23 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Verdades y rumores

AGENTE 007
sábado 23 de noviembre 2019, actualizada 7:02 am

Enlace copiado

Después de que los diputados federales hicieran circo, maroma y teatro para aprobar el Presupuesto 2020, ni los gritos y los reclamos del gobernador Miguel Riquelme valieron para que la Cuarta Transformación se apiadara de Coahuila. Sobra afirmar que todos los Estados de la Federación ansiaban revertir la "rasurada" que les dieron el año pasado a la mayor parte de las entidades. Si no sirvió el reclamo del "góber", mucho menos el berrinche que hicieron los grises diputados que representan los intereses de la provincia Rubén Moreira, el Diablo de las Fuentes y Martha Garay, quienes pretendieron llamar la atención saliéndose del recinto y tratando de llorar para que les creyeran. Pero si la bancada de Morena no peló a las organizaciones campesinas que tomaron la Cámara de Diputados, ni a los alcaldes que fueron recibidos a punta de gas lacrimógeno en Palacio Nacional, mucho menos iban a hacerles caso a tres legisladores, uno de ellos integrante del clan más odiado de la entidad: el de los Moreira.

Ahora, Coahuila y Durango enfrentan el escenario de un Presupuesto 2020 que en todos sentidos les es adverso y cuyos efectos negativos se percibirán especialmente en la sufrida Comarca Lagunera. Se suponía que la Comarca iba a contar con una mayor cantidad de recursos para evitar, entre otras cosas, la cancelación de obras carreteras, la disminución en programas agropecuarios, de agua potable, pero sobre todo la cancelación de proyectos como el Corredor Económico del Norte, algo tan cantado por ambos gobernadores. Ahora sí que la cosa se puso difícil en materia económica para ambas entidades, mucho más para Durango que para Coahuila, que, sumado a esto, mantienen una elevada deuda pública. Veremos cómo la sortean ambas entidades el próximo año; habrá que estar atentos a las medidas que implementarán para lograr algo de obra para los municipios que también enfrentan un panorama económico oscuro.

Nuestros subagentes, vestidos de bandera en el Palacio Rosa, nos informan que durante un evento en la capirucha del sarape el "góber" Riquelme recibió a la secretaria del Trabajo de la Federación, Luisa María Alcalde, de tan buen ánimo que hasta la silla le acomodaba; sin embargo, cuando le pasaron una tarjeta informativa con las reducciones de Coahuila en el presupuesto 2020, al "góber" le cambió la cara a mitad del evento, tan así que ya ni siquiera salió a despedir a la secretaria y se quedó a responderle a la incómoda prensa, cuyas únicas preguntas fueron cómo le había ido en el tema presupuestal. El mandatario coahuilense respondió con el rostro desencajado, y aunque fue prudente en sus declaraciones a los medios todos ahí sabían que estaba pasando un trago amargo. Veremos qué sucede en los próximos días y si don Miguel sigue siendo tan "amigo" de la 4T, como hasta ahora se había mostrado, durante las giras del presidente Andrés Manuel López Obrador por estas tierras de dinosaurios.

******************

Eso de hacer compadre a un jefazo de alto nivel no es sinónimo de tener chamba segura, sino que habría que revisar la lista de quienes se quedaron como el chinito, "no más milando", luego de poner como padrino de algún primogénito al gobernador Miguel Riquelme y hoy se encuentran fuera de la nómina y de las invitaciones a fiestas, cenas y asados de domingo. Claro, en la política es muy común que entre los subalternos inviten a las autoridades de primer nivel a crear lazos a través de apadrinar a algún integrante de la familia. Una estrategia que tomó muy en serio la familia Ganem-Rodríguez, que estrenó padrinos en el bautizo del más pequeño de sus hijos. Don Pepe y doña Martha, quien cobra como encargada del Centro de Justicia y Empoderamiento para las Mujeres en Torreón, eligieron al presidente del PRI en Torreón, Eduardo Olmos, como guía en la iniciación cristiana de su hijo, y también al socialité saltillense Samuel Rodríguez, representante del gobernador en La Laguna, quien, como ya se lo hemos dicho, brilla más en las páginas de Sociales que en las políticas. Si bien doña Martha ha sido bendecida y nunca ha vivido en el error, desde que Riquelme era alcalde don Pepe sigue en la congeladora del "góber". Por ello dicen las malas lenguas que tuvo que recurrir a su antiguo jefe, el exalcalde Lalo Olmos, para que intervenga, pero ahora como compadre. Nuestros subagentes, disfrazados de cirio quemado, nos comentan que incluso Ganem asegura a los cuatro vientos que será el suplente de Olmos en el Congreso Estatal, claro, eso partiendo del supuesto de que don Lalo ganará la elección. Total, en tiempos de sequía cualquier excusa es válida para llamar la atención y figurar.

