15 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Autoridad y respeto internacional

JULIO FAESLER
viernes 08 de noviembre 2019, actualizada 7:34 am


Enlace copiado

Es un reto encontrarle el hilo a los acontecimientos que se siguen unos a otros en total confusión. La ferocidad del crimen contra la familia de LeBarón que rebasó lo imaginable es muestra extrema de la inconsciencia inhumana a que puede llegarse cuando se traspasan todas las barreras hasta de la amoralidad. La ineptitud del poder ante la osadía de la delincuencia en Culiacán es otro caso y el hueco que queda con la falta de respuesta de la máxima autoridad ante las afrentas de la anarquía que se adueña de las ciudades son jirones que se desprenden de la descomposición.

El mejoramiento de las condiciones de vida del país depende primordialmente de que usemos con convicción el instrumento electoral que en 2021 estará a nuestra disposición. El llamado a hacer valer el voto es ya antiguo. El que las elecciones del 1997 instalaran la mayoría opositora en la LVII legislatura de la Cámara de Diputados fue el preámbulo del triunfo que luego se dio en el 2000 y así se inició la nueva dimensión política del país. Con los triunfos de la democracia todos ganan. Los partidos que pierden retoman con mayor convicción la bandera de sus principios y propuestas para afinarlas para el siguiente ejercicio electoral y el ganador empieza a experimentar los éxitos y sinsabores del poder.

El año 2019 que está por terminar debe entenderse como el de prueba para el régimen de López Obrador y de su actitud frente a las colosales responsabilidades que él mismo se recetó con sus repulsas a todo lo que le representaban sus antecesores. Ha perseverado en estos meses y ese terco compromiso lo ha estrellado contra las realidades que, aunque él no lo quiera, inevitablemente moldearán su actuación en 2020.

El problema más intenso con que termina este año es la criminalidad violenta, dantesca que se derrama por toda la república y que está planteando complicaciones internacionales. Ni la gravedad en lo nacional, ni su repercusión internacional serán resueltas con la bondadosa consideración que pregona el presidente. La utopía de una sociedad pacífica no se dará jamás en lugar alguno. Solo se podrán pacificar los elementos discordantes y esperemos que en el año 2020 veamos cómo por fin lo tendrá que hacer. Restituir su autoridad perdida será un alivio para todos.

Un mesiánico aterrizado puede dar respuesta y ejemplo de acerada firmeza, de la que no dudamos que AMLO en este caso es capaz, para que ejerza el poder que la Constitución le otorga. López Obrador se ha esforzado por darse a querer, ser amado por el pueblo que siente suyo. Es llegado el momento en que está críticamente obligado a darse a respetar ante todo el pueblo y no solo una parte.

Lo cual nos regresa al drama de Chihuahua y el de la familia LeBarón. La tragedia que incluso cuesta trabajo describir es anticipo del desorden que se extenderá aún más si el triángulo policía-procuración efectiva-sistema judicial no funciona. No solo la ciudadanía desamparada paga el "ganso", sino el país entero que preocupa a sus vecinos que han de ayudar a que solucione sus problemas. Los horrores que nos esperan pueden evitarse. El orgullo del pobre no los va a resolver.

La cabeza de cualquier institución fija el tono, desde la familia hasta todas las entidades que componen una comunidad tan antigua y compleja como México. Ninguna embarcación llega a su destino sin que el capitán haga valer sus órdenes. En el curso de 2019 AMLO no ha sabido combinar afecto con la autoridad presidencial. Andrés Manuel López Obrador no tiene que perder su sentimiento humanista para tomar las riendas y pacificar al país.

El hilo conductor entre la tragedia de la familia mormona y el futuro que nos espera es claro. La cuestión no solo implica nuestra relación con Estados Unidos, sino con otros, especialmente América Latina. En la visita del presidente electo de Argentina se habló de forjar un ambicioso "eje" que una a los dos países. ¿Hoy qué aportaríamos nosotros?

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...