se ha convertido en un deporte regional arruinarle el día al jefe. Primero el que se empeñó en hacerle dar corajes al alcalde de Torreón, Jorge Zermeño, días antes de su informe, fue el jefazo de la policía de Torreón, Primo García Cervantes, defendiendo al hijazo de su vidaza cuando fue detenido por el alcoholímetro; y ahora el turno fue para el titular de la Secretaría de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Movilidad, Gerardo Berlanga Gotés, quien a unos días de que el "góber" de Coahuila, Miguel Riquelme, rinda su Segundo Informe de Gobierno, y después de que un grupo de funcionarios municipales y estatales tuvieran que hacer circo, maroma y teatro para tranquilizar a los furiosos vecinos del sector poniente que bloquearon el Bulevar Revolución para exigir la apertura de los cruces peatonales, el eterno funcionario de obras públicas salió a los medios a decir que siempre no, y que los cruces serían abiertos momentáneamente nomás para tranquilizar a los escandalosos vecinos, pero que luego serían cerrados. Nuestros subagentes, disfrazados de camión de ruta a punto de desaparecer, nos comentan que varios funcionarios del estado y el municipio hicieron el coraje de su vida, porque a don Gerardo, en lugar de ponerse a trabajar para entregar la obra a tiempo y no retrasarla por enésima vez, se le ocurrió avivar el fuego de la polémica obra, algo que aprovecharon algunos panistas sin quehacer y cercanos al carnal Marcelo Torres durante las manifestaciones para sugerirles a los quejosos que mejor se fueran a manifestar al Centro de Convenciones de Torreón el próximo lunes, durante el informe de don Miguel. Así que muchos terminaron por sugerir que con funcionarios como Berlanga, Riquelme para qué quiere enemigos; a ver si por este detallito no termina desinvitado a la selecta comida del Fontana.

El famoso tortobús... Perdón, Metrobús, continúa sin operar en Torreón. Lo que sí es que sigue sumando enemigos e intereses obscuros, anótele usted, estimado lector, al siempre eterno líder de la CNOP en Torreón, Mario Cepeda Ramírez, quien ahora busca ponerle trabas a cada cruce y cada calle del proyecto, aprovechando que el gobernador Miguel Riquelme está ocupado con los preparativos del segundo informe. El profe, como es conicido, ha estado haciendo algunas travesurillas, por lo que estaría bueno saber quién está detrás del mismo maestro Mario Cepeda; lo que comentan algunos allegados al "góber" es que una vez que se desocupe don Miguel, y como acostumbra con la fuerza pública y el orden, según él mismo lo proclama, no tardará en quitar las manifestaciones a macanazos como los últimos bloqueos que han disuelto en La Laguna los muchachos de la Policía Estatal. En fin, lo que se espera es la fecha para tener un buen sistema de transporte, ya que si no es el retraso del Gobierno, son los transportistas, a los que se les ocurre una y otra cosa dentro del tan cantado modelo de negocios; ahora súmele las gracias del profe Cepeda que a algunos intereses ha de responder para tomarse la molestia de orquestar las manifestaciones. Lo cierto es que con todo esto, después de años la gente sigue sin poder estrenar la eterna obra heredada de la administración del exgobernador Rubén Moreira.

************

Solo faltan unos días para que Torreón se convierta en la capital política de Coahuila. El próximo lunes el gobernador Miguel Riquelme rendirá su Segundo Informe de Gobierno en el multifacético y multiusos Centro de Convenciones, y como si se tratara del concierto de una estrella famosa de rock, la capacidad hotelera se encuentra al máximo. Nuestros subagentes, disfrazados de tarjeta informativa, nos informan que el "góber" Riquelme quiso poner a prueba el turismo de negocios en Torreón con su informe y con el juego de liguilla del equipo de casa. Al informe ya confirmaron algunos gobernadores, senadores y diputados de todas las fracciones políticas, y como los besamanos y el acomodo de los asistentes darán mucho de que hablar, nuestros subagentes ya se encuentran preparados para traernos los detalles de quién se duerme y quién no durante el discurso de don Miguel.

************

La telenovela que se armó tratando de ocultar o descifrar, según el caso, el puesto laboral que ocupa el hijo del jefazo de la policía de Torreón, Primo García Cervantes, en el municipio, quien primero aparecía en el Tribunal de Justicia y luego en la Secretaría del Ayuntamiento, parece no tener fin. Como si fueran asesorados por el mismo Cantinflas, los funcionarios no han dado una al responder dónde trabaja Primito Emmanuel García, la flamante estrella protagonista del Operativo Alcoholímetro del fin de semana pasado, donde dos agentes de Tránsito terminaron arrestados. Primero, y de acuerdo al portal del propio Ayuntamiento, aparecía en el Tribunal de Justicia Municipal a cargo de Jesús Campos, quien al cuestionarle sobre el empleado afirmó que "no trabajaba en el Tribunal, pero que sí en otra área del Tribunal". ¿Qué quiso decir?... Pero como la incómoda prensa es muy insistente, y dijo que el vástago tenía su declaración como servidor público en la Secretaría del Ayuntamiento, se le preguntó de nueva cuenta al secretario Sergio Lara (otra vez a apagar un incendio), quien confirmó que sí trabajaba en su departamento, pero que estaba "comisionado", por lo que no lo encontrarían en el quinto piso. Pero este no es el único caso de nepotismo en el Ayuntamiento donde trabajan los hijos de los funcionarios. Entre tanta averiguación salió el nombre del hijo de la regidora panista Thalía Peñaloza, quien pasó de inspector a fotógrafo de su mamá en las comisiones, mientras que el titular de Radio Torreón, Eduardo Teel, también tiene su cuota familiar, por lo que Pablo Teel "le hace" de inspector y trata de clausurar cuanto negocio encuentra a su paso, pero como ni siquiera lee el reglamento, los encargados de los antros lo ignoran, lo tildan de loco y no lo dejan pasar.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...