12 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Columnas Social

Personajes en la historia de méxico

José León Robles de la Torre
TORREÓN, COAH., miércoles 13 de noviembre 2019, actualizada 9:35 am


Enlace copiado

SERIE DE ARTÍCULOS DE MI LIBRO CINCO COAHUILENSES, PRESIDENTES DE MÉXICO, CORRESPONDIENDO AL NÚMERO 2 DE LA SERIE, AL GENERAL MELCHOR ECA Y MÚZQUIZ

Múzquiz Gobernador de México, en 1824 el coronel Melchor Múzquiz fue nombrado Gobernador del Estado de México, con cuyo cargo tomó gran empeño para salvar los problemas económicos de esa Entidad, y demostrando su acrisolada honradez pudo salvar el erario estatal, y todavía más, en esos momentos tan difíciles logró dejar en las arcas del tesoro del Estado, cuando abandonó el cargo, la respetable suma -en aquella época era mucho dinero- de $99 mil pesos, en oro.

El 11 de agosto de 1827, por instrucciones del Presidente Victoria, el coronel Múzquiz fue ascendido a General Brigadier y nombrado Comandante General del Estado de México, donde permaneció hasta principios de 1828, en que fue nombrado Comandante Militar de Yucatán; ahí estuvo hasta fines de ese año en que con el mismo alto cargo pasó a Puebla. La asonada de La Acordada seguida del saqueo del Parián, tenían a los miembros del ejército de diversas partes de la República, sumamente descontentos y consideraban que las postrimerías de la Presidencia de Victoria eran de debilidad, y ese era un pretexto para que en Puebla el brigadier Melchor Múzquiz se sublevara contra el gobierno, secundando la inconformidad de Santa Anna en Veracruz, que también sostenía la idea de que fuera reformado el gabinete del Presidente Victoria. Fue a fines de diciembre de 1828, cuando en Puebla, Múzquiz, unido a las fuerzas del General Filisola, ensancharon sus hostilidades contra el Gobierno. Para calmar los ánimos, el Presidente Victoria retiró al General Manuel Gómez Pedraza como Ministro de la Guerra y nombró en su lugar al General José Joaquín de Herrera.

El 10 de diciembre de 1828 las fuerzas unidad de Múzquiz y Filisola habían levantado un acta que contenía los siguientes puntos, que tomo de México a Través de los Siglos.

Primero, que se hiciera saber a la Nación que aquellas tropas juraban desde luego nuevamente obedecer a los Supremos Poderes, siempre que se hallasen en el goce pleno de la absoluta libertad que los legaliza.

Segundo, que considerando sin esta (libertad) al señor Presidente Victoria e interesándose el decoro de la Nación, no menos en lo interior, en contar siempre con una fuerza respetable que sostenga escrupulosamente sus sacrosantos derechos, se haga presente a dicho Presidente, que afortunadamente se halla aquí reunida y pronta a obedecerle, como legítimo jefe de la República...

Tercero, finalmente, que los puntos acordados se impriman y circulen para el conocimiento de toda la Nación...".

"Como no obstante las medidas del gobierno, el General Múzquiz seguía en actitud rebelde, salió el general José Joaquín de Herrera con rumbo a Puebla, a donde no entró, desde luego porque Múzquiz opuso resistencia, por lo que Herrera se situó en San Martín Texmelucan para intimidar al rebelde. El 24 de diciembre de 1828 se reunieron algunos jefes y oficiales con el General Múzquiz, que tenía un ejército de más de dos mil hombres para oponerse a las fuerzas del gobierno, y le hicieron saber que no estaban dispuestos a seguir luchando contra el gobierno y que deseaban unirse a las fuerzas de Herrera. El 7o Regimiento de Infantería y otras secciones que defendían los Fuertes de Loreto y Guadalupe, se negaban a obedecer a Múzquiz, por lo que éste entregó el mando de sus fuerzas a su compañero, el General Filisola; entregándose él al gobierno y pidiendo se le juzgase en Consejo de Guerra.

El documento que publicó dice en parte: Anoche a las once la Fortaleza de Loreto comenzó a hacer fuego de fusil y cañón, lo que me hizo poner sobre las armas, y dentro de poco tiempo supe, aun con duda, que vitoreaban al Señor Guerrero, y habían cogido algunos caudales de la conducta de plata; di, entretanto. algunas disposiciones para defenderme y conservar el orden y al amanecer me hicieron presente los señores jefes y oficiales de la caballería con algunos de la infantería, que no querían dilatar más tiempo la obediencia al Supremo Gobierno, y que no se derramase sangre mexicana, y además mandase la caballería al Sr. General Filisola, ofreciendo que la guarnición conservaría el orden y tranquilidad pública...

Así terminó el año de 1828, pero lo que tenía preocupado al Gobierno en aquellos momentos, era la sucesión presidencial. La convocatoria se había lanzado y los sucesos de la Acordada y del Parián , así como las sublevaciones habían sido el ambiente en que se desenvolvía la contienda política...

...El 4 de diciembre de 1829, el General Melchor Múzquiz, junto con José Antonio Facio, Pablo María Mauliaa, Ignacio Inclán, Juan José Andrade, Pedro Pantoja, Albino Pérez, Jerónimo Cardona, y otros, lanzaron el Plan de Jalapa, que luego fue aprobado por el General Bustamante. Este Plan fue la base que llevó a la Silla Presidencial a Múzquiz...

Próximo capítulo, Múzquiz en la Presidencia...

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...