******************

Luego de que los regidores del Ayuntamiento de Torreón sufrieran una "balconeada" de padre y señor nuestro por los bajos resultados de su gestión en la evaluación de ediles que realizó el Consejo Cívico de las Instituciones Laguna junto a la Alianza Nacional RegidorMX, y donde incluso el propio alcalde de Torreón, Jorge Zermeño, tuvo que salir en su defensa porque entre los peor calificados se encuentran varios de sus consentidos, como Ana María Betancourt, quien además de su nula productividad ha sido tildada de arrogante y clasista, o el regidor de los taxis, Ignacio García, quien dicen solo opina cuando de defender su negocio se trata, ahora los "becados"… Perdón, los funcionarios, hacen como que trabajan durante las diferentes comisiones. Incluso, algunos que ni siquiera eran conocidos por sus compañeros del Honorable Cabildo ahora hacen de todo para brillar o por los menos para que los demás se sepan sus nombres. La cosa les caló tan profundamente que ahora hasta se pelean entre ellos con tal de obtener la palabra. Nuestros subagentes, disfrazados de gestor de la presidencia, nos informan que hasta los más avezados reporteros se sorprendieron al enterarse de que existía una regidora de nombre Rosa Isela Gallegos, aun cuando, eso sí, logró sorprender a los asistentes a ciertas comisiones cuando a la edil panista se le ocurrió sugerir que retomaran una propuesta que había hecho "hace siete meses" sobre equidad de género. Como ella, varios ediles han tratado de por lo menos dar fe de que viven y respiran más allá de la nómina. Hasta los faltistas dejaron de lado los justificantes apócrifos para al menos decir "presente". Vaya que el miedo no anda en burro.

******************

Los cambios al interior de la Administración de Marina Vitela, alcaldesa de la alternancia en la hermana república de Gómez Palacio, continúan. Cuentan nuestros subagentes, disfrazados de carrizos revolucionarios, que una nueva pieza se integrará al Ayuntamiento gomezpalatino: se trata del presidente de Canacintra de aquel lado del Nazas, Eduardo Bartheneuf, quien ocuparía la dirección de Desarrollo Económico, aquella que dejó en tiempo récord Juanito Ávalos, todo apunta a que por presiones del vicealcalde Omar Castañeda, para muchos la mano que "mece la cuna"; el cambio se venía fraguando desde hace mucho, ya que don Omar es amigazo del alma de Bartheneuf. Por cierto, el todavía presidente de este organismo empresarial no sometió a consideración del Consejo Directivo del Organismo que Augusto Ávalos Longoria fuera el representante de la Cámara en el Sideapa, lo que le trajo algunos reclamos, pues prácticamente él solito lo palomeó. Recuerde que don Augusto se ha pintado de todos los colores partidistas, así que ahorita se percibe muy afín a la actual presidencia, cosa que no gustó a los industriales. Ante los reclamos, Bartheneuf se fue por lo fácil y dijo que en enero entregará la presidencia de la Cámara y ya no quiere problemas.

Ahora que la 4T gobierna Gómez Palacio, han salido a relucir una que otra travesura que se fraguaba en el Sideapa; por ejemplo, se encontró que existían empleados de la anterior Administración que pasaban 48 horas seguidas en la oficina, y les pagaban horas extras por mayoreo, primero dobles, luego ¡triples! y así sucesivamente. Ejemplares trabajadores que, según esto, no iban a su casa ni a bañarse en dos días, mucho menos dormían, y aunque parezca chiste trillado, era una realidad que se empieza a balconear con nombres propios, montos y números de nómina. Y es que cuentan que el sindicato en tiempos de la alcaldesa Leticia Herrera y del entonces mandamás del Sideapa Adelmo Ruvalcaba tenía a su séquito de más chipilones, incluso permitía que se llevaran los automóviles a sus casas. Como ahora dichos privilegios desaparecieron con la llegada de la "Austeridad Republicana", los sindicalizados amagan con irse a huelga el 20 de diciembre. Entre la larga carta de demandas que el personal de la paramunicipal envió a Santa, piden aumento de 12 por ciento directo a sus salarios, que los reciban con café gourmet todas las mañanas y que les den el beso de las buenas noches antes de ir a dormir, así como más vacaciones, días festivos, subsidios escolares y otras perlitas. La cosa es que René Galindo, el nuevo director, les ofrece solo el 4 por ciento de aumento. Con la Navidad y los aguinaldos a la vuelta de la esquina, esperan que las cosas no se pongan color de hormiga y, para variar, el berrinche del sindicato termine afectando el bolsillo de los ciudadanos.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...