14 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Verdades y rumores

EL AGENTE 007
miércoles 30 de octubre 2019, actualizada 7:24 am

Enlace copiado

Más de quince días han transcurrido desde que Rolando Anaya fue relevado de sus funciones frente a la Dirección de Inspección y Verificación de Torreón, sin que se pueda ver quién es ahora el encargado del despacho municipal, y este vacío de autoridad es aprovechado por una gavilla de empleados sindicalizados que ahora sí sienten cariño por la guardia nocturna con tal de presentarse en todos los negocios que comercializan alcohol y asustar a los encargados con la "estricta aplicación de los reglamentos", con la intención de provocar que se busque negociar un pequeño arreglo económico en lugar de una fuerte sanción administrativa al negocio. Y es que desde hace unos días Antonio López, exjefazo de los inspectores y hoy encargado del despacho, ya tiene trepados a tres empleados sindicalizados (entre ellos una aguerrida funcionaria) que le están diciendo "cómo hacer el trabajo".

Y el primer viernes ignoraron el acuerdo de las autoridades municipales y estatales con la industria restaurantera y de vida nocturna, clausurando dos negocios por estar "abiertos a las 2:07 de la madrugada", por lo que desconocieron el acuerdo respetado desde 2014, donde se brindaban 30 minutos de tolerancia a los dueños de los negocios para el desalojo después de que el reloj marcara las 2:00 horas; esto con el fin de fomentar el comercio y no tener que interrumpir las operaciones a la 1:30 a. m., encendiendo luces, apagando música y enviando cuentas a sus clientes. Este "golpe de timón" que busca dar el flamante inspector López no tiene nada contentos a los restauranteros, quienes ven que en la aplicación de la ley los sindicalizados salieron más "papistas" que el papa.

***

Con el paso de los días los suspirantes que sueñan con ver su nombre en las boletas electorales para competir por la alcaldía de Torreón agudizan sus estrategias. Tal es el caso del expanista y ahora convertido a las filas de Morena Luis Fernando Salazar, quien luego de un largo proceso de Photoshop puso su imagen en varios espectaculares bajo el eslogan de que su corazoncito está en Torreón; esto so pretexto de su primer informe como legislador, que aunque los espectaculares han sorprendido a propios y extraños, más ha sorprendido el hecho de que el diputado 'hooligan' tenga algo que informar, pues su paso por el Congreso ha sido tan gris como desangelado. Nuestros subagentes, disfrazados de cazador de reliquia, nos informan que don Luis Fernando ha logrado piratearles a sus examigos del blanquiazul varias lideresas de diferentes sectores de Torreón, esto con la intención de mostrarle a la cúpula de la 4T que si quieren que algún día Torreón tenga un alcalde de Morena, él es la mejor opción. Claro, lo que ha resultado harto sospechoso es que uno de los principales requisitos para obtener el amor de las lideresas es contar con efectivo para ponerlas a trabajar, lo que ha hecho que muchos, incluyendo varias autoridades oficiosas, se pregunten de dónde saca el legislador lagunero tantos recursos para invertir en espectaculares, ganarse el cariño de las bases que antes obedecían a Acción Nacional, y antes al PRI, por lo que se rumora que conforme pase el tiempo a don Luis Fernando le empezarán a sacar varios trapitos al sol, con la mala intención de que los de la Cuarta Transformación, que tanto odian los temas relacionados con la corrupción, le hagan el feo y terminen decantándose por otro candidato. ¿Será?

