12 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Gómez Palacio y Lerdo

En estancias, 10 % aplica apoyo federal

MA. ELENA HOLGUÍN/EL SIGLO DE TORREÓN
GÓMEZ PALACIO, DURANGO, miércoles 09 de octubre 2019, actualizada 8:02 am

Enlace copiado

Es mínima la cantidad de niños y niñas cuyos padres reciben el apoyo económico directamente del Gobierno, que siguen acudiendo a las estancias infantiles, mientras que aquellos jefes de familia que sí recurren a los servicios de estas instituciones, se ven obligados a cubrir las cuotas, que se duplicaron tras la cancelación del programa a inicios de este año.

Actualmente, en una guardería con una población de 60 infantes, son solo seis o siete los que reciben el apoyo gubernamental, mientras que el gran resto corresponde a jefes de familia que necesitan de los servicios de las estancias, pero deben pagar las cuotas cada semana.

En tanto, se desconoce dónde se encuentra la gran mayoría de los menores que forman parte del programa del actual Gobierno federal, aunque las encargadas de estos centros suponen que están bajo el cuidado de algún familiar, pues así fue orientado el nuevo esquema establecido por el Gobierno del presidente, Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con lo que señalaron encargadas de algunas estancias infantiles en Gómez Palacio, los jefes de familia optaron por darle otro uso al dinero que les entregan, mientras que los menores de cero y hasta cuatro años de edad dejaron de recibir la atención integral que necesitan durante la primera infancia y la cual se les daba en dichas estancias.

Y es que estos centros cuentan con personal capacitado y especializado en la atención durante esta etapa de la vida, de manera que los pequeños alcancen el desarrollo acorde a su edad: aprender a caminar al año de vida y a dejar el biberón; hablar a los dos años, entre otras habilidades que van forjando su desarrollo, y cuyos cuidados integrales difícilmente podrán recibir en casa, bajo el cuidado de los abuelos, por ejemplo.

Debido a que las estancias dejaron de recibir el apoyo gubernamental para sus actividades, se vieron obligadas a duplicar las cuotas, pues en algunos casos cobraban 150 pesos semanales y actualmente son 300 o hasta 350 pesos.

Esto, debido a que vieron reducida la población de menores y además, al carecer del apoyo, han tenido que absorber los gastos de operación, de manera que únicamente sobreviven y han dejado de percibir ganancias, como cualquier otro negocio.

AMPARO, SIN RESOLVERSE

Encargadas de unas 20 estancias infantiles se sumaron a la promoción de un amparo colectivo contra la medida interpuesta por el actual Gobierno federal, pero aún no se emite la resolución definitiva.

Es poca la expectativa que las encargadas tienen sobre esta vía de solución, pues en estados como Chihuahua, la Suprema Corte de Justicia de la Nación ya ordenó al Gobierno federal reponer el programa de apoyo a las estancias infantiles, pero el Gobierno federal no ha acatado la instrucción del poder judicial.

El amparo que promovieron las encargadas en la Laguna de Durango, también se encuentra en manos de la SCJN y están a la espera de una resolución definitiva.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...