05 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Mujeres

Diálogo

YAMIL DARWICH
jueves 24 de octubre 2019, actualizada 7:25 am


Enlace copiado

Martha Craven Nussbaum, filósofa estadounidense y profesora de derecho y ética en la Universidad de Chicago, escribió: "La libertad no es solamente una cuestión de tener derechos escritos en papel, sino que exige estar en una posición que permita hacer uso de esos derechos".

El Dr. Tomás del Bosque, catedrático universitario, la cita en una más de sus investigaciones: "Perspectivas de la mujer", que tiene especial valor al realizarla en nuestro medio, estudiando a nuestras ´algodoneras´; buen tema en el mes de concientización contra el cáncer mamario.

El Dr. Tomás Del Bosque, afirma: "El trabajo, logros en la vida, perspectivas a futuro, salud, seguridad personal, situación económica y autonomía, son algunos de los factores que inciden en el grado de satisfacción con la vida que experimentan las mujeres en México, lo que lleva a reflexionar sobre las actuales políticas públicas y los roles que como sociedad hemos construido alrededor de las mujeres, quienes representan a más de la mitad de la población en el país".

Considerando que representan más del 51% de la población de México, señala que debemos analizar sus perspectivas; de paso, darles el reconocimiento que merecen.

Encontró datos interesantes que, con su autorización, quiero compartirle.

Escribe: "aquellas mujeres con niveles mayores de satisfacción con su vida está asociado a estar más satisfechas con su apariencia, salud y perspectivas a futuro, estar satisfechas con su trabajo actual, logros en la vida; estar satisfechas en su vida afectiva y situación económica".

"El estar satisfechas - continúa - con su trabajo actual está asociado a estar satisfechas con su vida social y autonomía, logros personales, vivienda que poseen y seguridad personal".

"El estar satisfecha con su vida familiar, está asociado a su autonomía, tiempo disponible y vida afectiva, la cual está asociada a sus logros en la vida y a su vida social".

Confirmó la realidad conocida, dándole certidumbre a lo afirmado: "aquellas mujeres que deseaban conseguir otro trabajo, está correlacionado a no estar satisfechas con su vida actual (…) ni con sus perspectivas a futuro".

Nuestra sociedad continúa marcando diferencias entre trabajador y trabajadora, inclusive con pagos diferenciados, menosprecio para ellas; ni qué decir en otras condiciones propias del sexo, como el embarazo o los requerimientos de atención familiar. Es sabido que aún hay quienes prefieren no contratarlas o, de plano, marcarles limitaciones laborales como condición previa a su contratación.

Luego confirma otras realidades dolorosas: "las mujeres que desean cambiar de trabajo o tener uno mejor, está asociado a querer pagar o liquidar deudas, a tener más armonía en su familia y a querer más ayuda o colaboración en casa".

"En aquellas mujeres que desean tener compañía o sentir menos soledad, está asociado a querer vivir con menos miedo, ansiedad o temor y a no estar satisfechas con su actual vida familiar, educación y vivienda". Reflejo irrefutable del trato injusto que reciben en el hogar, por la pareja y hasta del resto de sus familiares.

El machismo sigue presente, aunque otros estudios marcan que va en descenso.

"El estar satisfecha con la educación que se tiene, está asociado a la vivienda, vecindario o colonia que habita, a su vida afectiva y a querer mejorar sus condiciones laborales sin cambiar de trabajo".

Nada más lícito que aspirar a la felicidad y es sabido por todos nosotros que también tiene relación directa con el amor que sienten por sus familiares y no solo el anhelo personal de mejor calidad de vida. A mayor educación escolarizada, mayores perspectivas de calidad de vida para ella y sus dependientes.

Igual sucede con sus sentimientos de seguridad social: "Se encontró además que el estar satisfecha con el país en que se vive, está asociado a su percepción de seguridad personal, a sus perspectivas a futuro y al estado de salud con que cuenta". Recuerde que ese sentimiento de satisfacción y hasta felicidad está en relación directa a su pareja e hijos dependientes, al menos en lo emocional y educativo.

En lo considerado como oportunidad de desarrollo humano: "en la muestra, la mayoría de estas mujeres no quisieran tener más años de estudio u obtener un título, ni desear ser más libres o no depender de otros, lo que nos confirma que como sociedad aún hay mucho por hacer".

Quizá el dato tenga relación con nuestra madurez cultural, en un medio urbano y rural medianamente desarrollado.

Termina citando y validando lo escrito por Soto Villalobos E. & Salazar García W.; ellos dicen: "El género es una construcción sociocultural diferenciada sexualmente, mediante la cual se instauran un conjunto de ideas, creencias y atribuciones sociales sobre lo masculino y lo femenino en cada cultura y momento histórico, condicionando comportamientos, funciones, oportunidades, valoraciones y formas de relacionarse entre hombres y mujeres, limitando así la capacidad de acción de los individuos".

¿Qué opina?

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...