***

Como de costumbre, la Comisión Federal de Electricidad confirmó que eso de la importancia del servicio y los usuarios no es más que un discurso del Gobierno federal para decir que ahora las cosas son diferentes, cuando la verdad es que los ciudadanos siguen padeciendo de los mismos males que en los regímenes pasados, como les tocó ayer a los que fueron víctimas de los estragos causados por los apagones intermitentes de la CFE, que afectaron no solo en al sector comercial, sino también a los prestadores de servicios de los Gobiernos estatales y municipales. Nuestros subagentes, disfrazados de transformador descompuesto, nos comentan que algunos miembros de la Canaco presumieron que a ellos la empresa generadora sí les notificó de los cortes que iban a realizar, y les brindó la atención necesaria para que sus aparatos eléctricos no fueran a sufrir averías; sin embargo, llama la atención que la circular no llegó a todos los usuarios, entre ellos los Gobiernos de Coahuila y Torreón, porque el Teleférico vio suspendidos sus viajes, aplicando los protocolos de seguridad para evacuar a sus pasajeros, mientras que el municipio se vio rebasado por el tráfico, ya que ante la falta de información de la empresa federal no se pudo preparar un operativo especial para atender los semáforos. Lo que más causó molestia es que algunos funcionarios municipales que intentaron comunicarse con los jefazos de la comisión en La Laguna fueron ignorados como siempre, con eso de que para los de la CFE ellos son "fifís" y solo atienden llamadas de la capirucha del smog… No cabe duda de que hasta en la función pública existen ciudadanos de primera, segunda y tercera.

***

En el cabildo de la hermana república de Gómez Palacio la fracción que cada vez se divide más es la del casi extinto Partido Revolucionario Institucional, donde los regidores están más preocupados por ver cómo sobreviven para no pasar a vivir en el error que en realizar una verdadera oposición, y mucho menos trabajar por el sufrido pueblo lagunero. Nuestros subagentes, disfrazados de sillas oxidadas, nos comentan que la austeridad de la Cuarta Transformación, que lidera la administración que encabeza la morenista Marina Vitela, no es pareja, al menos en el cabildo, ya que a los ediles priistas Francisco Bardán y Aideé Román los tienen castigados sin los 32 mil pesillos mensuales que tienen destinados para sus "chuchulucos"… Perdón, la gestión social, por lo que incluso ahora hasta imploran para que les reanuden al menos el vale de despensa de 250 pesos por semana que la Administración da a los empleados de confianza. Pero, como dicen algunos, eso de la austeridad republicana no es para todos, pues a otros regidores del tricolor los consienten incluso de más, como a Estrellita Morón, a quien le tienen al día el recurso para su gasolina, su gestión y otras cosillas; o como al regidor Juan Moreno, quien recibe sus cien litrotes de gasolina a la semana, como si fuera a trabajar en tráiler. Los subagentes comentan que la excandidata a la alcaldía Anavel Fernández ya limó sus asperezas con doña Marina, y hoy han retomado los tiempos de cuando eran comadres del viejo régimen tricolor.

Según parece, los juegos mecánicos que operaban en el parque La Esperanza son la actual manzana de la discordia en la Administración de la alcaldesa Marina Vitela. Como recordará, mi estimado lector, estas atracciones, dicen, eran del anterior director municipal de Medio Ambiente, Gustavo Acosta, y fueron clausuradas recientemente por no cumplir con las condiciones de seguridad necesarias para operar, situación que ha aprovechado el nuevo jefazo de Medio Ambiente, Hiram López, pues quiere traer como nuevos operadores a sus amigos de la Alameda de Torreón, cosa que no le ha parecido a doña Marina, quien no quiere juegos ahí, por lo que hay un "estira y afloja" con un tema que dejaba muchísimo dinero con poca supervisión. Por cierto, hablando de la dirección de Medio Ambiente, la regidora del Verde Ecologista, Karla Tello, además de ser la presidenta de la comisión que ve los asuntos de esta dirección, coincidentemente es las esposa de don Hiram, y, según los subagentes, es totalmente afín a la 4T, por eso no se le hace raro a nadie que solo levanta la mano para votar a favor de la Administración en las sesiones de cabildo, así que la oposición en Gómez Palacio es pura simulación. Por cierto, los cada vez más entrometidos integrantes del Tribunal Laboral Burocrático del Estado de Durango han estado pidiendo aclaraciones a la actual Administración de Gómez porque, según ellos, no les queda muy claro el proceso por el cual un pequeño grupo de directores y funcionarios de primer nivel de la pasada administración pasaron a vivir en el acierto, pero desde la dicha de la jubilación, y dicen que los nuevos pensionados tuvieron que hacer una que otra travesurilla para obtener una jugosa remuneración.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...