25 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

La Columna de Rosell

RAFAEL ROSELL
domingo 24 de noviembre 2019, actualizada 10:33 am


Enlace copiado

Ante la imposibilidad de ver el partido en vivo, tuve que chutarme varios resúmenes donde lo podía atrapar y no estoy hablando de cualquier partido, estoy hablando de la final de la Copa Libertadores de América, que por primera vez en su historia se jugó a un solo juego. Como algunos sabrán, la sede original de esta final era en Santiago de Chile, pero debido a las protestas, manifestaciones y represión por parte de la policía chilena que no cesan, tuvieron que mudarse a Perú al Monumental de Lima con un aforo para 82,000 espectadores.

Fue un gran partido el estelarizado por el campeón defensor River Plate de Argentina dirigido por Marcelo Gallardo y el retador brasileño Flamengo bajo las órdenes del portugués Jorge Jesús. Los millonarios buscando su quinto título y el Fla su segundo.

Aquí lo lamentable en nuestro país es que desde que dejaron de participar equipos mexicanos en la Libertadores empezaron a disminuir las transmisiones de los partidos, estamos de acuerdo que es muy difícil que nos interese un Oriente Petrolero de Bolivia contra un Huracán Buceo de Uruguay en la ronda de grupos, de acuerdo, pero ya en la ronda de octavos creo que los futboleros de corazón si nos interesaría seguir los encuentros hasta la definición del campeón.

Pero nada, la final del sábado pasado no fue transmitida en nuestro país por ninguna cadena de cable y mucho menos de tele abierta. Ah, pero eso sí, podíamos deleitarnos si así lo queríamos del Vitesse Arnhem contra el ADO Den Haag de la liga holandesa, o el Union Berlin contra el Borussia Monchengladbach de la Bundesliga. Es increíble que en nuestro país haya más identificación con las ligas europeas que con la competencia de clubes más importante de nuestro continente.

La final de Lima fue un muy buen partido, jugado con la intensidad que caracteriza al River del muñeco Gallardo, que me recuerda al Santos Laguna de Memo Almada, no tienen manejo de partido simplemente no dejan de atacar y mientras tengan gasolina siguen con el acelerador a fondo. El delantero colombiano del millonario Rafael Santos Borré es todo dinamismo y me recuerda al uruguayo de los guerreros, Brian Lozano, va a todas y no para de correr, aprovecho el desconcierto de la central de Flamengo y al catorce adelantó al equipo argentino con una media vuelta que firmaría aquel llamado "niño artillero" Luis García Postigo.

Pero River Plate no aprovechó su gran primer tiempo cuando tenía asegurado a los de Río de Janeiro y no pudo marcar un segundo gol, en la segunda mitad, la gente del millonario acusó el cansancio que significa jugar siempre a tope y un error del relevo de Borré al minuto 89, Lucas Prato quiso jugarla individual en lugar de servirla, la perdió a tres cuartos de cancha y se vino la contra de Flamengo con algunos futbolistas de River agotados y por ende imposibilitados para llegar a reforzar la última línea, vieron como Bruno Henrique entró al área rival gambeteando y tirando un pase a segundo poste donde Gabriel Barbosa el famoso "Gabigol" solo la empujó de zurda para el 1-1. No se cumplía un minuto cuando un balón por alto es mal fildeado por el central Javier Pinola (de gran partido hasta ese momento) desesperado Pinola terminó habilitando con doble golpe de cabeza al mismo "Gabigol" que sin misericordia alguna fusiló a Franco Armani.

Dos goles en un minuto acabaron con las esperanzas de River Plate de confirmar su extraordinario momento. Pero enfrente tuvieron un rival que quizás merece más el apodo de millonarios, gran inversión para formar un equipo repleto de "ex europeos", ejemplos: Filipe Luís de 34 años y experiencia en Atlético de Madrid, Depor, Chelsea y Ajax. Rafinha, Schalke, Bayern Munich y Génova. El portero Diego Alves, Valencia y Almería. Diego un trotamundos, sus últimos dos equipos antes de llegar al Flamengo, Atlético de Madrid y Juventus. Bruno Henrique jugó en el Wolsburgo, en fin, veteranos de Europa con la encomienda de romper el ayuno de 38 años sin ganar la Libertadores. Estarán en el Mundial de Clubes que arranca el once de diciembre en Catar, Liverpool, Flamengo, Monterrey, el campeón catarí Al-Sadd, Espérance de Tunéz, Hinghéne Sport de Nueva Caledonia y solo falta esperar al ganador de Al Hilal o Urawa Red Diamons para representar a Asia. Para finalizar, como se extraña la Libertadores y cada vez más lejos de que regresemos, ni hablar.

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...