21 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Columnas Social

Las palabras tienen la palabra

¡QUÉ SITUACIÓN EMBARAZOSA!

Columna póstuma de Juan Recaredo
TORREÓN, COAH., viernes 11 de octubre 2019, actualizada 8:58 am


Enlace copiado

Nunca olvidaré ese momento: llegué de mi reunión habitual de los martes con los amigos, cuando mi esposa estaba esperándome en la casa, y con una sonrisa -de felicidad combinada con nervios- me dijo: "estoy embarazada".

¡Ay güeeeeey! No, pues sí. Desde ese momento todo cambió para siempre. Empezaron los preparativos, las visitas al doctor, las pláticas y especulaciones de las amigas, de las vecinas… y de las tías, por supuesto. Los consejos, las sugerencias, todo el léxico utilizado en mi casa se volvió en torno al embarazo.

Ya en otras ocasiones he comentado que la palabra embarazo se relaciona con "estorbo" y cuando lo hago, no falta quien me recrimine por hacer tan "desagradable" observación. Bueno, lo que pasa es que la palabra estorbo implica que se trata de algo indeseable y eso ofende a la gente, pero no se trata del bebé en sí. Digamos que un embarazo es un obstáculo porque limita los movimientos de la embarazada debido a que llegará un momento en el que ya no va a poder moverse con la misma agilidad que tenía antes.

Una situación embarazosa es una incómoda, penosa, que resulta estorbosa. Sobre la palabra "embarazar", dice nuestra honorable Academia Española que proviene del portugués embaracar y éste de baraca que significa "lazo" o "cinta", y por eso, la expresión "estar encinta" es estar embarazada. Es en este punto en el que los alocados lingüistas sacan sus espadas y empiezan a pelearse. Algunos dicen que proviene del latín incincta que significa "no ceñida", o sea que no tiene cintura, para acabar pronto. Pero luego otros lingüistas, como el reconocido Corominas, dicen que incincta significa lo contrario, o sea "ceñida", y esta versión va ganando porque demuestra, con evidencias, que la palabra ya era usada por los romanos desde muchos siglos atrás. ¡No se peleen, chicos de la lengua! Cálmense por favor.

Igualmente, me he topado con personas que me dicen que están en contra de que se diga que la mujer "se alivia" cuando da a luz, porque dicen que no estaba enferma. A ellos les digo que el verbo aliviar no sólo significa sanar sino también es "liberar a alguien de un peso", significado que puede aplicarse perfectamente a la mujer recién parida.

Y antes de que me convierta yo un embarazo dentro de este espacio, me despido de usted.

Soy Don Juan Recaredo… compártame sus dudas y comentarios. [email protected], Twitter: @donjuanrecaredo.

ME PREGUNTA:

Alicia Estrada pregunta, sobre el tema del embarazo: "No he tenido la fortuna de convertirme en mamá todavía, pero escuché que una conocida tuvo algunas molestias en el 'puerperio'. ¿En dónde está esa parte del cuerpo?

LE RESPONDO:

Mi querida Alicia, por favor, no se espante. El puerperio no es una parte del cuerpo, es el tiempo que transcurre desde el parto hasta que el cuerpo de la mujer vuelve por completo a la normalidad. Muchos conocen a este período como "cuarentena", porque normalmente son de cuarenta días.

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA:

Ni la ignorancia es falta de talento ni la sabiduría es muestra de genio.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...